publicidad

El pintor que plasmó su vida con Alzheimer
Vida Sana

El pintor que plasmó su vida con Alzheimer

Un día comenzó a percibir que algo ya no era igual, olvidaba cosas que nunca antes había olvidado.

  • Ingrid Consuelo Silva Palma
  • 20/09/2019
  • 19:16 hrs.

El Consejo de Salubridad General define a la demencia como un trastorno de origen neurológico con manifestaciones neuropsiquiátricas y neuropsicológicas que se caracteriza por un deterioro de las funciones cognoscitivas y cambios en el comportamiento.

Se trata de un síndrome clínico caracterizado por la severa pérdida adquirida de habilidades cognitivas y emocionales.

En ese sentido, la enfermedad del Alzheimer es el tipo de demencia más común; se trata de una enfermedad neurológica progresiva e irreversible que afecta al cerebro, modifica la conducta, dificulta la realización de las actividades básicas de la vida diaria y causa pérdida progresiva de la memoria.

Te recomendamos: 10 alimentos para el cerebro que previenen Alzheimer

William Utermohlen: el pintor que olvidó su rostro

Su nombre es William Utermohlen, nacido el 4 de diciembre de 1933 en South Philadelphia (USA) en el seno de una familia de origen alemán  y que falleció el 20017, un famoso pintor que de pronto, un día cualquier como otros, comenzó a percibir que algo ya no era igual, olvidaba cosas que antes nunca hubiera olvidado y de gran importancia como direcciones, números, libros y hasta los nombres de personas cercanas.

En un comienzo y como resultado de su obvia confusión, lo atribuyó a la edad, y es que, ¿quién no podría pensarlo de esa manera?, los pasos de los años quizá comenzaban a afectarle, pero de pronto, su carrera artística fue también víctima del declive: un pintor, en palabras del escritor José Martí, se sabe atrevido, contento, gigante y da su obra con entrañable amor, sin embargo, ¿sin su memoria, sin las emociones, sin su sensibilidad, ¿qué queda?, ¿qué ocurre con el proceso creativo?

La respuesta está en la obra de Utermohlens, luego del diagnóstico de Alzheimer, pues, luego de reflexionar sobre el progresivo deterioro del cual era víctima, inició un proyecto al que tituló "Autorretratos", el cual consistió en realizar autorretratos en tela o papel cada determinado tiempo para evidenciar el paso de la enfermedad y sus consecuencias.

El pintor que olvidó su rostro

Comenzó con su técnica predilecta de la cual era experto: el óleo, aunque pronto dejó de utilizarla pues la manipulación de los materiales se complicó y optó por la acuarela, el carbón y el lápiz.

La familia. La demencia es una enfermedad que afecta a aquellos que la padecen tanto como a sus familiares. Las familias no saben qué hacer para apoyar en una enfermedad imposible de detener; la esposa del pintor expresó su gran frustración, derivada de la desesperación por no saber qué día su esposo dejaría de reconocerla; de un día a otro la vida hasta ahora vivida por ambos, serían un recuerdo entrañable para ella y para su esposo algo que nunca ocurrió.

La obra de Bill es un registro de la pérdida de capacidades por el Alzheimer: se pueden observar borramientos, desplazamientos del cuerpo, síntesis, angustia y expresiones diversas.

También te sugerimos: El Alzheimer se puede detectar hasta 20 años antes

Al final, claramente afectado por la enfermedad, olvidó pintar, olvidó su rostro, lo olvidó todo.

Finalmente, los factores de riesgo para Alzheimer son diversos, entre ellos: edad avanzada, ser mujer, tener familiares de primera línea (padres o abuelos) con demencia tipo Alzheimer u otra y la presencia de enfermedades como diabetes, hipertensión, depresión y deterioro cognitivo dislipidemia y enfermedad vascular cerebral.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), advierten que la cantidad de personas con Alzheimer y otros tipos de demencias ha aumentado de manera alarmante en todo el mundo.

¿Ya sabes cómo prevenir?


publicidad

publicidad

publicidad