publicidad

¿Inflamación abdominal? Podría ser cáncer de ovario
Cáncer de la mujer

¿Inflamación abdominal? Podría ser cáncer de ovario

Por sus síntomas, se confunde con otras enfermedades y el diagnóstico se retrasa

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 03/07/2019
  • 17:26 hrs.

El cáncer de ovario es una enfermedad silenciosa y letal que actualmente se posiciona como el tercer tipo de cáncer más frecuente en México. Por sus síntomas, no se diagnostica oportunamente y la enfermedad avanza rápidamente.

Por ello, en el marco del Día Mundial del Cáncer de Ovario, te decimos los síntomas y factores de riesgo que podrían indicar el desarrollo de esta enfermedad.

Cáncer de ovario, ¿por qué es tan letal?

De acuerdo al Dr. Carlos Leal, ginecólogo especialista en cirugía laparoscópica, el cáncer de ovario surge cuando hay un crecimiento anormal de los tejidos y células del ovario en la mujer.

El subtipo denominado epitelial, que se origina en las células que cubren la superficie externa del ovario, es el más común y se estima que de 90 a 96% de todos los casos lo padecen.

Esta enfermedad es el tercer cáncer más frecuente en México y las mujeres de entre 50 y 60 años lo padecen con más frecuencia, sin embargo, eso no significa que no puede afectar a jovencitas.




Cualquier mujer puede padecerlo, por lo que reconocer cuando algo anda mal con esta parte del cuerpo es el primer paso para prevenir complicaciones.

Al respecto, el Dr. Leal dijo en entrevista para SUMÉDICO, que el cáncer de ovario no tiene síntomas específicos en la mayoría de los casos, por lo que suele diagnosticarse en etapas avanzadas, en etapa III y IV.

No obstante, hay algunas molestias que podrían alertar a las mujeres.

Según el experto, estos son los síntomas que podrían levantar la sospecha de un cáncer de ovario:

Aumento en el volumen del abdomen

Inflamación abdominal constante

Problemas digestivos, especialmente estreñimiento

Dolor abdominal



Los pacientes e incluso los propios médicos suelen confundir los síntomas con los de otras enfermedades como colitis, lo que los lleva a tomar tratamientos inadecuados y a retrasar el diagnostico.

Sin embargo, si estas molestias se presentan en la mujer de manera constante, por lo menos 12 veces en un lapso de un mes y si no desaparecen con medicamentos, podría ser señal de alarma.

>>TAMBIÉN LEE: 7 cosas que hacen tu menstruación más abundante

¿Cómo diagnosticarlo?

En caso de tener sospecha de la enfermedad, es importante realizarse un ultrasonido transvaginal, ya que es la única manera de detectarlo. No es posible diagnosticarlo a través del papanicolau.

Cuando ya se encontró algo a través del ultrasonido, la mujer debe hacerse la prueba CA-125, el cual confirma la sospecha de cáncer de ovario y ayuda a dar seguimiento a las pacientes ya diagnosticadas.  

El cáncer de ovario tiene al menos cuatro etapas, donde el tumor afecta distintas partes como:

1. El ovario.

2. El ovario y el tejido externo.

3. El ovario y partes cercanas de otros órganos cercanos.

4. Metástasis a otros órganos como hígado y cerebro, aunque es poco frecuente.

Los tratamientos actuales consisten en cirugía, cuando el tipo de cáncer es operable y en quimioterapias.

“Todo dependerá de la edad de la paciente y del avance del tumor. En algunos casos se necesita la cirugía y en otros basta con tres ciclos de quimioterapia. En otros se puede requerir de ambos tratamientos”, explica el ginecólogo.

Los tratamientos actuales consisten en cirugía, cuando el tipo de cáncer es operable y en quimioterapias.

“Todo dependerá de la edad de la paciente y del avance del tumor. En algunos casos se necesita la cirugía y en otros basta con tres ciclos de quimioterapia. En otros se puede requerir de ambos tratamientos”, explica el ginecólogo.

Complicaciones

En cuanto a las complicaciones, el especialista resalta que las mujeres que no reciben el tratamiento adecuado pueden sufrir una inflamación crónica y la formación de adherencias intestinales, por lo que el intestino deja de funcionar y la paciente no puede comer ni absorber nutrientes.

Como consecuencia, puede haber muerte por inanición, es decir, por extrema debilidad provocada por falta de alimentación.

“Lo mejor es prevenir y por ello, es recomendable que todas las mujeres acudan a un chequeo ginecológico cada año. Tenemos datos de mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario que pasaron tres años o más sin acudir al ginecólogo”, alerta el experto.


¿A qué edad debo ir al ginecólogo? Según el doctor Leal, es ideal hacerlo cada año a partir de los 17 años, ya que es la única forma de
detectar enfermedades en etapas tempranas.

No lo dudes, acude al ginecólogo para hacerte un chequeo general y pide que te realicen un ultrasonido trasvaginal, recuerda que no hay una causa específica de cáncer de ovario, por lo que puede afectar a cualquier mujer sin importar la edad.

>>SIGUE LEYENDO: Adenomiosis, enfermedad oculta tras el dolor menstrual



publicidad

publicidad

publicidad