publicidad

Hoy premio Nobel, ayer estudio rechazado: caso Nature
Vida Sana

Hoy premio Nobel, ayer estudio rechazado: caso Nature

Los editores de la revista también determinan si el artículo es o no de interés general y si está o no entre los temas de interés científico.

  • Ingrid Consuelo Silva Palma
  • 14/10/2019
  • 16:51 hrs.

A través de una carta con fecha del 5 de agosto de 1992, la revista Nature, fundada por Joseph Norman Lockyer, una de las más prestigiosas revistas científicas a nivel mundial, rechazó el estudio ganador del premio Nobel de Medicina 2019: ¿quién diría que Petter Ratcliffe junto con Gregg Semenza y William Kaelin Jr, tendrían el premio a sus esfuerzos tantos años después?

Sí, hace 27 años, la respuesta para Petter Ratcliffe y su investigación sobre el mecanismo de adaptación de las células a variaciones en los niveles de oxígeno no era apta para publicarse.

Te recomendamos: Alerta OMS por maltrato de mujeres durante el parto

Hoy premio Nobel, ayer investigación rechazada: caso Nature

En ese entonces, Rory Howlett era el editor asociado de Nature y le escribió a Ratcliffe para informarle acerca de la decisión de no publicar su investigación, posterior a la revisión y comentarios de dos expertos. En la carta se puede leer:

"Dada la discrepancia enunciada por el experto 1, desafortunadamente hemos concluido, en balance, que su artículo estaría mejor ubicado en una publicación más especializada, dada la competencia por el espacio".

Cuando se anunció el premio durante este año 2019, el comité Nobel señaló que los descubrimientos de los tres investigadores sobre los mecanismos de respuesta a los cambios en los niveles de oxígeno o hipoxia, han permitido encontrar estrategias prometedoras contra enfermedades como la anemia, el cáncer, entre otras.

La crítica en redes sociales: ¿tomar postura?

Se sabe que no es la primera ocasión en que investigaciones premiadas con el Nobel habían sido anteriormente rechazadas, por ejemplo, el caso de Peter Higgs, quien propuso un modelo con su nombre, el cual fue rechazado en 1964 por la revista Physics Letters y que ganaría el premio Nobel en el año 2013.

- Falta de elementos para su comprensión. Si bien la crítica hacia el caso ha tomado varias direcciones, una de ellas es la que señala que, en ese momento, los editores de Nature no contaban con los elementos para comprender la investigación y, por ello, concluyeron que el estudio no era apto para su publicación.

En casos más extremos, usuarios de redes sociales indicaron que sonaba a flojera del editor por entenderlo.

- ¿Conflicto de intereses? Otros aseguran que pudo haber existido un conflicto de intereses que impidiera en su momento la publicación del estudio.

También te sugerimos: Cada 40 segundos se suicida una persona: OMS

- ¿Lo correcto? Otros usuarios de redes sociales dieron la razón a Howlett pues aseguran que la redacción de la carta explica correctamente la razón y que la revista no era la adecuada a la profundidad del artículo.

Nature es una revista leída en su mayoría, por investigadores y científicos de todo el mundo; publicar en dicha revista es una marca de prestigio: la revista suele rechazar al menos el 95% de los artículos que son enviados para la revisión por pares.

Finalmente, otra postura es aquella donde se menciona que los editores son humanos que cometen errores y que lejos de abandonar la idea de publicar, los investigadores deben buscar todas las alternativas para publicar sus ideas.

Y tú, ¿qué opinas?


publicidad

publicidad

publicidad