publicidad

¿Cuáles son las diferencias entre vértigo y mareo?
Vida Sana

¿Cuáles son las diferencias entre vértigo y mareo?

Aunque son similares, el vértigo y el mareo no son lo mismo. Foto: Freepik

Pocas personas conocen las diferencias entre vértigo y mareo pero cada uno surge por causas específicas y tienen distintos significados

  • SUSANA CARRASCO
  • 13/08/2020
  • 15:23 hrs.

El vértigo y el mareo son problemas comunes pero los expertos señalan que es muy importante aprender a reconocerlos y, sobre todo, distinguirlos, pues no tienen nada que ver uno con el otro, aunque algunas personas piensen que sí. Por ello, aquí te presentamos las principales diferencias entre estos padecimientos.

Las diferencias entre el vértigo y el mareo a veces no están tan claras porque ambos forman parte de los trastornos de equilibrio, pero cada uno tiene causas y síntomas muy diferentes que se deben tomar en cuenta.

Así que, si crees que esos malestares que tienes son simples mareos, a continuación, te decimos todo lo que debes saber sobre las diferencias en comparación con el vértigo.

Diferencias entre vértigo y mareo

El mareo suele caracterizarse por causar una sensación de estar a punto de desmayarse, mientras que el vértigo es la ilusión de que todo a nuestro alrededor da vueltas o que uno mismo da vueltas alrededor de todo. Pero esas no son las únicas diferencias, de acuerdo con MédicoPlus, existen otras que se deben tomar en cuenta.

TAMBIÉN LEE: Partes del cuerpo que son más peligrosas para hacer un tatuaje

A grandes rasgos, podría decirse que el mareo es un trastorno del equilibrio que es leve y surge esporádicamente, generalmente por razones externas y en cualquier persona, incluso en aquellas sanas. Los episodios de mareo aparecen cuando al cerebro no le está llegando suficiente sangre, ya sea por una baja en la presión arterial, por deshidratación o por levantarse demasiado rápido. También ocurre luego de dar vueltas rápido, pasar mucho calor o estar extremadamente nervioso.

Por su parte, el vértigo es un fenómeno más grave y menos común que surge como consecuencia de un trastorno interno del organismo, principalmente en los oídos, que son encargados del equilibrio corporal. Surgen sin motivo aparente, por lo que es posible que de la nada se sienta vértigo. Golpes en la cabeza, ciertos medicamentos, la migraña y otras enfermedades neurológicas pueden favorecer el vértigo.

Síntomas de mareo y vértigo

La sintomatología es lo que nos ayuda a diferenciar estos dos padecimientos que, como ya vimos, surgen por razones diferentes y también se manifiestan de distintas maneras. En el caso del mareo, Mayo Clinic señala que hay una sensación de desmayo, pero no dura mucho, pues la circulación se restablece rápidamente. Puede nublarse la vista y haber un poco de debilidad, pero también es pasajero, aunque en casos específicos, como el embarazo, el mareo suele terminar en desmayo.

 El Dr. Eduardo Martín Sanz, de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) explica a Cuídate Plus, que los síntomas de vértigo son más específicos, pues hay una falsa sensación de que la persona o el lugar, están girando rápidamente, por lo que podría decirse que el mareo es el inicio del vértigo, pero no lo es todo. Es común que se nuble la vista, que la sensación de perder la conciencia sea muy intensa, que haya debilidad, náuseas, vómitos, problemas para enfocar los ojos, pérdida momentánea de la audición, zumbidos en los oídos, imposibilidad de estar en pie, dificultad para hablar, debilidad y hasta problemas para tragar.

Por lo tanto, el vértigo es un padecimiento mucho más intenso que el mareo, al grado de que imposibilita que la persona que lo sufre pueda continuar con sus actividades mientras dura el episodio, que en muchos casos pueden ser varios minutos o incluso, horas. En conclusión, el vértigo es discapacitante y una condición que requiere atención médica.  

Tratamientos

Otra de las diferencias entre vértigo y mareo está en los tratamientos, pues en el último caso, no se requiere de la toma de medicamentos, ya que es una molestia pasajera que dura pocos minutos y puede mejorar simplemente tomando unos minutos de descanso y aire fresco hasta que el cerebro recupere la cantidad de circulación sanguínea adecuada.

Al sufrir vértigo, la persona debe solicitar atención médica porque como ya mencionamos, hay problemas en el funcionamiento del cuerpo que lo causan, no solo en cuanto al equilibrio, sino que también podría tratarse de trastornos neurológicos no diagnosticados. No hay cura para el vértigo pero existen tratamientos que ayudan a disminuir las molestias durante los episodios.

Si los mareos son constantes o tienes la sospecha de que podría tratarse de vértigo, lo mejor es que vayas al médico para salir de dudas y encontrar las causas detrás de estos padecimientos que afectan tu calidad de vida.

SIGUE LEYENDO: Los peligros de ponerse rojo al beber alcohol


publicidad

publicidad

publicidad