publicidad

¿El miedo domina tu vida? 5 señales que lo indicarían
Emociones

¿El miedo domina tu vida? 5 señales que lo indicarían

Dejar que el miedo domine tu vida te mantiene estancado. Foto: Pixabay

Si el miedo domina tu vida, es posible que sientas que no avanzas y que tu vida no es lo suficientemente satisfactoria

  • SUSANA CARRASCO
  • 13/08/2020
  • 12:12 hrs.

El miedo es un sentimiento que todos hemos experimentado alguna vez y, de hecho, es algo completamente normal y que nos protege de las amenazas, sin embargo, cuando empieza a ser excesivo puede llegar a dominar todos los aspectos de nuestra existencia, ¿cómo saber que el miedo domina tu vida? Hay 5 señales que podrían indicarlo.

De acuerdo con ABC Bienestar, el miedo es un sentimiento de desconfianza que nos impulsa a creer que va a suceder algo negativo, se trata de la angustia que surge ante un peligro que puede ser real o imaginario.

Esta emoción es muy útil para escapar o evitar ciertos peligros, siempre y cuando no sea excesivo, pues en esos casos, nos bloquea e impide seguir con el transcurso de una vida normal. Conoce las señales que indican que el miedo domina tu vida.

Señales de que el miedo domina tu vida

Cuando el miedo domina tu vida, es posible que sientas que no avanzas, que las cosas no funcionan como te gustarían, que no logras tus objetivos o que a pesar de que te esfuerzas, no logras sentirte satisfecho con tu vida. Si te sientes identificado, conoce todas las señales que confirman que esta emoción está tomando el control de tu existencia:

1. Eres perfeccionista

El perfeccionismo extremo no es una virtud, pues suele causar intolerancia y mucha ansiedad, así que, en lugar de hacerte sentir mejor, muchas veces solo te lleva a que no puedas disfrutar de las cosas más simples de la vida. Vivir atormentado por el perfeccionismo es una señal de que el miedo domina tu vida, porque en el fondo, oculta tu temor de no ser lo suficientemente bueno o incluso, ser rechazado por los demás.

2. Postergas demasiado

Una de las principales razones por las que se postergan los asuntos durante mucho tiempo, es el miedo, pues dejas para después aquellas situaciones que te asustan enfrentar porque te obligan a actuar. Sin embargo, ese temor te mantiene siempre en el mismo lugar y te impide avanzar para terminar con tus tareas y objetivos.

Dejar todo para después solo hace que el miedo crezca más y más, hasta un punto en que es imposible controlarlo, así que atrévete y da el primer paso para empezar a resolver tus pendientes.

TAMBIÉN LEE: La razón por la que algunas personas no aceptan sus errores

3. Quieres controlar todo

El deseo de controlar todo es una señal de inseguridad y miedo, pues hay una incertidumbre constante que nos lleva a querer modificar todo conforme a nuestras necesidades, pero eso es imposible y solo hará que vivamos atormentados.

Muchas de las situaciones en nuestra vida están fuera de nuestro control, así que lo mejor es ser flexibles y adaptarnos, de lo contrario, estaremos en un camino de angustia y miedo constante.

4. No dices lo que sientes

El portal La Mente es Maravillosa, señala que reprimirse para hablar o decir lo que se piensa, es otra señal de que el miedo domina tu vida, pues no somos capaces de enfrentar las situaciones en que otras personas nos ven y escuchan lo que decimos, generalmente por el miedo a lo que puedan pensar sobre nosotros o al efecto que puedan tener nuestras palabras.

No obstante, no decir lo que piensas te hace renunciar a quién eres, te conduce a un estado de invisibilidad, que es como una muerte simbólica.

5. No tomas riesgos, vives en la zona de confort

Evitar a toda costa los riesgos es un miedo muy claro a salir de la zona de confort, de todo aquello que nos permite estar cómodos sin la necesidad de enfrentarnos a conflictos que nos ayuden a aprender y crecer como personas. No experimentar riesgos es como dejar de vivir, porque te quedas estancado y tarde o temprano, tu vida se vuelva aburrida y no te da motivos para levantarte con ánimo cada mañana.

Si el miedo domina tu vida, no existe una mejor forma de solucionarlo que enfrentar todo aquello que te asusta, pero no se trata de que solo te expongas a los peligros, sino que tomes la decisión de emprender aquellos procesos que has retrasado por el miedo a fracasar o que empieces a decir lo que realmente deseas para ti. No será fácil, pero el resultado será muy satisfactorio, así que atrévete.

SIGUE LEYENDO: 3 consejos para aprender a perdonarse a uno mismo


publicidad

publicidad

publicidad