publicidad

La sana distancia debería ser de 8 metros: estudio
Vida Sana

La sana distancia debería ser de 8 metros: estudio

Las gotas que expulsa una persona al estornudar pueden alcanzar hasta ocho metros de distancia

  • MELISSA SIERRA
  • 01/04/2020
  • 11:30 hrs.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus se han adoptado distintas medidas de prevención para evitar la propagación del virus. De éstas las más relevantes han sido el aislamiento social y la sana distancia, con las que se busca disminuir el contacto entre la población.

La sana distancia fue aplicada en nuestro país por la Secretaría de Salud, la cual instauró al menos metro y medio como medida de distancia entre personas, sobre todo cuando éstas estuvieran en contacto con otras como en supermercados, transporte público y en la calle.

Esta medida de distanciamiento social ha sido recomendada por otras instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, pues representa una acción vital para evitar el contagio de covid-19.

Sin embargo, un reciente estudio publicado en la revista científica JAMA Network ha apuntado que esta distancia podría no ser suficiente, pues de acuerdo con la investigación, la forma de actuar del SARS-CoV-2 podría necesitar el alejamiento de las personas en ocho metros, especialmente cuando éstas tosen o estornudan.

También lee: ¿Pueden los guantes de látex protegerte contra el covid-19?

 

¿Por qué ocho metros?

La publicación realizada por la especialista Lydia Bourouiba del Instituto Tecnológico de Massachusetts indica que las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias mundiales, en las que establecen una distancia de entre uno y dos metros, podrían estar desactualizadas al basarse en un esquema creado en 1930.

Dicho esquema analiza la propagación de un virus a partir de las gotas expulsadas por una persona infectada al hablar, toser o estornudar. Estas gotas, indica el estudio, son consideradas "grandes", las cuales efectivamente tienen un rango de alcance menor a dos metros.

Sin embargo, Bourouiba menciona que al momento de estornudar o toser también se expulsan gotas microscópicas que son capaces de transmitir los virus como el SARS-CoV-2, y éstas tienen un rango de alcance de hasta 7.8 metros, dependiendo de la fuerza y velocidad de expulsión.

Las gotas "pequeñas" emitidas suelen permanecer en una nube de gas que atrapa el aire ambiental y las transporta. La atmósfera húmeda y cálida de dicha nube permite que las gotas permanezcan mucho más tiempo que las gotas aisladas como las grandes, lo que aumenta su vida útil de segundos a minutos después de ser expulsadas por una persona contagiada.

"Debido al impulso hacia adelante de la nube, las gotas portadoras de patógenos se impulsan mucho más lejos que si se emitieran en forma aislada sin que una nube turbulentas las atrapara y las llevara hacia adelante."


Debido a la presencia de ese tipo de nubes, es que los coronavirus de covid-19 podrían permanecer en el ambiente durante más tiempo y en un distancia de hasta ocho metros, lo que aumenta el riesgo de propagación de la enfermedad.

Prueba de ello es un informe realizado en china donde se encontró la presencia de SARS-CoV-2 causante de la covid-19 en sistemas de ventilación de las habitaciones de pacientes contagiados con coronavirus.

También lee: Pérdida de olfato podría ser síntoma de covid-19: estudio

¿Se debe aumentar el distanciamiento?

La investigación menciona que la actual sana distancia es una medida práctica para evitar la generalización del virus causante de la covid-19, sin embargo, podría ser una medida poco eficiente a que el virus se sigue propagando incluso en ciudades donde se han aplicado medidas de máxima contención de la pandemia.

Dicho esto. se recalca que el riesgo de contagio por gotas pequeñas que contengan coronavirus permanece, siempre y cuando una persona diagnosticada con covid-19 tosa, estornuda o escupa.

Sin embargo, se debe de tener en cuenta especialmente para los profesionales de la salud que mantienen múltiples contactos con personas enfermas de covid-19, los cuales deberían portar equipo seguro para su atención.

"La rápida propagación de covid-19 resalta la necesidad de comprender mejor la dinámica de la transmisión de enfermedades respiratorias al caracterizar mejor las rutas de transmisión, el papel de la fisiología del paciente en su configuración y los mejores enfoques para el control de la fuente..."



publicidad

publicidad

publicidad