publicidad

Otros

Hormona, culpable de obesidad y sobrepeso

La hormona GPR120 se encarga de identificar las grasas y equilibrarlas en el cuerpo, pero una falla genética genera problemas de obesidad.

  • 28/02/2012
  • 07:41 hrs.
El mal funcionamiento de una proteína que trabaja como un “radar” de las grasas del cuerpo, podría ser el culpable de problemas y enfermedades como sobrepeso, obesidad y algunos padecimientos hepáticos, sugiere un estudio del Imperial College of London.
 
La función de dicha hormona, denominada GPR120, es identificar y trabajar con las grasas que son benéficas para la salud, como el omega 3, ayudando al buen funcionamiento del metabolismo y evitando el desarrollo de enfermedades como el hígado graso.
 
Los científicos trabajaron con ratones de laboratorio, los cuales tenían deficiencia de la hormona GPR120, encontrando en ellos cierta propensión al sobrepeso y las enfermedades hepáticas, así como una menor cantidad de adipositos para repartir bien la grasa y tenían problemas coj el control de la glucosa.
 
Estas situaciones generaban que los ratones almacenaran la grasa en zonas como el hígado, los músculos y las paredes arteriales. Dicha situación, traducida en los humanos, está relacionada con la diabetes tipo 2, además de algunos problemas cardiovasculares.
 
Después de realizar diversos análisis a más de 6 mil personas obesas, los científicos descubrieron que una falla genética en la hormona GPR120 aumentaba hasta en un 60 por ciento el riesgo de desarrollar sobrepeso y obesidad, ya que le es imposible identificar los tipos de grasas que ingresan al cuerpo, enviar señales de saciedad, ordenar la secreción de insulina y las hormonas para mantener el organismo en equilibrio.
 
“Nuestro estudio sugiere que tanto en ratones como en humanos, los defectos en la proteína GPR120, junto con una dieta alta en grasas, aumentan considerablemente el riesgo de sobrepeso (...) Este hallazgo es muy útil para la creación de nuevos medicamentos encaminados a tratar la obesidad y las enfermedades hepáticas”, señaló el líder del estudio, el profesor Philippe Froguel, de la Facultad de Salud Pública del Imperial College of London. (Con información de El Universal)
 

publicidad

publicidad

publicidad