publicidad

Inyección de insulina puede endurecer y engrosar la piel
Vida Sana

Inyección de insulina puede endurecer y engrosar la piel

¿En qué zona de tu cuerpo aplicas la insulina?

  • Ingrid Consuelo Silva Palma
  • 09/05/2019
  • 18:58 hrs.

El uso de insulina es parte fundamental del tratamiento de la diabetes. De acuerdo con la Fundación para la Diabetes (FD), la insulina debe ser inyectada en la grasa que está debajo de la piel y no en el músculo.





Los sitios recomendados para la inyección de insulina son los muslos, nalgas, brazos y abdomen.





Sin embargo, es importante la rotación de los sitios de inyección para evitar la lipodistrofia. La lipodistrofia puede causar mal funcionamiento de la insulina suministrada.





Te recomendamos: En 2025 México ocupará el 7º lugar mundial de diabetes





Lipodistrofia: el peligro de inyectar la insulina de forma inadecuada





La lipodistrofia es una acumulación o pérdida de tejido adiposo (grasa), que altera la distribución de la grasa corporal. Las causas principales de lipodistrofia son la genética y la administración inadecuada de insulina.





Respecto a la administración inadecuada de insulina, existen dos prácticas comunes que generarían lipodistrofia:





1.Aplicación. Inyectar la insulina siempre en la misma zona o parte del cuerpo.









2.Inyección. Reutilizar la aguja.





Hay que aclarar que ninguna aguja para uso sanitario es reutilizable y en el caso de la aguja de la inyección de insulina, tampoco lo es; reutilizar la aguja incrementa el riesgo de lipodistrofia.





Para detectar este endurecimiento del tejido adiposo debe pasar tiempo y la manera más común de detectarla es examinar la zona habitual de inyección de insulina.





¿Cómo luce la lipodistrofia? Se identifica como hinchazón, rojez, y engrosamiento de la piel con forma de líneas o bolitas.





También te sugerimos: Las mejores plantas para tratar la diabetes





¡No en la misma zona! Las cuatro zonas básicas en las que se inyecta la insulina, son: muslos, abdomen, glúteos y brazos. Para evitar riesgos, se sugiere comenzar con la rotación de las áreas de inyección.





Finalmente, después de haber retirado la aguja se deberá evitar frotar la piel.


publicidad

publicidad

publicidad