publicidad

La enfermedad que causó 7 derrames cerebrales en un joven
Vida Sana

La enfermedad que causó 7 derrames cerebrales en un joven

Un joven de solo 22 años de edad ha sufrido 7 derrames cerebrales a lo largo de su vida debido a que padece anemia falciforme desde que nació

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 22/10/2019
  • 12:00 hrs.

Daniel Nwosu, un joven de solo 22 años sufre una rara enfermedad que le ha causado a lo largo de su vida siete derrames cerebrales. Se trata de la anemia de células falciformes o anemia falciforme, una condición médica severa y crónica que afecta la circulación de la sangre.

Conoce todo sobre esta enfermedad y por qué puede ser tan peligrosa en personas jóvenes.

Enfermedad que causa derrames cerebrales

La National Heart, Lung and Blood Institute indica que la anemia de células falciformes, también conocida como enfermedad de la hemoglobina, es un grupo de trastornos hereditarios de los glóbulos rojos.

Quienes padecen esta enfermedad tienen una proteína anormal en sus glóbulos rojos y suele ser más común en personas con ascendencia africana o hispana.

Daniel, un joven de solo 22 años padece esta enfermedad desde que nació y como consecuencia ha sufrido severos derrames cerebrales que, entre otras secuelas, le dejaron el lado izquierdo de su cuerpo paralizado durante parte de su infancia.

"El primero lo tuve a los 6 años, pero tuve que decirle a mis amigos que había sufrido un accidente de tránsito. Ellos nunca supieron qué era lo que me pasaba", relata el joven en una entrevista a la BBC.

Según el Servicio Británico de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), la anemia de células falciformes es una condición genética que afecta la forma de los glóbulos rojos y que puede causar serios taponamientos en el sistema circulatorio del cuerpo humano.

>>TAMBIÉN LEE: Tronarse muy fuerte el cuello podría causar derrame cerebral 

Debido a ello, Daniel ha tenido que someterse a diversas transfusiones de sangre cada seis semanas.

El joven relata que debido a la enfermedad, durante los primeros años de su vida tuvo una niñez normal pero de pronto, todo cambió cuando sufrió su primer derrame cerebral.

"Tuve varios sangrados internos en el cerebro en ese tiempo y tuvieron que hacerme una transfusión de sangre urgente. Recibí una transfusión como de cinco litros de sangre esa vez", cuenta Daniel.

Fue diagnosticado por anemia de células falciformes y desde entonces, sufrió más derrames cerebrales a lo largo de su vida, con un total de 7.

"Desde que tuve el primer derrame, he sufrido 6 más que me dejaron el lado izquierdo paralizado. Tuve que hacer mucha fisioterapia para salir adelante, hacer muchos ejercicios hasta lograr dejar de utilizar una silla de ruedas y tener una vida normal", dice el joven.

Anemia de células falciformes, ¿cómo reconocerla?

Esta enfermedad es un trastorno que no se cura, porque surge por un gen defectuoso que afecta la forma en que se desarrollan los glóbulos rojos.

Quienes nacen con este padecimiento tienen más riesgo de contraer infecciones graves o pueden volverse anémicos, lo que ocurre cuando los glóbulos no transportan suficiente oxígeno al organismo.

Para controlar este trastorno, los pacientes deben recibir transfusiones de sangre de forma regular, generalmente cada tres o cuatro semanas.

Se estima que en el mundo hay unos 20 millones de personas con esta condición.

¿Cómo reconocerla? Los primeros síntomas de anemia falciforme incluyen:

Hinchazón de manos y pies

Fatiga o cansancio extremo

Color amarillento de la piel y los ojos (ictericia)

Con el tiempo, la enfermedad puede causar complicaciones como infecciones, derrames cerebrales, retraso en el crecimiento y crisis de dolor.

A lo largo de la vida, las personas con anemia falciforme pueden sufrir daños en el bazo, el cerebro, los ojos, los pulmones, el hígado, corazón, riñones, pene, articulaciones, huesos y piel.

Un trasplante de médula ósea es actualmente la única cura para este tipo de anemia pero solo un pequeño número de personas que lo padece son aptas para recibir este trasplante.

>>SIGUE LEYENDO: ¿Qué significa tener saltadas las venas de las manos? 


publicidad

publicidad

publicidad