Dormirse rápido podría disminuir el riesgo de depresión

Dormirse rápido o una hora más temprano de lo normal podría tener muchos beneficios para la salud mental, según un estudio

Dormir bien es fundamental para una buena salud física y mental y nuevos estudios demuestran que dormirse rápido podría disminuir el riesgo de depresión. Así que, si eres de los que tarda demasiado tiempo en conciliar el sueño te damos razones para empezar a buscar soluciones al respecto. 

Dormirse rápido podría disminuir el riesgo de depresión

Es probable que después de una noche de insomnio al siguiente día no te sientas con el mejor humor y es que cada vez hay más pruebas de que la hora en que nos dormimos o acostamos se relaciona mucho con la salud mental.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Conoce por qué dormirse rápido podría disminuir el riesgo de depresión y otros problemas emocionales.

Dormirse rápido evitaría la depresión

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Puede llegar a hacerse crónica o recurrente y dificultar el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio.

Un equipo de investigación de la Universidad de Colorado Boulder y del Instituto Broad del MIT y Harvard encontró que dormirse rápido o tener una hora de sueño más temprana podría reducir el riesgo de sufrir depresión hasta en un 23%.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Para descubrirlo, el estudio publicado en JAMA Psychiat explica que se tomaron muestras de los datos genéticos de 840.000 personas en Reino Unido. Entre ellas se incluyeron los resultados de 250.000 que respondieron a encuestas sobre sus hábitos del sueño y otras 85.000 que fueron observados a partir de monitores del sueño para estudiar su ciclo onírico.

TAMBIÉN LEE: 5 señales de un duelo no resuelto o complicado 

"Los resultados ofrecen algunas de las pruebas más sólidas conseguidas hasta el momento de que la propensión que tiene una persona a dormir en un momento determinado influye en el riesgo de padecer depresión", concluyeron los autores del estudio.

Basta con irse a dormir una hora antes de lo habitual  

Céline Vetter, profesora asistente de fisiología de la Universidad de Colorado Boulder y una de las principales autoras del estudio, destaca que ya se sabía desde hace algún tiempo que existe una relación clara entre la hora en la que nos vamos a dormir y el estado de ánimo.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Sin embargo, según la experta, es la primera vez que se confirma que “incluso adelantar una hora el momento de irse a la cama puede asociarse a un riesgo menor de depresión".

Los investigadores sostienen la teoría de que aquellos que encuentran su punto medio de sueño antes de las tres de la madrugada tienen un 23% menos de probabilidades de sufrir depresión. La clave está en adelantar la hora a la que nos vamos a la cama.

Por ejemplo, "si alguien que normalmente se acuesta a la 1 de la madrugada decide meterse en la cama y poder conciliar el sueño a las 12, podría reducir su riesgo en un 23%", aseguran los investigadores.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

"Si por el contrario se van a la cama a las 11", tal vez la hora óptima para gozar de un mejor descanso y tener menos probabilidades de sufrir este trastorno mental, "se reduciría el riesgo aproximadamente un 40%", subrayan.


¿Por qué se tiene este efecto y cómo lograrlo?

La razón es que dormirse rápidoacostarse a una hora más temprana de lo normal y a su vez, levantarse una hora antes hace que pasemos más tiempo recibiendo luz solar cuya exposición está relacionada con que el cuerpo genere serotonina o dopamina, hormonas que favorecen el buen estado del ánimo.

Por su parte, si nos desvelamos constantemente y llevamos un horario más nocturno que diurno, es posible que nuestro reloj interno circadiano se vuelva más errático, alterando nuestras funciones vitales y, con ello, la segregación de hormonas del bienestar.

¿Cómo dormirse rápido o una hora antes? Vetter, la autora principal del estudio recomienda tener en cuenta cuatro cosas:

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

1. "Haz el día todo lo brillante que puedas y las noches lo más oscuras posible" (Toma la luz del sol por el día y facilita la llegada del sueño instaurando oscuridad completa en tu habitación).

2. "Tómate tu café de la mañana bajo el sol”.

3. “Camina o ve andando en bicicleta al trabajo siempre que puedas”.

4. “Disminuye el uso de dispositivos tecnológicos antes de acostarte".

Ahora que ya sabes los maravillosos beneficios de dormirse rápido solo queda que hagas el esfuerzo por irte a la cama al menos una hora antes para disminuir el riesgo de depresión.

SIGUE LEYENDO: "Después de 10 años enferma, recibir un trasplante fue volver a vivir" 

(Con información de El Confidencial y OMS)