publicidad

Otros

Ejemplo y emociones construyen buena salud

Los padres deben enseñar a sus hijos a procurarse buena salud con el ejemplo, o bien teniendo conciencia de los hábitos familiares.

  • 28/12/2012
  • 11:34 hrs.

Es responsabilidad de los padres fomentar que sus hijos tengan contacto con la naturaleza para que esto nutra su alma y su mente, y aprendan a tener niveles de salud de forma autosuficiente, dijo a SUMEDICO la directora general de Language First, María Teresa Zavala (*).

La relación entre las emociones y la cuestión mental con la salud física es verificable, de acuerdo con María Teresa Zavala, toda vez que “para la mente, pensar es igual que hacer, y una madre que quiere que sus hijos sean sanos, con mente sana y ejercicio físico, debe poner el ejemplo. Hay que recordar que la palabra enseña, pero el ejemplo arrastra, y si hacemos que los hijos sigan el ejemplo es probable que siempre lleguen a la meta”.

No obstante, la especialista en educación y lenguaje explicó que, en caso que el ejemplo no se concrete, es importante que los padres de familia sean conscientes del tipo de cosas que llevan a casa.

“Si exploramos la despensa y vemos que los alimentos son cosas no sanas, el cambio debe comenzar por ahí, comprando menos refrescos, consumiendo más agua, más verduras, proteínas”, indicó.

Respecto a la forma como las emociones tienen relación con la salud, María Teresa explicó que “la búsqueda máxima del ser humano es hacia la felicidad”, no obstante, señaló que en muchos casos esa felicidad se busca a través de cosas externas a nosotros, “hacemos hábitos de lenguaje en donde el refugio y la búsqueda son los hábitos alimenticios, a veces deformes”.

Una de las máximas responsabilidades de los padres de familia, de acuerdo con María Teresa, es que promuevan los buenos hábitos alimenticios entre sus hijos con el mismo énfasis con que la publicidad promueve la comida chatarra en televisión, “y eso será más importante que dejarlos hora y horas frente al televisor que está ‘educando’ sus mentes”.

Transformar energía y vitalidad

La especialista señaló que las emociones forman estados emocionales, y está comprobado que el estado de ánimo modifica tu postura corporal.

“Si logras ser consciente de que el primer mensaje que mandas al cerebro es a partir de la postura, cuando estés alerta verás que tienes una fisiología que hay que cuidar, tanto como hay que cuidar la manera como caminan nuestros hijos, cómo transforman la inteligencia emocional a partir de ser conscientes de su movimiento”, refirió.

Finalmente, la especialista indicó que mientras más contacto tengan nuestros hijos con la naturaleza, su alma y mente se nutrirán más y aprenderán a tener niveles de salud en forma autosuficiente.

(*) María Teresa Zavala Alarcón

Directora General de Language First by Practical Education for Executives

direccionlf@lfbypefe.com.mx

publicidad

publicidad

publicidad