publicidad

Vida Sana

Hábitos que ayudan a prevenir lesiones

Llevar una alimentación balanceada y estar correctamente hidratados son dos factores que ayudan a músculos y tendones.

  • 28/01/2013
  • 15:59 hrs.

Si te gusta hacer ejercicio y apenas vas empezando, debes tener claro que debes cambiar ciertos hábitos para poder prevenir que te lesiones al hacer tu rutina.

De acuerdo con el sitio español Consumer, los hábitos saludables son claves para evitar que músculos y tendones se lastimen, por eso es importante siempre estar bien hidratados y consumir alimentos que nos brinden vitaminas, proteínas, minerales, agua y fibra.

El rendimiento de una actividad física depende de una correcta alimentación, antes, durante y después del ejercicio, de todos los alimentos, el agua es clave para evitar problemas de termorregulación, deshidratación y lesiones de músculos y tendones. Músculos y tendones bien hidratados son más flexibles y resistentes, de lo contrario se eleva el riesgo de lesión, contractura y calambre.
El sitio Consumer señala que un deportista debe tener los siguientes hábitos para estar bien hidratado:
  • Beber agua, no esperar a tener sed
  • Antes de una actividad física se debe tomar medio litro de agua, medio litro mínimo durante el ejercicio, en pequeños sorbos y beber otro medio litro al finalizar.
  • Cuando se cumplió una hora de hacer ejercicio, añadir al agua un poco de sal, o sustituirla por una bebida isotónica, lo que ayudará a reponer las pérdidas de agua y de sales minerales.
  • Pesarse antes y después de hacer ejercicio, reponder el 150% del peso perdido.
  • En un ambiente caluroso, tomar una bebida con sales minerales, porque el cuerpo pierde sodio, potasio y cloro al sudar.
  • Cuando se hace una actividad durante más de una hora, la bebida isotónica que se beba debe contener azúcares (glucosa, fructuosa, maltrodextrinas), de 6 a 8 gramos por cada 100 mililitros de bebida.
En cuanto a la alimentación, los expertos señalan que lo único es llevar una dieta sana y equilibrada:
  • Platillos equilibrados, pero ricos en hidratos de carbono complejos
  • Rica en proteínas de alto valor calórico y adecuada en ácidos grasos esenciales
  • Consumir suficientes vitaminas, minerales, agua y fibra
  • Los alimentos recomendados son: carnes magras, aves, pescado; leche y yogurth descremado, quesos frescos; cereales como muesli, arroz, pan, pasta, papas; frutas y verdura ricas en potasio, agua, fibra, vitamina C, ácido fólico y betacaroteno;  legumbres; aceites vegetales, prefiriendo el de oliva. (Con información de 20minutos.es)
 

publicidad

publicidad

publicidad