publicidad

Dolor de ovarios, ¿realmente existe?
De Mujeres

Dolor de ovarios, ¿realmente existe?

Tener dolor de ovarios es normal, pero hay casos en que también podría indicar complicaciones. Foto: PEXELS

El dolor de ovarios suele ocurrir 14 días antes de que comience el sangrado menstrual, es decir, justo durante la ovulación

Durante el ciclo menstrual, muchas mujeres afirman que experimentan dolor de ovarios, pero ¿esta molestia realmente existe? De acuerdo con los especialistas sí, aunque médicamente se conoce como dolor pélvico o dolor intermenstrual.

Se trata de un dolor que ocurre en un solo lado de la parte inferior del abdomen femenino y es común durante o cerca de la ovulación, que es cuando el óvulo maduro se libera de los ovarios para dar lugar a un embarazo o a la menstruación.


Es normal, pero en algunos casos podría ser síntoma de otras complicaciones, así que debes estar atenta a la forma en que se presenta y, sobre todo, si se manifiesta con otros síntomas que te describimos a continuación.

Dolor de ovarios

El dolor intermenstrual, mejor conocido como dolor de ovarios, es una molestia unilateral en la parte baja del abdomen asociado con la ovulación. Proviene del alemán “Mittelschmerz”, que significa “dolor del medio” y ocurre en la mitad del ciclo menstrual, es decir, aproximadamente 14 días antes del comienzo del sangrado o regla.

Las mujeres que padecen de este dolor suelen experimentarlo sólo unos pocos minutos o en algunos casos, horas, aunque también podría continuar hasta un día o dos. Puedes distinguirlo fácilmente porque se presenta de la siguiente manera:

-De un solo lado en la parte inferior del abdomen

-Similar a un calambre

-Agudo y repentino

-Con ligero sangrado vaginal en algunos casos

TAMBIÉN LEE: 7 datos sobre la vagina que te sorprenderán

Como el dolor intermenstrual ocurre en el lado del ovario que está expulsando el óvulo, la molestia puede cambiar de lado cada mes, aunque también puedes sentir el dolor del mismo lado durante varios meses y es normal.

¿Cuándo preocuparse?

En general no debería causar preocupación, pues es efecto del desprendimiento o salida del óvulo antes de la ovulación. El ligero sangrado tampoco debe alarmar, pues es normal que surja líquido o sangre del folículo del óvulo roto, lo que puede causar irritación del revestimiento del abdomen.

No obstante, si el dolor intermenstrual se vuelve intenso o no se quita en demasiados días y además se acompaña con síntomas como náuseas o fiebre, indica que hay un trastorno más grave, como apendicitis, enfermedad inflamatoria pélvica o incluso, embarazo ectópico, así que debes estar atenta.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., se pueden tomar pastillas anticonceptivas para prevenir la ovulación, lo que automáticamente puede ayudar a reducir el dolor de ovarios o intermenstrual. Si no quieres recurrir a ello, también puedes tomar analgésicos de venta libre si es que el dolor interfiere con tus actividades diarias.

Y tú, ¿has tenido dolor de ovarios?

SIGUE LEYENDO: 5 cosas que jamás deberías ocultarle a tu ginecólogo

(Con información de Medline Plus y Mayo Clinic)

publicidad

publicidad

publicidad