publicidad

Vida Sana

Influenza

  • 30/06/2016
  • 19:48 hrs.

Definición


Es una infección contagiosa de la nariz, la garganta y los pulmones causada por el virus de la gripe.




Causas


En climas templados, la gripe de tipo A generalmente llega a finales del invierno y comienzos de la primavera, mientras que la gripe de tipo B puede aparecer en cualquier momento del año.


La forma más común de contraer la gripe es inhalando gotitas provenientes de la tos y los estornudos. Con menos frecuencia, se propaga cuando uno toca una superficie, como el mango de un grifo o un teléfono en que está el virus, y luego se toca la boca, la nariz o los ojos.


Los síntomas aparecen de 1 a 7 días más tarde (por lo general en cuestión de 2 o 3 días). Dado que la gripe se transmite a través del aire y es muy contagiosa, a menudo irrumpe repentinamente en una comunidad, causando una epidemia. Esto provoca mucho ausentismo laboral y escolar. Muchos estudiantes se enferman en cuestión de 2 ó 3 semanas después de la llegada de la gripe a la escuela.


Decenas de millones de personas en los Estados Unidos contraen la gripe cada año. La mayoría mejora en una o dos semanas, pero miles se enferman tanto que deben ser hospitalizadas. Cerca de 36,000 personas mueren cada año debido a complicaciones de la gripe.


A veces, las personas confunden resfriado y gripe, enfermedades que comparten algunos de los mismos síntomas y normalmente se presentan en la misma época del año. Sin embargo, las dos son muy diferentes. La mayoría de las personas sufre resfriados varias veces al año y gripe sólo una vez en varios años.


Las personas a menudo utilizan el término "gripe estomacal" para describir una enfermedad viral en que los vómitos y la diarrea son los síntomas principales. Esto es incorrecto, ya que el virus de la gripe no causa síntomas estomacales. Las infecciones gripales son en su mayoría infecciones respiratorias.




Síntomas


La gripe generalmente comienza de manera abrupta, con fiebre entre 102º y 106º F (39º y 41º C). (Un adulto normalmente tiene una fiebre más baja que un niño.) La fiebre por lo regular dura 1 ó 2 días, pero puede durar hasta 5 días.


Otros síntomas comunes incluyen:



En algún punto entre el segundo y el cuarto día de la enfermedad, los síntomas de "todo el cuerpo" comienzan a desaparecer y los síntomas respiratorios comienzan a incrementarse.


El más sobresaliente de los síntomas respiratorios generalmente es una tos seca. La mayoría de las personas también padece dolor de garganta y de cabeza. Son comunes la secreción nasal (rinorrea) y los estornudos.


Estos síntomas (a excepción de la tos) por lo regular desaparecen al cabo de 4 a 7 días. A veces, la fiebre regresa. La tos y el cansancio generalmente duran semanas después de terminado el resto de la enfermedad.


Otros síntomas pueden incluir:



  • Inapetencia

  • Rigidez y dolores musculares

  • Congestión nasal

  • Sudoración

  • Empeoramiento de la enfermedad subyacente, como asma o insuficiencia cardíaca


Pruebas y exámenes


La evaluación de un individuo con síntomas de gripe debe incluir un examen físico completo y una radiografía de tórax en casos en los cuales se sospecha neumonía.


Asimismo, se pueden necesitar estudios sanguíneos adicionales, los cuales pueden incluir un conteo sanguíneo completo, hemocultivos y cultivos de esputo.


El método más común para diagnosticar la gripe es una prueba de detección de antígenos, que se realiza en muestras de secreciones de nariz y garganta, y luego se envía una muestra al laboratorio para el análisis.


Los resultados de estas pruebas se pueden obtener rápidamente y pueden ayudar a determinar si es apropiado realizar un tratamiento específico; sin embargo, el diagnóstico a menudo se puede hacer simplemente identificando los síntomas sin necesidad de pruebas posteriores.




 

Influenza

 

 

 

Tratamiento


Si usted tiene una enfermedad leve y no está en alto riesgo, tome estas medidas:



  • Descanse

  • Tome medicamentos para aliviar los síntomas y ayudarlo a descansar

  • Tome mucho líquido

  • Evite el ácido acetilsalicílico (aspirin), especialmente adolescentes y niños

  • Evite el consumo de tabaco y alcohol

  • Evite los antibióticos (a menos que sean necesarios para otra enfermedad)


La mayoría de las personas que contraigan la gripe estacional probablemente se recuperarán sin necesidad de atención médica. Sin embargo, los médicos pueden prescribir fármacos antivirales para tratar a las personas que resulten muy enfermas de gripe o que estén en alto riesgo de complicaciones a causa de ésta. Pregúntele al médico si usted está en alto riesgo cuando le apliquen la vacuna antigripal.


El beneficio principal de los antivirales es que pueden acortar la duración de los síntomas en aproximadamente un día, pero sólo si usted empieza a tomar el medicamento dentro de las 48 horas posteriores al comienzo de dichos síntomas.


Si usted necesita tratamiento, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos recomiendan que el médico le recete zanamivir (Relenza) u osteltamivir (Tamiflu).


Los niños que estén en riesgo de padecer un caso grave de gripe también deben ponerse en contacto con el médico para recibir antivirales.




Pronóstico


Cualquier persona a cualquier edad puede sufrir complicaciones graves de la gripe, pero los que tienen mayor riesgo son, entre otros:



  • Personas mayores de 50 años

  • Niños entre 6 meses y 2 años de edad

  • Mujeres con más de 3 meses de embarazo durante la temporada gripal

  • Cualquier persona que viva en un centro de tratamiento a largo plazo

  • Cualquier persona que padezca enfermedad cardíaca, pulmonar o renal crónicas, diabetes o que tenga un sistema inmunitario debilitado


En la mayoría de los individuos que por lo demás estén sanos, la gripe desaparecerá en cuestión de 7 a 10 días.




Posibles complicaciones


Las posibles complicaciones, especialmente para las personas vulnerables, incluyen:





Cuándo contactar a un profesional médico


Consulte con el médico si alguien en la categoría de alto riesgo presenta síntomas de gripe o si su enfermedad parece ser grave.





 



 


Se recomienda una vacuna anual para niños mayores de 6 meses, adolescentes y adultos.


La vacuna está disponible como inyección contra la gripe o una vacuna antigripal de tipo aerosol nasal.


Para obtener recomendaciones específicas, ver el artículo vacuna antigripal.


 


 


Actualizado el 28 de agosto de 2010


Fuente: http://www.nlm.nih.gov


publicidad

publicidad

publicidad