publicidad

Las 5 urgencias navideñas más peligrosas
Vida Sana

Las 5 urgencias navideñas más peligrosas

¿Una vez al año? El cuidado y prevención es todo el año, ningún exceso o riesgo se justifican con los festejos,

  • INGRID SILVA
  • 23/12/2019
  • 19:17 hrs.

La temperatura medio ambiental, la contaminación por pirotecnia, quemaduras, los excesos en la alimentación, y en el consumo de bebidas alcohólicas, son tan sólo algunos de los factores que hacen de los festejos de Navidad y Año Nuevo una temporada de riesgo y no, no se trata de asustarnos; se trata de prevenir y estar atentos en las recomendaciones de nuestros especialistas, sobre todo cuando ya se tiene el diagnóstico de alguna enfermedad que implica cuidados especiales, por ejemplo, diabetes, hipertensión, entre otras. Te decimos cómo evitar las urgencias navideñas más comunes.

Al respecto, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhortan a la población en general a prevenir accidentes y moderar el consumo de alimentos y bebidas.

Te recomendamos: Las 7 cenas navideñas más baratas de México, según Profeco

Las 5 urgencias navideñas más comunes: ¡más vale prevenir!

En ese sentido, algunas de las urgencias navideñas más frecuentes, son:

1.Problemas digestivos

Como resultado de excesos en la alimentación o la elección y preparación de alimentos altos en azúcares, sal y grasas saturadas que pueden causar: dolor estomacal, náuseas, diarrea, cólico e indigestión.

Recuerda el consumo moderado de alimentos e incluir una mayor porción de frutas y verduras en tu plato.

2.Intoxicación por alcohol

El abuso en el consumo de bebidas alcohólicas puede generar intoxicación, la cual puede tener consecuencias graves y en ocasiones, ser causa de muerte. Todo comienza por el consumo de grandes cantidades del alcohol durante un período corto que afecta la frecuencia cardíaca, la respiración, el reflejo de náuseas, la temperatura corporal y hasta el coma, advierten especialistas de Mayo Clinic.

Los síntomas principales de esta intoxicación, son; vómitos, confusión, convulsiones, respiración lenta e irregular, piel pálida o azulada, temperatura corporal baja y la pérdida de conocimiento. En este caso, la moderación es la estrategia vital de prevención.

3. Hiperglucemia

En ocasiones, las personas con diabetes piensan que los festejos justifican el consumo excesivo de los alimentos: “una vez al año no hace daño”, dicen por ahí, sin embargo, al tratarse de una enfermedad que requiere de un control diario, ninguna circunstancia justifica los excesos, por ello, siempre se deberá consultar días antes con un especialista sobre la selección de alimentos y las cantidades adecuadas para evitar descontrol en los niveles de azúcar.

Por otro lado, es importante pensar que, en las festividades, es más complicado adquirir medicamentos, pues muchos establecimientos dejan de brindar servicio, te sugerimos adquirir tu insulina y medicamentos orales días antes y no olvidarlos.

Los síntomas de hiperglucemia incluyen: visión borrosa, debilidad, cansancio, frecuente necesidad de orinar y sed excesiva. Toma precauciones y evita excederte.

4. Quemaduras

La pirotecnia está prohibida bajo cualquier circunstancia, sin embargo, en algunos casos, no se siguen las advertencias y puede tener consecuencias fatales. También las decoraciones con velas o hasta el uso inadecuado de las series navideñas pueden provocar quemaduras y hasta incendios. Recuerda que, aunque sea una fiesta, nunca deberás perder de vista a los niños.

Evita que los niños se acerquen a fogatas, velas encendedores o utilicen pirotecnia.

5. Alergias

Puedes utilizar cubrebocas o preguntar a tus especialista días antes por algún remedio para alergias adecuado para ti. Las alergias comunes en esta temporada pueden ser a: el árbol de Navidad, al polvo, a las nueces y frutos secos, a la baja temperatura y a la contaminación ambiental.

También te sugerimos: Menú navideño para control de la diabetes

Recuerda que días después de los festejos, suele presentarse alerta por contaminación, evita pirotecnia o hacer fogatas con distintos objetos.

Finalmente, otro de los riesgos es la automedicación, pues al estar en las fiestas y tener algún síntoma leve como dolor de estómago o mareos, todos exponen su “lado médico o nutriólogo” y deciden tomar medicamentos o probar remedios “naturales” sin prescripción alguna, lo cual también puede causar complicaciones.

Ya que tienes considerado lo anterior:

¡Disfruta los festejos con salud y moderación!


publicidad

publicidad

publicidad