¿Cuáles son las causas de acné en las mujeres adultas?

El acné en las mujeres adultas no surge por una mala higiene en el rostro, sino por alteraciones en el cuerpo que requieren atención de un experto

El acné en las mujeres es más común que en los hombres y esto se debe a que existen muchos más factores que pueden desencadenar este problema de la piel en ellas y que van más allá de la higiene facial.

¿Cuáles son las causas de acné en las mujeres adultas?

De hecho, la adolescencia no es la única etapa en que las mujeres suelen padecerlo, también sufren del llamado acné adulto o acné tardío, que ocurre después de los 25 años.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

Existen muchas causas detrás del acné en mujeres y si quieres saber por qué no logras combatirlo a pesar de usar productos de higiene que prometen eliminarlo, entonces no te pierdas los siguientes párrafos.

Acné en las mujeres

De acuerdo con expertos de Mayo Clinic, el acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Causa puntos blancos, puntos negros o granos.

También es común que provoque irregularidades sensibles y rojas, así como bultos llenos de pus.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

Es importante que, al notar el acné en el rostro u otras partes del cuerpo como la espalda, se acuda de inmediato con el dermatólogo, especialmente si los tratamientos tópicos como jabones o cremas no funcionan, pues podría ser causado por factores como:

1. Alteraciones hormonales

Esta es una de las principales causas del acné en mujeres adultas, pues surge como consecuencia del exceso de hormonas masculinas o hiperandrogenismo. Esto sucede con frecuencia en casos de síndrome de ovario poliquístico (SOP).

Además del acné, las alteraciones hormonales se acompañan de irregularidad menstrual, exceso de vellos y caída de cabello.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest) 

TAMBIÉN LEE: Rodillos faciales, ¿realmente funcionan? 

El acné también puede persistir durante décadas con brotes comunes una semana antes de la menstruación, pero puede controlarse con anticonceptivos hormonales que recomiende el ginecólogo.

2. Estrés

Muchas veces, los granos aparecen o empeoran los brotes después de una situación de mucho estrés, pues cuando hay mucha tensión las glándulas sebáceas se inflaman, produciendo un exceso de grasa o sebo en la piel.

Como consecuencia, los poros se tapan y rápidamente aparece el acné.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

3. Maquillaje inadecuado

El maquillaje es un grandioso aliado para resaltar los rasgos de las mujeres y lucir hermosas, pero se deben elegir los productos con mucho cuidado.

Lo ideal es tomar siempre en cuenta el tipo de piel, pues cada rostro tiene sus necesidades. Por ejemplo, si tienes piel grasa debes usar maquillaje no comedogénico y libre de grasa, de lo contrario, los poros se tapan y empeoran o provocan el acné.

4. Alimentación

Estudios indican que el consumo de determinados alimentos, como los que son ricos en carbohidratos (pan, bagels, papas fritas) pueden empeorar el acné.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Lo mejor es optar por una dieta rica en vegetales, frutas, leguminosas y proteínas, así como tener una correcta hidratación con agua natural.

5. Embarazo

Es una de las etapas más hermosas en la vida de una mujer, pero también puede ser causa de acné.

Esto se debe a que los niveles de progesterona aumentan considerablemente en esta etapa, lo que favorece que las glándulas sebáceas produzcan más grasa, que se tapen los poros y salgan granos.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Los cambios hormonales también provocan cambios de humor y más irritabilidad, lo que aumenta el estrés y empeora las imperfecciones de la piel

El acné en las mujeres puede mejorar con un tratamiento adecuado, pero siempre debe ser prescrito por un especialista.

SIGUE LEYENDO: Razones por las que no deberías usar toallitas de higiene íntima 

(Con información de Mayo Clinic y Mejor con Salud