publicidad

Vida Sana

Farmacodependencia

  • 30/06/2016
  • 17:34 hrs.

Definición:

La adicción o la dependencia de las drogas (farmacodependencia) es el uso compulsivo de una sustancia a pesar de los efectos negativos o peligrosos.



Sin embargo, una dependencia física de una sustancia (necesitar una droga para desempeñarse) no siempre es parte de la definición de adicción. Algunas drogas (por ejemplo, algunos medicamentos para la presión arterial) no causan adicción, pero pueden provocar dependencia física. Otras drogas causan adicción sin llevar a la dependencia física (la cocaína es un ejemplo).


La tolerancia a una droga (necesitar una dosis mayor para alcanzar el mismo efecto) por lo regular es parte de la adicción.


 Causas:




El abuso de drogas puede conducir a la adicción o a la dependencia de las mismas. Las personas que utilizan drogas para aliviar el dolor pueden volverse dependientes, aunque es raro que esto suceda en personas que no tienen antecedentes de adicciones.


La causa exacta del abuso de drogas y la farmacodependencia se desconoce. Sin embargo, los genes del individuo, la acción de las drogas, la presión de compañeros, el sufrimiento emocional, la ansiedad, la depresión y el estrés ambiental pueden ser todos factores.


La presión de los compañeros puede llevar al uso o abuso, pero al menos la mitad de los individuos que caen en la adicción sufren depresión, trastorno de déficit de atención, trastorno de estrés postraumático u otro problema de salud mental.


Es posible que los niños que crecen en un ambiente de consumo de drogas ilícitas vean primero a sus padres consumiendo drogas, lo cual puede ponerlos en un mayor riesgo de desarrollar una adicción más adelante tanto por razones ambientales como genéticas.


Entre las sustancias de las que comúnmente se abusa se encuentran:



  • Los opiáceos y narcóticos son calmantes muy potentes que causan somnolencia (sedación) y sensaciones de euforia. Entre ellos se encuentran: heroína, opio, codeína, meperidina (Demerol), hidromorfona (Dilaudid) y oxicodona (Oxycontin).

  • Los estimulantes del sistema nervioso central abarcan anfetaminas, cocaína, dextroanfetamina, metanfetamina y metilfenidato (Ritalin). Los estimulantes de uso más difundido son la cafeína y la nicotina. Estas drogas tienen un efecto estimulante y las personas pueden empezar a necesitar cantidades mayores de ellas para sentir el mismo efecto (tolerancia).

  • Los depresores del sistema nervioso central abarcan alcohol, barbitúricos (amobarbital, pentobarbital, secobarbital), benzodiazepinas (Valium, Ativan, Xanax), hidrato de cloral y paraldehído. Estas sustancias producen un efecto sedante y de reducción de la ansiedad, lo cual puede llevar a la dependencia.

  • Los alucinógenos abarcan LSD, mescalina, psilocibina ("setas u hongos") y fenciclidina (PCP o "polvo de ángel"). Pueden hacer que las personas vean cosas que no existen (alucinaciones) y pueden llevar a dependencia psicológica.

  • El tetrahidrocannabinol (THC) es el ingrediente activo que se encuentra en la marihuana (cannabis) y el hashish. Aunque se utilizan por sus propiedades relajantes, las drogas derivadas del THC también pueden llevar a paranoia y ansiedad.



 


Síntomas:



Opiáceos y narcoticos 



  • Marcas de agujas en la piel en algunos casos (llamadas "picaduras")

  • Cicatrices por abscesos cutáneos

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Pupilas pequeñas (puntiformes)

  • Estado relajado o eufórico

  • Coma: depresión respiratoria que conduce a coma y muerte en dosis altas


Síntomas de abstinencia:



  • Ansiedad y dificultad para dormir

  • Sudoración

  • Piel de gallina

  • Secreción nasal

  • Cólicos estomacales o diarrea

  • Pupilas agrandadas (dilatadas)

  • Náuseas y vómitos

  • Sudoración excesiva

  • Aumento de la presión arterial, el pulso y la temperatura


 Estimulantes del sistema nervioso central:


Síntomas del consumo de cocaína:



  • Sensación exagerada de bienestar (euforia)

  • Pupilas dilatadas

  • Frecuencia cardíaca rápida

  • Inquietud e hiperactividad


Síntomas de la abstinencia de cocaína:



 Depresores del sistema nervioso central:


Síntomas del consumo de alcohol:



  • Mala pronunciación

  • Falta de coordinación

  • Disminución en el período de atención

  • Deterioro de la capacidad de discernimiento


Síntomas de abstinencia del alcohol:



 Alucinógenos:


Síntomas del consumo de LSD:



  • Ansiedad

  • Imágenes atemorizantes de cosas que no existen (alucinaciones)

  • Delirio paranoico

  • Visión borrosa

  • Pupilas dilatadas

  • Temblores


Pruebas y exámenes:



Los exámenes para drogas (exámenes toxicológicos) realizados sobre muestras de orina y sangre pueden revelar la presencia de numerosas drogas y sustancias químicas en el organismo. La sensibilidad del examen depende de la sustancia misma, de cuándo se tomó y del laboratorio que realiza los análisis. Es más probable detectar una droga en exámenes de sangre que en exámenes de orina; sin embargo, los exámenes de detección en orina se practican con más frecuencia.


Los opiáceos y los narcóticos generalmente están presentes en la orina entre 12 y 36 horas después del último consumo, dependiendo de la cantidad usada y la frecuencia.


Los estimulantes del sistema nervioso central (SNC), como la cocaína, se pueden detectar en la orina en cualquier momento entre 1 y 12 días, también dependiendo de la frecuencia de su uso.


Los depresores del SNC como Valium y Xanax se detectan hasta 7 días después del último día de consumo, dependiendo en su mayor parte según la sustancia consumida y de la rapidez con la que el organismo la elimine (su semivida).


La mayoría de los alucinógenos también se pueden detectar en la orina hasta 7 días después del último consumo. Sin embargo, la evidencia de marihuana se puede encontrar hasta 28 días después de su último uso en consumidores regulares.



 



 


Tratamiento:



El tratamiento para la farmacodependencia o la drogadicción comienza con el reconocimiento del problema. Aunque anteriormente se consideraba que la "negación" era un síntoma de adicción, investigaciones recientes han demostrado que las personas adictas exhiben mucha menos negación si se las trata con empatía y respeto, antes que decirles qué hacer o "enfrentarlos".


El tratamiento para la farmacodependencia implica suspender el consumo de la droga ya sea de manera gradual o abrupta (desintoxicación), apoyo y permanecer libre de la droga (abstinencia). Las personas con intoxicación aguda o sobredosis de drogas pueden necesitar un tratamiento de emergencia. Algunas veces, la persona pierde el conocimiento y podría ser necesario conectarla temporalmente a un respirador (respirador mecánico). El tratamiento depende de la droga consumida.


La desintoxicación consiste en la abstinencia o supresión de la sustancia que se consume en un ambiente controlado. Algunas veces, se suministra una droga de acción similar para reducir los efectos secundarios y los riesgos de la abstinencia. El proceso de desintoxicación se puede manejar como paciente ambulatorio u hospitalizado.


Si la persona también presenta depresión u otro trastorno del estado de ánimo, éste se debe tratar. Con mucha frecuencia, las personas comienzan a abusar de las drogas en un esfuerzo por autotratarse una enfermedad mental.


Para la dependencia de narcóticos, algunas personas reciben tratamiento con metadona o medicamentos similares para prevenir la abstinencia y el abuso de estas sustancias. El objetivo es permitirle a la persona llevar una vida tan normal como sea posible.



Pronóstico



El abuso de drogas y la farmacodependencia pueden conducir a una sobredosis de la droga mortal. Algunas personas comienzan a tomar las drogas de nuevo después de haberlas suspendido. Las recaídas pueden llevar a una dependencia continua.



 


Posibles complicaciones:



Las complicaciones del abuso de drogas y la farmacodependencia abarcan:



  • Depresión

  • Recaída en el abuso de drogas

  • Sobredosis de drogas

  • Endocarditis bacteriana, hepatitis, tromboflebitis, émbolos pulmonares, desnutrición, o infecciones respiratorias, causadas por consumo de drogas intravenosas

  • Infección por VIH a través del hecho de compartir agujas

  • Prácticas sexuales inseguras, las cuales pueden derivar en embarazos no deseados, contagio de enfermedades de transmisión sexual, VIH o hepatitis.

  • Problemas legales

  • Aumento en el índice de varios tipos de cáncer: por ejemplo, el cáncer pulmonar y el faríngeo están asociados con el consumo de nicotina; los cánceres de boca y estómago con el consumo excesivo y la dependencia del alcohol.

  • Con el uso de alucinógenos, incluyendo la marihuana (THC), se presentan problemas de memoria y concentración.



 Cuándo contactar a un profesional médico:



Consulte con el médico si usted es adicto a las drogas y le gustaría dejarlas o si se le ha suspendido el suministro de drogas y está en riesgo de sufrir un síndrome de abstinencia. La mayoría de los empleadores también ofrecen servicios de remisión para los empleados que tengan problemas de consumo de sustancias.



Los programas educativos contra las drogas pueden ser de ayuda aunque ninguno ha probado ser efectivo a largo plazo.




 


Actualizado el 28 de julio de 2010


Fuente: http://www.nlm.nih.gov


 

publicidad

publicidad

publicidad