publicidad

Conferencias online generan cansancio: estudio
Emociones

Conferencias online generan cansancio: estudio

(Foto: Pexels)

A diario miles de personas atienden juntas virtuales desde que inició la pandemia

La pandemia de covid-19 obligó a millones de trabajadores en todo el mundo a tener que trabajar desde casa, lo que ha hecho que las conferencias online aumenten y un estudio señala que esto genera cansancio de forma importante.

Aunque podría pensarse que trabajar desde casa solo tiene beneficios, la realidad es que no es así.

Conferencias online generan cansancio: estudio

El estudio que fue realizado por la Universidad Stanford en Estados Unidos, se refiere a este fenómeno como la “fatiga del zoom, en referencia a una de esas plataformas, y las evalúa para saber como las videollamadas prolongadas pueden causar cansancio.

Jeremy Bailenson, autor del informe, indica que su objetivo no es criticar estas herramientas, que él mismo usa, sino poner de relieve cómo “las implementaciones actuales de las tecnologías de videoconferencia son agotadoras”.

“La videoconferencia es algo bueno para la comunicación a distancia, pero hay que pensar en el medio: que se pueda utilizar el vídeo no significa que haya que hacerlo”, dijo Bailenson.

El tamaño de las caras por videoconferencia es antinatural e intenso

El primero de los problemas identificados en el estudio es que, tanto la cantidad de contacto visual que mantenemos en las videoconferencias, como el tamaño de las caras en las pantallas es antinatural y muy intenso.

En una reunión normal, los asistentes miran al orador, a otra parte o toman notas, pero en una videoconferencia todos miran a todos constantemente. Un oyente es tratado de forma no verbal como un orador, por lo que aunque no hable sigue mirando a las caras que le miran y la cantidad de contacto visual aumenta drásticamente.

(Foto: Pexels)

En la computadora las caras son demasiado grandes y eso genera estrés

Otra fuente de estrés es que, dependiendo del tamaño del monitor, las caras pueden parecer demasiado grandes, un tamaño que simula un espacio personal que normalmente se experimenta cuando se está con alguien intimidante.

“Cuando la cara de alguien está tan cerca de la nuestra en la vida real, nuestro cerebro lo interpreta como una situación intensa que va a llevar al apareamiento o al conflicto, por lo que al pasar muchas horas en videoconferencias se está en un estado de hiperactividad”, indica el autor del estudio.

Verse a uno mismo tanto tiempo no es sano

Otro problema identificado es que no es natural ver el reflejo de sí mismo tanto tiempo, ya que esto genera que nos volvamos más críticos con nosotros mismos.

(Foto: Pexels)

Además, señala el autor del estudio que las videoconferencias reducen drásticamente nuestra movilidad habitual, si se compara con una llamada de teléfono que permite caminar y moverse.

Luis Daniel Hernández Reyes, urbanista, que trabaja desde casa desde que inició la pandemia, nos contó su testimonio sobre las conferencias virtuales, “casi todos los días tenemos juntas virtuales, tengo juntas matutinas con todo el equipo de la oficina y duran aproximadamente 30 minutos y son para socializar y para hablar de temas en general. Luego tengo otras juntas durante la tarde con el equipo de trabajo y hay otras juntas que no están agendadas pero suceden y son para ponernos al tanto de los proyectos. Las videoconferencias para mí son bastantes demandantes, llegan a durar más de una hora y eso es tedioso y al final de la junta lo que menos quiero es ver la pantalla, las juntas largas me hacen sentir abrumado e incluso es difícil entender el mensaje de lo que quieren decir las personas a través de las pantallas”.

Consejos de salud para el trabajo en casa

Cuida la alimentación: al realizar actividades labores, es importante mantener una alimentación balanceada. Por ello es fundamental regular el consumo de alimentos que se incluyen en la dieta

Cuidar tu postura: al mantenerse el cuerpo en una misma posición, se produce una sobrecarga de algunos grupos musculares, mientras que otros quedan en desuso, por lo que se recomienda hacer cambios frecuentes de posición, estiramientos y moverse de vez en cuando. Una adecuada postura mantiene la correcta alineación de los segmentos corporales y proporciona la máxima alineación de los segmentos corporales y proporciona la máxima eficacia gestual con el mínimo esfuerzo.

Relajación ante el estrés: Para lograr una sensación de relajación es importante controlar la respiración, ejercitarse, practicar la meditación e incluso sonreír.

Sigue leyendo: ¿Conoces el síndrome del túner carpiano? Suele afectar a los "godínez"

(Con información de: Swissinfo y Get Healthy)

publicidad

publicidad

publicidad