publicidad

Cuarentena podría causar daños en tu cabello, incluso meses después
De Mujeres

Cuarentena podría causar daños en tu cabello, incluso meses después

Foto: Pinterest

Más sebo, caspa y caída excesiva son algunos de los daños en el cabello que podrías experimentar durante o después de la cuarentena

  • SUSANA CARRASCO
  • 24/04/2020
  • 13:51 hrs.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que el encierro, el duelo y la crisis económica derivada de la cuarentena para mitigar el coronavirus (covid-19), elevará los cuadros de estrés y ansiedad en todo el mundo, lo que puede dejar secuelas permanentes en la salud mental pero también física. En ese sentido, algunos expertos alertan que podríamos sufrir daños en el cabello, como caspa, más grasa y un aumento en la caída.

El estrés se manifiesta también en el exterior y algunos cambios en el cabello podrían ser una de las principales señales, aunque es posible que estos efectos puedan verse incluso meses después.

Daños en el cabello por la cuarentena

El aspecto de tu cabello juega un papel mucho más importante de lo que piensas en tu salud, pues muchas veces puede alertarnos de algunas deficiencias en la nutrición o incluso, de altos niveles de estrés.

En ese sentido, David Saceda, tricólogo de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) explica que el cabello puede manifestar que somos víctimas de los efectos negativos del estrés en el cuerpo:

1. Más grasa

Saceda señala que el sistema endocrino es uno de los principales dañados por el estrés, pues los picos aumentan los niveles de cortisol, una hormona que incrementa el nivel de azúcar en sangre y altera el metabolismo de sustancias como la grasa o las proteínas.

Como consecuencia se daña la correcta renovación del cabello porque aumenta la producción de sebo en el cuero cabelludo. En personas propensas, esto puede derivar también en una dermatitis seborreica, porque a mayor cantidad de grasa, mayor presencia del hongo que causa este problema.

"La dermatitis seborreica está relacionada con un hongo, el Pityrosporum ovale, que aumenta sus niveles cuando hay estrés", detalla el tricólogo Javier Pedraz.

2. Caspa

Esta es otra consecuencia derivada del aumento de sebo en el cuero cabelludo, pero se suma que el estrés también puede causar una inflamación de la piel donde nace el pelo.

El efecto es una alteración en la renovación capilar, lo que aumenta el riesgo de descamación y dependiendo de la cantidad de sebo, da lugar a una caspa seca o grasa.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo reparar los daños en la piel de las manos por tanto lavarlas? 

3. Caída de cabello

El estrés es uno de los principales desencadenantes de la caída del cabello y ello se debe a que los niveles de adrenalina se elevan en sangre, provocando que se altere el ciclo vital del folículo piloso.

Existen cuatro fases de vida del cabello: el crecimiento, la transición, el reposo y la expulsión. Cuando tienes mucho estrés, cambia el porcentaje de pelo en crecimiento para convertirse en reposo y expulsión, es decir, el cabello se cae en mayor cantidad, pero hay poco crecimiento de nuevos cabellos.

"La pérdida se produce de forma masiva durante una o dos semanas y tarda mucho en recuperarse, entre tres y cuatro meses", advierte el doctor Pedraz.

Lo más grave es que estos daños en el cabello, como la caída masiva, pueden ocurrir hasta tres meses después de haber sufrido un pico de estrés o ansiedad.

¿Cómo prevenirlo?

Como la principal causa de estas alteraciones en el cabello son los altos niveles de estrés, debemos hacer un esfuerzo por disminuirlo y controlarlo.

Para ello, es indispensable cambiar algunos hábitos e incluir una rutina de ejercicio físico todos los días, desconectarse al menos un momento al día de los pendientes del trabajo y dedicar tiempo a uno mismo.

La higiene también es muy importante, pues muchos piensan que no pasa nada por dejar de lavarse el cabello varios días durante la cuarentena, sin embargo, es muy importante mantener el pelo limpio. Lo ideal es lavarlo de tres a cuatro días a la semana si se tiene un cabello normal y si es más graso, debemos lavarlo todos los días. 

No descuides tu alimentación, pues el cabello sano y bonito depende en gran manera de recibir los nutrientes correctos y también mitiga los efectos negativos del estrés.

Esfuérzate en mantener una dieta equilibrada, rica en antioxidantes y vitaminas como las que se encuentran en las frutas y verduras, pues estos nutrientes favorecen un cabello más fuerte y resistente, además de un cuero cabelludo más saludable.

Finalmente, el doctor Pedraza ofrece algunos consejos en caso de que ya estemos experimentando daños en el cabello a causa del estrés:

"Es importante usar un champú que equilibre el cuero cabelludo. Ingredientes como el aceite esencial de árbol de té o las algas marinas previenen la acumulación de sebo", señala.

¿Y si se me cae en exceso? Para ese problema el experto recomienda productos que ajusten el microbioma de la piel de la cabeza, como los que contienen romero.

En caso de que el problema no mejore con ninguno de estos remedios, lo ideal será consultar con un dermatólogo para que te diga cuál es el tratamiento más efectivo para los daños en el cabello causados por la cuarentena.

SIGUE LEYENDO: Alteraciones en tu ciclo menstrual durante la cuarentena

(Con información de SModa)


publicidad

publicidad

publicidad