publicidad

La relación entre los ritmos biológicos y la obesidad
Vida Sana

La relación entre los ritmos biológicos y la obesidad

La ritmicidad diaria en la conducta y los procesos fisiológicos de los organismos están regulados por el sistema circadiano

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 12/10/2019
  • 13:49 hrs.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la obesidad como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para el bienestar de las personas y señala que desde 1975, se ha casi triplicado en todo el mundo, siendo en 2016 más de 340 millones los niños y adolescentes que tenían este padecimiento.

Sus causas, menciona el organismo, son un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa y un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

Nuestro país no está exento de este problema. De acuerdo con la UNICEF, 1 de cada 20 niñas y niños menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso, lo que coloca a México entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial. Este problema se presenta más a menudo en los estados del norte y en comunidades urbanas.

Sumado a la mala alimentación y la vida sedentaria, la perturbación de los ritmos biológicos también causa obesidad, señaló Lucía Mendoza Viveros, especialista en Biología Celular y de Sistemas de la Universidad de Toronto.

La ritmicidad diaria en la conducta y los procesos fisiológicos de los organismos, explica la experta, están regulados por el sistema circadiano, que es una adaptación evolutiva de los organismos al ciclo de 24 horas de luz y oscuridad.

Así, la falta de sincronía entre los estímulos ambientales o externos y el reloj interno de las células impacta en la salud, tal es el caso de las deficiencias en las respuestas metabólicas, la propensión a la obesidad y el síndrome metabólico.

Puedes leer: Gente con obesidad es más propensa a perder la memoria



¿Qué son los relojes circadianos?

El National Institute of General Medical Sciences detalla que los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario, y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo. Estos se encuentran en la mayoría de los seres vivos, incluidos los animales, las plantas y muchos microbios diminutos.

Dicho sitio web informa que los relojes biológicos y los ritmos circadianos no son lo mismo, pero que están relacionados. En el caso de los relojes biológicos, se trata de los dispositivos de tiempo innato de un organismo. Se componen de moléculas específicas (proteínas) que interactúan en las células de todo el cuerpo.

"Los relojes biológicos se encuentran en casi todos los tejidos y los órganos. Los investigadores han identificado genes parecidos en personas, moscas de la fruta, ratones, hongos y muchos otros organismos que son responsables de producir los componentes del reloj.

(...)

El reloj principal en el cerebro coordina todos los relojes biológicos de un ser viviente al mantenerlos sincronizados. En los animales vertebrados, incluidos los seres humanos, el reloj principal es un grupo de aproximadamente 20.000 neuronas que forman una estructura llamada núcleo supraquiasmático o NSQ. El NSQ está ubicado en una parte del cerebro llamada hipotálamo y recibe información directa de los ojos", indica el instituto.

Un ejemplo de la relación entre la obesidad y los ritmos biológicos, refirió Mendoza Viveros, es que cuando ocurre una interrupción crónica de los ciclos de sueño-vigilia en los humanos disminuye la tolerancia a la glucosa y la respuesta a la insulina.

"Si se presentan deficiencias en la capacidad del reloj circadiano para coordinar las variaciones fisiológicas del organismo se comienza a perder eficiencia en las funciones biológicas en su interacción con el ambiente cíclico. La función adecuada en el momento preciso ahorra energía si se hacen eficientes las partes que intervienen.

Fuera del núcleo supraquiasmático, la mayoría de los tejidos y órganos funcionan como osciladores periféricos, sin embargo, en ausencia de éste pierden sincronía y sus oscilaciones se debilitan. El trabajo de un director de orquesta que mantiene una buena comunicación con los músicos de la orquesta es un ejemplo equivalente. La adecuada relación entre un director y los músicos da lugar a la buena ejecución de una sinfonía, por el contrario, la organización arrítmica produce un resultado disonante.

(...)

La disfuncionalidad del reloj biológico para el control de funciones fisiológicas, para la regulación del metabolismo, se ha ligado al hecho de que en personas obesas o con sobrepeso hay problemas de insomnio en la noche y somnolencia durante el día, lo que ocasiona que su desempeño diario se vea afectado", explican Manuel Miranda Anaya y Vania Patricia Carmona Alcocer en su texto "La obesidad y la regulación del reloj circadiano" publicado en la revista de cultura científica de la Facultad de Ciencias de la UNAM.

 

 

También te puede interesar: ¿Qué tratamiento debe recibir un niño con obesidad o sobrepeso?

A través del proyecto “Relojes hipotalámicos en el control central del metabolismo”, la doctora Viveros busca otras respuestas sobre cuáles son los mecanismos por los que la maquinaria del reloj principal, ubicado en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo, regula la ritmicidad en la función metabólica y cómo afecta la alimentación alta en grasas a estos relojes hipotalámicos y por ende a la integración y respuesta a estímulos nutricionales.

“La relevancia de este proyecto radica en que puede contribuir a establecer, en un modelo animal, cómo se relacionan los relojes biológicos del hipotálamo con el metabolismo”, señala la especialista.

De ser así, en un futuro, se podrá analizar el cambio en el funcionamiento de los órganos periféricos a lo largo del día en distintas condiciones de alimentación, así como cuáles genes o moléculas están cambiando su función, apuntó.


Con información de OMS, UNICEF, National Institute of General Medical Sciences, revista de cultura científica de la Facultad de Ciencias de la UNAM, Notimex


publicidad

publicidad

publicidad