publicidad

La importancia del braille en tiempos de pandemia
Vida Sana

La importancia del braille en tiempos de pandemia

Foto en portada: pixabay.com

La ONU menciona que la pandemia de covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia de producir información esencial en formatos accesibles como el braille.

De acuerdo con la Cámara de Diputados de México, nuestro país se encuentra entre las 20 naciones con mayor número de personas afectadas por la discapacidad visual, una condición que impacta en su independencia y aislamiento social.

Solo en México hay 2 millones 237 mil personas con deficiencia visual y más de 415 mil 800 personas con ceguera, estima la Sociedad Mexicana de Oftalmología.

Dichas personas corren un mayor riesgo de contagiarse debido a la falta de acceso a los documentos visuales y medidas de prevención, por lo que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) menciona que se debe producir más información en formatos accesibles como el braille o los audios.

Cada 4 de enero se conmemora el Día Mundial del Braille, una fecha que tiene como fin concientizar sobre la importancia del braille como un medio de comunicación que permita la plena realización de los derechos humanos de las personas ciegas y con deficiencia visual.

Puedes leer: 5 datos que debes saber sobre el braille

“El coronavirus ha revelado la necesidad de intensificar las actividades relacionadas con la accesibilidad”

La comunicación y la información son un derecho que tienen todas las personas, por lo que la Unión Mundial de Ciegos recuerda que el Artículo 21 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU obliga a sus estados miembros a que garanticen que la información que es destinada al público en general sea difundida en formatos accesibles para ellos. En el caso de las personas con discapacidad visual, el braille y los formatos de audio.

¿Qué es el braille?

La ONU define el braille como un medio táctil de símbolos alfabéticos y numéricos que usa seis puntos para representar cada número y letra.

El braille no es un idioma como tal, sino un código con el que se puede leer y escribir. En este sentido, la American Foundation for the Blind explica que los símbolos del braille están formados dentro de espacios conocidos como “celdas braille”.

“Una celda braille completa consta de seis puntos en relieve dispuestos en dos filas paralelas, cada una de las cuales tiene tres puntos. Las posiciones de los puntos se identifican con números del uno al seis. Son posibles sesenta y cuatro combinaciones usando uno o más de estos seis puntos”, explica esta fundación que añade que se puede usar solo una celda para representar un número, un signo de puntuación, una letra del alfabeto o hasta una palabra completa.

También te puede interesar: Personas con discapacidad visual pueden evitar contagios de covid-19

La discapacidad visual afecta todos los ámbitos de la vida:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indica que los educadores y los gobiernos tienen la creencia de que los libros electrónicos, lectores de pantalla y audiolibros pueden reemplazar al braille, por lo que existe un menor apoyo para la enseñanza el uso y las inversiones en el sistema braille.

“De acuerdo con la OMS aproximadamente 1300 millones de personas en el planeta sufren algún tipo de discapacidad visual, haciendo que sea más probable que tengan peor salud, vivan en la pobreza y se encuentren desfavorecidos para acceder al empleo y la educación”: CNDH

¿Cuál es la importancia del braille en la pandemia?

La ONU menciona que es importante el tema de la inclusión de las personas con discapacidad visual, por lo que se necesitan intensificar todas las actividades relacionadas con la accesibilidad online para garantizar la inclusión de todas las personas con este padecimiento en el ámbito digital.

El problema radica en que muchas veces las personas no las quieren y las hacen a un lado debido a su condición.

“Las personas con discapacidad tienen más probabilidades de estar expuestas a violencia, abandono, abuso y vivir en la pobreza y están entre los grupos que más son marginados de cualquier comunidad que se ve afectada por una crisis, pero no solo en un escenario así: Incluso en circunstancias normales, tienen menos probabilidades de acceder a la educación, el empleo, la atención sanitaria y de participar en actividades de la comunidad”, lamenta la ONU.

Una persona sin discapacidad visual podría no entender el braille y no darle importancia, pero para algunas personas, representa la manera que tienen de estar en contacto con el mundo. En una época como la pandemia en la que es fundamental estar informados, el que les quiten ese código de información representaría un riesgo mayor de contagio.


publicidad

publicidad

publicidad