publicidad

Fajas postparto, ¿son necesarias y efectivas?
De Mujeres

Fajas postparto, ¿son necesarias y efectivas?

Las fajas postparto pueden ayudar, pero no están recomendadas para todas las mujeres

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 16/07/2019
  • 13:15 hrs.

Las fajas postparto son una recomendación muy popular por parte de nuestras abuelas y hasta nuestras madres pero, ¿realmente son necesarias?, ¿ayudan a recuperar la figura? Los expertos te dicen lo que realmente sucede.

En este tema existen opiniones divididas, algunos especialistas consideran que sí es necesario ponérsela y otros, opinan que hacerlo puede ser contraproducente.

Fajas postparto

Muchas mujeres afirman que el uso de una faja postparto ayudó en gran manera a recuperar su figura pero no necesariamente esto es efectivo en todas las mujeres ya que intervienen muchos factores.

Entonces, ¿debemos o no usar una faja inmediatamente después del parto? Al respecto, el Dr. Chris Oyola, director médico de la Clínica Bruselas, indica que su uso puede ser muy benéfico, ya que como en el embarazo hay un proceso inflamatorio, conviene aplicar una fuerte compresión.

“De hecho, nosotros en las cirugías estéticas que hacemos y que no tienen que ver con partos siempre usamos fajas para la recuperación”, indica el experto.

En ese sentido, Maribel Yébenes del Instituo de Belleza y Medicina Estética Maribel Yébenes, explica que en su caso, usar faja justo después de parir fue una prioridad.

“Las llevé 24 horas durante los dos primeros meses y los resultados son espectaculares ya que ves cómo semana a semana tu cadera y abdomen va volviendo a su sitio y ya cuando el médico me lo recomendó comencé a hacer abdominales y ejercicios específicos para recuperar el tono abdominal”, indica.

No obstante, no todos los especialistas están a favor de su uso. La Dra. Dolores Ojeda, del gabinete médico Velázquez, no aconseja usarlas, ya que no aportan nada a la recuperación en cuanto a disminución de volumen de la pared abdominal ni al aumento del tono muscular.

Según la experta, el uso de fajas postparto solo se recomienda en aquellas mujeres que hayan aumentado de peso más de lo recomendable o que hayan sufrido una gran inflamación de pared abdominal por embarazo de gemelos.

“En esos casos se pueden beneficiar desde el punto de vista de confort, con el uso de una faja tubular con cierre de velcro, pero por una cuestión de comodidad, no porque esa faja vaya a hacer algún milagro”, afirma la Dra. Ojeda.

Por su parte, Sara Cañamero, matrona y directora del Centro de Atención a la Mujer Maternatal, considera que antes de recomendar el uso de una faja, se debe valorar a la mujer.

“Primero debemos dejar pasar unos días y valorar a la mujer de manera individual porque el tipo de parto que ha tenido importa mucho y no es lo mismo un parto vaginal que uno por cesárea”, explica.

Además, Cañamero señala que es fundamental para decidir si se debe usar faja o no valorar cómo está el suelo pélvico y la pared abdominal, ya que si están deteriorados se debe iniciar una rehabilitación con ejercicios específicos.

Finalmente, la experta hace hincapié en que el uso de fajas postparto puede ser contraproducente porque impide que la musculatura abdominal haga su trabajo, empeorando el proceso y provocando cosas peores como la incontinencia, los prolapsos o las hemorroides.

“Solo recomendaría su uso en casos de gran distensión en los rectos abdominales, por ejemplo, de más de 5 centímetros”, concluye.

Lo que debes tomar en cuenta

Antes de usar una faja postparto debes considerar los siguientes puntos:

1. Su uso no tiene como objetivo recuperar la figura, funciona solo para dar más comodidad y ayudar a la postura en el postparto.

2. La intención de la faja solo es hacer que la ropa se vea un poco más elegante, pero no va a eliminar la flacidez después del estiramiento de los músculos en el embarazo.

3. El material de la faja deber ser ajustable y tener la opción de abrirse por debajo, principalmente para las mujeres que pasaron por una cesárea, con el fin de no causar burbujas y lastimar la piel.

Recuerda que tu abdomen solo volverá a la normalidad con el ejercicio y puedes comenzar a hacerlo en promedio un mes después del parto.

Te recomendamos seguir una alimentación saludable con abundancia en frutas, verduras, hortalizas y legumbres, para ayudar a tu cuerpo a combatir la flacidez.

Consulta a tu médico siempre antes de usar cualquier faja después del parto.

(Con información de El País)

publicidad

publicidad

publicidad