publicidad

El precio de la obesidad
Vida Sana

El precio de la obesidad

En 2014, los recursos para atender esos problemas de salud sumaron seis mil 134 millones de dólares

  • Adrian Aguirre
  • 22/10/2019
  • 19:07 hrs.

Los costos del sobrepeso y la obesidad para el sistema de salud mexicano superarían los 10 mil millones de dólares en 2050, pues la atención de la malnutrición por exceso cuesta diez veces más que la de por déficit, informa la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Al respecto, Cinthya González Téllez Girón, coordinadora del Programa sobre Asuntos de la Niñez y la Familia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), comentó que de acuerdo con el organismo internacional los recursos para atender esos problemas de salud sumaron seis mil 134 millones de dólares en 2014, que es el equivalente a 17.5 por ciento del gasto público en salud de ese año.

La obesidad es un tema serio. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada 12 años fallecen, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de este padecimiento. Y González Téllez asegura que viene algo peor....

Fue durante la presentación de la recomendación general sobre los derechos de niños, niñas y adolescentes ante el incremento de sobrepeso y obesidad infantil, que Girón indicó que estimaciones de la Cepal señalan que el número de muertes asociadas a la obesidad se habrá incrementado 28 por ciento en 2030.

La UNICEF también ofrece datos al respecto: 1 de cada 20 niñas y niños menores de 5 años y 1 de cada 3 entre los 6 y 19 años padece sobrepeso u obesidad, colocando a México entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial.

 

Puedes leer: Obesidad hace que se acumule grasa en los pulmones

¿Educación que viene desde casa?

Sí y no. Sí porque a medida que los padres y las madres entiendan que hay que cuidar la alimentación de los pequeños, se va a lograr un cambio. Y no, porque los medios como la televisión no pueden controlar la hora en la que los infantes miran dicho aparato electrónico.

González Téllez Girón subrayó que en materia de publicidad las organizaciones Mundial y Panamericana de la Salud han recomendado que los Estados deben regular y adoptar políticas públicas sobre publicidad dirigidas a la niñez y adolescentes de alimentos y bebidas que propician la obesidad infantil. Igualmente, deben asegurarse que no existan conflictos de intereses entre quienes regulan y más obligados a cumplir las normas.

La especialista comentó que en la recomendación general se constató que la regulación vigente en materia de publicidad de alimentos y bebidas no prohíbe su transmisión en horarios y programas a los que están más expuestos los niños en la televisión y es omisa respecto a la que se difunde a través de internet.

Pero recordó que la reglamentación vigente restringe la publicidad de productos que no cumplan con los criterios nutrimentales fijados por la Secretaría de Salud como confiterías, chocolates y productos similares, de lunes a viernes de las 00:00 a las 14:30 horas y de las 19:30 a las 23:59, así como los sábados y domingos de las 0:00 a las 7:00 y de las 19:30 a las 23:59 horas.

La iniciativa está, pero aún hay quienes ignoran estos horarios.

En un estudio de 2018 del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) se destaca que de lunes a viernes la exposición de niños, niñas y adolescentes a la televisión crece de manera paulatina, iniciando a las 06:00 y hasta las 21:00, cuando alcanza el mayor nivel de encendidos.

Los fines de semana, los sábados a las 19:00, se incrementa la exposición de esa población hasta alcanzar de nuevo el nivel máximo entre las 21:00 y las 22:00. Eso significa que los niños y adolescentes, al ser consumidores de programación en los horarios destinados a contenidos para personas adultas, continúan expuestos a la publicidad de productos con alto contenido calórico.

 

 

También te puede interesar: La relación entre los ritmos biológicos y la obesidad

La obesidad se caracteriza por el exceso de peso como consecuencia del aumento de la grasa corporal, precisa la Fundación Española del Corazón, pero los propios productos no saludables, aunque dicen "aliméntate sanamente", se encargan de convencer a muchas personas de que no lo hagan...

Cifras del Instituto Nacional de Salud Pública, evidencian que en México 98 por ciento de los empaques de las bebidas contienen elementos persuasivos que inducen a incrementar su consumo y que 60 por ciento de los líquidos ingeribles dirigidas a niños y niñas contienen edulcorantes, que constituyen un riesgo potencial para la salud de estos, por los efectos desconocidos de su consumo a largo plazo.

En 2016, más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso, más de 650 millones eran obesos y entre 1975 y 2016 la prevalencia de la obesidad se ha casi triplicado, informa la OMS.

Los buenos hábitos son fundamentales. El practicar algún ejercicio, también.

El estilo de vida es decisión de cada persona, pero está en los padres y madres de familia el concientizar a sus "retoños" sobre la importancia de una alimentación balanceada para que más adelante en su vida no tengan problemas de salud.

 

Con información de Notimex, OMS, Fundación Española del Corazón


publicidad

publicidad

publicidad