publicidad

La cuarentena puede provocar traumas a largo plazo
Vida Sana

La cuarentena puede provocar traumas a largo plazo

Los efecto psicológicos de vivir una pandemia podrían afectar a la sociedad hasta por tres años

  • MELISSA SIERRA
  • 13/04/2020
  • 15:42 hrs.

La pandemia de covid-19 ha provocado que un gran número de naciones adopten el distanciamiento social como una medida de mitigar la propagación del virus. Hay países que incluso han impuesto el confinamiento como una acción obligatoria ante la creciente tasa de contagio de coronavirus.

Estas medidas han provocado que millones de personas permanezcan en sus hogares sin la posibilidad de salir a menos que sea absolutamente necesario, y con la creciente preocupación de cuánto tiempo permanecerán las ciudades en aislamiento.

La cuarentena, de acuerdo con especialistas, puede impactar negativamente a la mayoría de las personas que la padecen, pues al provocar un cambio abrupto de las rutinas diarias conlleva un choque psicológico que, incluso, puede derivar en un trauma.

Un análisis publicado en The Lancet, que se encargó de revisar los efectos psicológicos de diferentes epidemias como el SARS, MERS, ébola y la influenza AH1N1, determinó que el sentimiento de pérdida provocado por la necesidad de una cuarentena puede afectar gravemente la salud mental.

Los efectos psicológicos más comunes del confinamiento incluyen síntomas de estrés postraumático, confusión y enojo, los cuales pueden manifestarse en mayor o menor medidas dependiendo de la duración de la cuarentena, y de las condiciones en que se realizó, como el lugar y la compañía.

Los factores que influyen en la aparición de dichos efectos psicológicos son el miedo de infección, frustración, aburrimiento, falta de suministros, información inadecuada, pérdidas financieras y estigma social.

También lee: Nuevo coronavirus es 10 veces más mortal que la gripe

Los efectos de la pandemia en la salud mental

Durante la pandemia pueden surgir cambios en el comportamiento derivados de los cambios en la rutina, además de la imposibilidad de salir y la pérdida de libertad de reunión con familiares o amigos.

La depresión, ansiedad y el estrés son sentimientos comunes durante el tiempo de confinamiento, pues existe un sentimiento de encierro y falta de libertad, sin embargo, de acuerdo con este análisis los efectos mentales después de la cuarentena pueden ser incluso más severos, pues podrían definirse como traumas a largo plazo.

Se informó que, en general, los síntomas psicológicos más comunes para poblaciones después de la pandemia fueron: disturbio emocional, depresión, estrés, bajo estado de ánimo, irritabilidad, insomnio, síntomas de estrés postraumático, enfado y agotamiento emocional.

En los profesionales de la salud el trauma psicológico suele ser más severo, pues estos reportaron agotamiento, desapego, ansiedad al tratar pacientes febriles, irritabilidad, insomnio, poca concentración e indecisión, deterioro del desempeño laboral y consideración de renuncia. Esto síntomas postraumáticos permanecieron en ellos incluso tres años después de terminada la cuarentena.

El impacto psicológico aumenta conforme dura la pandemia, pues se reportó una salud mental más baja, específicamente mayores conductas de enojo y aislamiento, en cuarentenas que duraron más de 10 días.

También lee: ¿Cómo distinguir si es alergia o coronavirus?

Factores estresantes después de la cuarentena

El impacto en la salud mental de vivir una cuarentena pueden manifestarse desde el momento en que ésta inicia, sobre todo si hay incertidumbre de cómo y cuándo terminará. Sin embargo, también se ha diagnosticado que el estrés psicológico aumenta ya que el confinamiento ha terminado.

Los principales factores que afecta la calidad mental después de vivir una cuarentena son las finanzas y el estigma.

Una pandemia de salud provoca que miles de personas no puedan trabajar debido a las medidas sanitarias instauradas para la contención del virus, lo que provoca grandes pérdidas financieras para las familias.

Esto provoca que síntomas psicológicos como la ira y la ansiedad aumenten, incluso a el doble en comparación con las personas que no sufren afectaciones económicas. La regularización de la economía suele ser lenta, por lo que los afectados sufren de trastornos psicológicos por grandes temporadas.

Por otro lado, el estigma social suele afectar a ciertos grupos de la población como los profesionales de la salud que trabajaron durante la pandemia, a casos sospechosos de la enfermedad, y sobre todo a casos positivos.

La desinformación puede llevar a una discriminación de las personas que vivieron de cerca el brote infeccioso, pues surge la duda de si podrá reactivarse o reiniciarse la cuarentena.

"El impacto psicológico de la cuarentena es amplio, sustancial y puede ser duradero. Esto no sugiere que la cuarentena no deba usarse; Los efectos psicológicos de no usar cuarentena y permitir que la enfermedad de propague podrían ser peores."


publicidad

publicidad

publicidad