publicidad

El ejercicio puede prevenir el deterioro cognitivo y la demencia
Emociones

El ejercicio puede prevenir el deterioro cognitivo y la demencia

Fotografía: tomada de la web

El deterioro cognitivo comienza a partir de los 30 años y puede desencadenar el desarrollo de una demencia

  • MELISSA SIERRA
  • 09/09/2020
  • 13:28 hrs.

El deterioro cognitivo es un proceso natural relacionado con el envejecimiento, en el que las principales funciones intelectuales y motrices de una persona empiezan a disminuir, o se experimenta la pérdida total de éstas.  

Ésta pérdida de las capacidades intelectuales se asocia con la llegada de la tercera edad, sin embargo, de acuerdo con María del Carmen Vivar, Química farmacobióloga y especialista en Neurobiología Celular, el deterioro cognitivo inicia desde los 30 años.

Debido a ello, es esencial que la prevención del deterioro de las capacidades cognitivas empiece a edad temprana, pues el daño cognitivo se acentúa considerablemente después de los 50 años.

Conforme lo dicho por la especialista en el Congreso Virtual Internacional de la Federación Mexicana de Alzheimer 2020, el ejercicio es una estrategia clave para la prevención de este tipo de deterioro mental y la aparición de cualquier tipo de demencia.

También lee: Lo que debes saber sobre el alzhéimer

¿Cómo se desarrolla el deterioro cognitivo en una persona?

A pesar de que la pérdida cognitiva empieza a partir de los 30 años, es hasta la tercera edad que éste se acrecenta y empieza a desarrollarse de forma rápida y progresiva, y en algunos casos hasta el diagnóstico de una demencia.

Las principales funciones cerebrales afectadas por el deterioro cognitivo, según la especialista, son el razonamiento inductivo, la orientación espacial, la velocidad perceptual y la memoria verbal. 

Dicho deterioro es un proceso natural del envejecimiento, sin embargo, existen distintos factores que pueden influir en su desarrollo, como factores genéticos, y factores ambientales como el tabaquismo, el estrés, la mala alimentación y llevar una vida sedentaria.

También lee: Afectados por violencia, 1 de cada 6 ancianos con demencia

¿Cómo ayuda el ejercicio a prevenir el deterioro cognitivo?

De acuerdo con Carmen Vivar, distintos estudios en modelos animales y humanos han comprobado que la realización de actividad constante ayuda a prevenir el deterioro cognitivo, además de que retrasa el desarrollo de demencias como el alzhéimer.

Específicamente en el alzhéimer, se conoce que llevar una vida sedentaria está relacionada con el 14% de los casos de ésta demencia, lo que representa un total de 4.2 millones de personas con la enfermedad de Alzheimer en el mundo. Una tasa de casos que podría disminuir una tercera parte si se incluyera el ejercicio dentro de las estrategias para prevenir el deterioro cognitivo.

Carmen Vivar especificó que el ejercicio puede aumentar las capacidades de aprendizaje y memoria de una persona, disminuye el riesgo de deterioro cognitivo, el riesgo de padecer alzhéimer, contrarresta el deterioro cognitivo inducido por la enfermedad de Alzheimer, y tiene efectos antidepresivos y ansiolíticos.

¿Cómo influye el ejercicio en el cerebro?

La especialista especificó que el ejercicio tiene efectos positivos en el hipocampo, área del cerebro que juega un papel importante en el aprendizaje y la memoria, y en el giro dentado, zona que continúa produciendo neuronas aún en la adultez.

En el hipocampo, el ejercicio ayuda a la vascularización de la zona, así como a aumentar el volumen del hipocampo adecuado para realizar sus funciones. Mientras que en el giro dentado, el ejercicio permite la producción y maduración de las nuevas neuronas.

"Las nuevas neuronas son importantes para el aprendizaje y la memoria, específicamente la habilidad de discriminar entre dos experiencias vividas, diferenciar lo que hicimos hoy de lo que hicimos hace dos semanas".


publicidad

publicidad

publicidad