publicidad

Contaminación del aire causa la muerte de niña de 9 años
Vida Sana

Contaminación del aire causa la muerte de niña de 9 años

Foto en portada: pixabay.com

Se convirtió en la primera persona en el Reino Unido que pierde la vida por la contaminación del aire.

¿La contaminación puede ser mortal? Ella Kissi-Debrah debería estar jugando con sus amigos, viendo la tele, estudiando o acompañando a su familia, pero su familia no puede estar con ella, pues la niña de 9 años perdió la vida en 2013 por el asma. El caso fue llevado a los tribunales debido a que se desconocía la razón real de su fallecimiento y el fallo se emitió el 16 de diciembre señalando a la contaminación como causa de muerte de la pequeña.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire causa la muerte de aproximadamente siete millones de personas cada año en todo el mundo y que los efectos combinados de la contaminación que se encuentra en el hogar y al aire libre ocasionan alrededor de la misma cifra de decesos pero prematuros.

“En gran parte como resultado del aumento de la mortalidad por enfermedades cardíacas, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cáncer de pulmón, accidentes cerebrovasculares e infecciones respiratorias agudas”, apunta la OMS.

Puedes leer: ¿Puede la contaminación del aire hacer que la covid sea aun más letal?

La primera persona en el Reino Unido que fallece a causa de la contaminación:

The Times reporta que Kissi-Debrah murió después de haber tenido un ataque agudo de asma. Según detalla este medio, no había razón para que tuviera los ataques de asma que llevaron a que necesitara ser hospitalizada más de 30 veces entre 2010 y 2013, cuando su corazón dejó de latir.

La British Heart Foundation indica que las investigaciones existentes sobre la contaminación del aire han demostrado que puede empeorar las afecciones circulatorias y cardíacas existentes como insuficiencia, síntomas de angina, fibrilación auricular y otros problemas. Sin embargo, en el caso de Kissi-Debrah, el asistente del forense, Philip Barlow, dictaminó que la contaminación del aire había sido un factor que influyó de manera importante para que la niña empezara a tener asma y se agravara este padecimiento.

¿Te puede matar el asma?

La Asociación de asma del Reino Unido detalla que aunque la mayoría de las personas que tienen ataques de asma reciben ayuda y se logran recuperar, es posible que algunas pierdan la vida por esta causa y que, de acuerdo con sus registros, los ataques de asma matan a tres personas cada 24 horas.

A pesar de estas cifras, dicha asociación explica que dos de cada tres muertes por ataques de asma podrían prevenirse recibiendo una mejor atención de rutina. ¿Qué implica esto? que los individuos que padecen asma pueden reducir su riesgo de muerte tomando sus medicamentos según lo recetado por los especialistas, aún cuando se sientan bien.

Por su parte, el National Health Service (NHS) del Reino Unido informa que los síntomas más frecuentes del asma son:

+ silbidos al respirar

+ falta de aliento

+ presión en el pecho

+ tos

The Guardian menciona que los últimos dos años de vida de Ella Kissi-Debrah estuvieron marcados por ataques graves de asma que ocasionaron que sus pulmones colapsaran parcialmente en cinco ocasiones, pero que sus ataques no fueron causados por infecciones respiratorias o polen, sino que todo empezó cuando los niveles de contaminación del aire aumentaron y la niña sufrió ataques de tos, esto provocó secreciones en sus pulmones y vino el colapso.

Dicho medio resalta también que el forense llegó a escuchar que se trataba de una forma de asma que llenó los pulmones de la niña de líquido.

También te puede interesar: 4 señales que indicarían que estás teniendo un ataque de asma

La familia de Ella no sabía qué mató a su hija y pasó haciéndose esa pregunta de 2013 a 2020, cuando un médico forense finalmente les dio respuesta y convirtió a Ella Kissi-Debrah en la primera persona en el Reino Unido que tiene la contaminación del aire como causa de muerte.

(Con información de OMS, British Heart FoundationThe Times, The Guardian)


publicidad

publicidad

publicidad