publicidad

El truco de la almohada para evitar dolores musculares al despertar
Vida Sana

El truco de la almohada para evitar dolores musculares al despertar

Los dolores musculares al despertar han empeorado durante el confinamiento. Foto: Pexels

Los dolores musculares al despertar no son normales, suelen ser consecuencia de una mala postura o mucha ansiedad; afortunadamente, hay solución

  • SUSANA CARRASCO
  • 29/06/2020
  • 15:17 hrs.

Una de las molestias más comunes al despertar son los dolores musculares o de articulaciones, así como el entumecimiento de extremidades y aunque se cree que surgen por estar toda la noche en una postura corporal incómoda, la realidad es que hay diferentes motivos detrás de este padecimiento. Expertos han descubierto que existe una forma de prevenirlo de manera natural: hacer el truco de la almohada.

Es posible que, durante el confinamiento, estas molestias se presenten de forma más constante y no es raro, fisioterapeutas explican por qué sufrimos dolor muscular al despertar, cómo solucionarlo y, sobre todo, prevenirlo.

No tienes que acostumbrarte a empezar tu día sintiéndote adolorido, solo debes conocer cómo realizar correctamente el truco de la almohada.

Dolores musculares al despertar

¿Amaneces con el cuerpo adolorido? No eres el único, pues expertos señalan que hasta un 32% de los adultos empiezan el día con molestias musculares cada mañana. De acuerdo al fisioterapeuta Guillermo Luna, adoptar posturas erróneas, especialmente estar sentados durante largos periodos, es una de las causas principales para que el cuerpo resienta el dolor al despertar.

Además de las posturas inadecuadas, hay una falta de estimulación del cuerpo, no lo ponemos en movimiento y se generan pequeñas lesiones que dan como resultado las llamadas malas posturas durante el sueño. El cuerpo se regula de forma automática, por lo que en la noche tenemos las mismas posiciones inadecuadas que en el día, forzando la musculatura.

Los cuadros de ansiedad también pueden desembocar en dolores musculares al despertar, pues los picos de emociones negativas agarrotan y causan mucha tensión en diferentes partes del cuerpo, lo que se conoce como estrés muscular.

Confinamiento empeora los problemas

La falta de movilidad y actividad muscular general ha estado presente de manera puntual durante los días de confinamiento en casa, además de que el home office se hace de forma incorrecta en la mayoría de los casos.

"Quienes trabajan en casa lo hacen en condiciones nefastas. No disponen de una silla adecuada en cuanto a amortiguación o respaldo. La mesa suele ser de comedor, por lo que la altura no se corresponde con la de oficina", advierte Luna a SModa.

Para quienes no pudieron seguir trabajando desde casa, la falta de movilidad es común, pues muchos se quedaron sin hacer nada y dedicaron su tiempo a estar en el sofá o la cama, perdiendo movilidad y fuerza muscular. Los que se animaron a empezar a hacer ejercicio en casa no se salvan, pues es probable que los movimientos erróneos al ejercitarse hayan causado lesiones musculares.

TAMBIÉN LEE: 7 cosas que nunca deberías guardar en el baño para evitar enfermedades

¿Cómo hacer el truco de la almohada?

Si eres de los que últimamente sufre dolores musculares al despertar o durante el confinamiento detectaste que empeoraron, el truco de la almohada es para ti. Aunque no podemos controlar los movimientos o las posiciones que adoptamos mientras estamos dormidos, si podemos prepararnos y para ello, será necesario tener una almohada extra además de la que usamos para la cabeza. Esta almohada extra la colocaremos de acuerdo a la postura que elijamos:

1. Boca arriba

Acostarse boca arriba causa problemas en la zona lumbar debido a que no tenemos buena extensión de las caderas ni buena movilidad de la pelvis. Si estiras las piernas, es probable que ocurra una anteversión pélvica o una inclinación hacia delante, que desestabiliza algunos grupos musculares.

Solución: coloca una almohada debajo de las rodillas (corvas), así flexionas las caderas y relajas la lumbar.

2. Posición fetal

Si acostumbras dormir en posición fetal, corres el riesgo de dañar los rotadores del brazo, porque tienes el hombro superior hacia adelante. La cadera también está en una posición que favorece los dolores lumbares.

Solución: Pon tu almohada extra frente a ti cuando estés acostado, de manera que puedas colocar el brazo y neutralizar el impacto de la posición de tus hombros. En el caso de la cadera, lo ideal es colocar la almohada entre las rodillas.

3. Boca abajo

Esta es la peor posición para dormir, porque hay que rotación excesiva del cuello hacia un lado, favoreciendo dolores en esa zona. También hay una curvatura mayor de la espalda, causante de dolor lumbar.

Solución: La única forma de mejorarlo es con un agujero donde se apoye la cabeza, como en las camillas profesionales, de manera que el cuello se mantenga recto. Para la espalda, es ideal poner una toalla o una almohada muy delgada debajo del abdomen con el fin de contrarrestar la curvatura excesiva.

La almohada que se usa para la cabeza no debe ser muy alta ni muy baja, tendrá que ser algo neutro. La dureza y los tejidos del mismo son al gusto, pero hay que asegurarse de que no cause molestias en el cuello.

Si a pesar de hacer el truco de la almohada no hay mejoría con los dolores musculares al despertar, lo mejor será consultar con un especialista, ya que es probable que se requiera hacer ciertos estiramientos y ejercicios antes de dormir y al levantarse.

SIGUE LEYENDO: ¿Sabías que la forma de tus glúteos dice mucho de tu salud? 


publicidad

publicidad

publicidad