publicidad

Joven desarrolla raro cáncer de piel tras morderse las uñas
Vida Sana

Joven desarrolla raro cáncer de piel tras morderse las uñas

Courtney acudió al hospital tras detectar una grave lesión en uno de sus dedos por morderse las uñas, lo que fue un factor para desarrollar cáncer de piel

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 25/09/2019
  • 13:17 hrs.

Courtney Whithorn, una joven universitaria de solo 20 años nunca se imaginó que un hábito tan aparentemente inofensivo como morderse las uñas (onicofagia), podría causarle un raro tipo de cáncer de piel que la llevó a perder completamente su dedo pulgar.

Anteriormente se creía que morderse las uñas solo hacía lucir uñas poco estéticas, sin embargo, cada vez hay más evidencia médica que afirma que puede tener serias consecuencias en la salud.

Cáncer de piel por morderse las uñas

De acuerdo con Daily Mail, la joven de solo 20 años tenía el mal hábito de morderse las uñas constantemente, debido a que sufría bullying e intimidaciones en la escuela, pero su preocupación comenzó cuando notó que había arrancado totalmente la uña del pulgar de su mano derecha.

Sus mordiscos eran tan intensos y frecuentes que se arrancó toda la uña y luego su dedo empezó a ponerse negro.

Ocultó a sus amigos y familiares la lesión en su dedo pero el traumatismo era tal, que tuvo que acudir al hospital.

Tras examinarla y hacer una biopsa, los médicos llegaron a la conclusión de que la joven estaba desarrollando un raro tipo de cáncer de piel llamado melanoma subungueal lentiginoso acral.

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. este tipo de cáncer es la forma menos común de melanoma, generalmente ocurre en las palmas de las manos, las plantas de los pies o debajo de las uñas.  

"Hicieron pruebas y me dijeron que era un melanoma maligno que era muy raro tener ahí, especialmente para alguien de mi edad y de ese tamaño", relató la joven.

Courtney necesitó varias cirugías para que le extrajeran toda la uña, sin embargo, los médicos se dieron cuenta de que no se había solucionado el problema, por lo que tuvieron que amputarle todo el pulgar afectado.

"Tuve un ataque de pánico cuando leí la palabra ´amputación´ y salí corriendo, no podía respirar", recuerda.

Los médicos hicieron todo lo posible por no tener que hacer la amputación y trataron de remover las células cancerígenas a través de una nueva cirugía, pero ese último procedimiento confirmo que la única solución era la amputación del dedo.

>>TAMBIÉN LEE: Uñas quebradizas y débiles, primer señal de osteoporosis

Análisis de dos ganglios linfáticos confirmaron que el cáncer estaba empezando a expandirse, por lo que había que actuar pronto.

Su médico le dijo que su cáncer se originó por morderse las uñas, pero otros expertos como el Dr. Nis Sheth, portavoz de la Fundación Británica de la Piel, señalan que no pudo haber sido la única razón y que probablemente influyeron otros factores.

Por lo pronto, Courtney quiere hacer consciencia sobre el riesgo de morderse las uñas, especialmente porque existe una gran cantidad personas, incluyendo niños, que tiene este mal hábito.

Consecuencias de morderse las uñas

De acuerdo a la doctora Lourdes Navarro Campoamor, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), subraya en un artículo publicado en Infosalus que el hábito de morderse las uñas tiene seis consecuencias principales en la salud:

Cambios en la morfología de la uña, como uñas de menor tamaño, acortadas o de superficie rugosa

Alteraciones en la coloración que se manifiestas con zonas oscuras e incluso áreas de hemorragia

Inflamación de la piel que rodea la uña

Infección en la zona por bacterias, hongos y  virus

Daños en las encías y dientes

Aumento de enterobacterias en la flora bacteriana de la boca

Por su parte, Carlos Fernando Ramírez Aboites, coordinador de Hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), delegación Estado de Mexico Oriente, advierte que morderse las uñas puede provocar traslado de bacterias, padecimientos digestivos y hasta sepsis, una infección potencialmente mortal.

Morderse las uñas puede volverse una adicción que lleva a que quienes lo padecen incluso se comen la piel que rodea las uñas.

Para superarlo, se recomienda poner productos sobre la uña con sabor amargo para evitar el contacto de la boca, también el vendaje de los dedos o recibir tratamientos conductuales.

>>SIGUE LEYENDO: Problemas de salud ocultos tras los granitos en brazos 


publicidad

publicidad

publicidad