publicidad

Ejercicio, clave para retrasar el Alzheimer
Vida Sana

Ejercicio, clave para retrasar el Alzheimer

Estudio muestra que la actividad física ayuda a evitar el deterioro cognitivo

  • MARILUZ ROLDÁN
  • 20/09/2019
  • 14:02 hrs.

El Alzheimer es un trastorno que se caracteriza por la pérdida de la memoria y la capacidad para realizar tareas de la vida diaria. Aunque no es curable, especialistas descubrieron que realizar ejercicio cotidianamente retrasa el deterioro cerebral en las personas que tienen alto riesgo de padecer esta enfermedad. 

Este trastorno progresivo provoca que las células del cerebro se degeneren y mueran. De acuerdo con Mayo Clinic, el alzheimer es la causa más común de demencia, lo que conlleva  que la persona pierde habilidades de pensamiento, comportamiento y sociales hasta dejar de funcionar de forma independiente.

El 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer, con el objetivo de concientizar a la población y difundir más información sobre esta enfermedad. Algunas personas tienen más predisposición a padecerla, pero ahora investigadores detectaron que hay una posibilidad de retrasar su desarrollo. 

También lee: 7 cosas que hacen tu menstruación más abundante

La investigación de UT Southwestern mostró que hacer ejercicio varias veces por semana puede retrasar el deterioro del cerebro en personas con alto riesgo de enfermedad de alzheimer

El estudio, publicado en Journal of Alzheimer's Disease, explica que  las personas que tenían acumulación de beta amiloide en el cerebro, una característica del alzheimer, experimentaron un proceso de degeneración más lento en la zona del cerebro relacionada con la memoria al ejercitarse regularmente durante un año. 

¿Cómo llegaron los especialistas a esta conclusión? En la investigación se comparó la función cognitiva y el volumen cerebral de 70 personas de 55 años o más, quienes llevaban una vida sedentaria y tenían problemas de memoria. 

Los participantes fueron separados en dos grupos y se les asignaron tareas diferentes, uno hizo ejercicio aeróbico que consistía en media hora de entrenamiento cuatro o cinco veces a la semana, mientras que el otro realizó solo entrenamiento de flexibilidad.

Aunque ambos grupos mantuvieron habilidades cognitivas similares durante el estudio,  las diferencias se notaron al analizar su cerebro, ya que quienes realizaron ejercicio presentaron una reducción ligeramente menor en su hipocampo

Esta región cerebral  está relacionada con la memoria y se deteriora progresivamente a medida que la demencia aparece y se desarrolla.

Rong Zhang, quien dirigió el ensayo clínico,  destaca que "es interesante que los cerebros de los participantes con amiloide respondieran más al ejercicio aeróbico que a otros. Aunque las intervenciones no impidieron que el hipocampo se hiciera más pequeño, incluso disminuir la tasa de atrofia a través del ejercicio podría ser una revelación emocionante". 

Para profundizar en el tema, el especialista también realiza un ensayo a cinco años, que involucra a más de 600 adultos mayores, de 60 a 85 años, con alto riesgo de desarrollar Alzheimer

La investigación tiene como objetivo principal medir si el ejercicio aeróbico y tomar medicamentos específicos para reducir la presión arterial alta y el colesterol pueden ayudar a preservar el volumen cerebral y las capacidades cognitivas.

Aunque el Alzheimer no es curable, los estudios indican que aumentar la actividad física puede ayudar a retrasar el avance de la enfermedad y beneficiar la calidad de vida de las personas.




publicidad

publicidad

publicidad