publicidad

¿Cómo sobrevivir a las preguntas incómodas en navidad?
Vida Sana

¿Cómo sobrevivir a las preguntas incómodas en navidad?

La mayoría hemos estado frente a cuestionamientos que nos hacen querer esconder nuestra cara debajo del suéter...

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 03/12/2019
  • 10:50 hrs.

Navidad, dulce navidad. Vacaciones y la oportunidad de reunirte con todos tus seres queridos para conversar sobre lo acontecido a lo largo del año. Aunque a veces pueda no ser tan placentero por las preguntas incómodas...

Todos hemos estado allí en una cena de fin de año, reunidos con familiares que hacen cuestionamientos sobre la vida romántica, las posturas políticas o tu opinión sobre el extremadamente colorido suéter con renos que te regaló tu abuelita.

Lo peor de todo es que parece inevitable esquivarlas, ya que como tienes a todos tus conocidos mirándote, sientes esa presión de responderles para no parecer grosero con los que se encuentran a tu alrededor.

Por ello, aquí te dejamos cinco tips para sobrevivir a ese molesto/estresante/no del todo disfrutable momento:

1) La pregunta: "¿Ya tienes trabajo?":

La respuesta: Puede que sí lo tengas o puede que no, pero el que te la hagan es como un "¿Ya eres útil para tu familia?". No me has visto en meses ¿y lo que me preguntas es eso?. Conseguir trabajo no es nada fácil, ya que por cada postulación que haces, hay fácil veinte personas preguntando por la oportunidad.

Una buena forma de "safarte" de este momento puede ser darles estadísticas frías sobre la situación. No tienes que buscar tanto. Algunos sitios de búsqueda de empleo te dicen cuantas personas mandaron su Currículum para el empleo que solicitaste. Apúntalas en una hoja y preséntaselas al momento.

 

2) La pregunta: "¡Felicidades!, ¡ya estás en tu último semestre!... ¿Ya estás listo/ lista para el mundo real?

La respuesta: ¿¡Quién está listo para el mundo real!? Hay veces en las que lo que viste en la escuela no aplica para los empleos solicitados o que lo que requieres para entrar en el trabajo de tus sueños es algo que viste la clase que te quedaste dormido porque el profesor no sabía explicarlo.

Puedes decirles la verdad: Que solicitaste para un trabajo, te admitieron y estás tomando cursos y diplomados para convertir tus debilidades en fortalezas... o que ya estás dentro y lo estás dominando todo a la perfección. Depende de cómo te esté yendo.

 

 

Puedes leer: ¿Por qué no deberías regalar un perro en navidad?

3) La frase o pregunta: "Siempre he creído que tu elección de carrera no es tan lucrativa... ¿Alguna vez has pensado en la ingeniería, finanzas o política?"

La respuesta: ¿Es en serio? Las elecciónes de otros siempre son mejores cuando juzgan las de otras personas. Puede que ellos ganen bien, pero que no estén haciendo lo que de verdad les apasiona. Explícales porqué elegiste esa licenciatura y la razón por la que la amas. Puede que sea algo que de verdad te llame mucho la atención. Es TU decisión y tienen que respetarla. No te dejes intimidar ni te hagas pequeño ante este cuestionamiento.

4) La pregunta: "¿Y el novio / la novia para cuándo?"

La respuesta: Respira, respira hondo. No vayas a explotar con la tía, abuelita o prima que te hizo la pregunta. En lugar de decirles sarcásticamente que estás en Tinder buscando pareja, puedes responderles que en este momento te encuentras cursando una carrera, especialidad o curso que de verdad te apasiona y que por el momento no tienes tiempo para una relación (lo cual puede que sea falso, pero no les vas a decir que sigues sin alguien a tu lado o que no lo necesitas). 

Reírte de este momento hará que te la pases mejor y que pasen a la siguiente duda con otra persona, quitándote una gran loza de encima.

 

 

También te puede interesar: "Medio árbol de navidad", la opción para que tus mascotas no arruinen las fiestas

5) La pregunta: ¿Qué pasó con (inserte el nombre del "ex")?

La respuesta: No te enojes. Salvo tu mamá y tu papá ( o a veces ni siquiera ellos) saben que esa persona te engañó, manipuló, insultó, degradó y están al tanto de lo mal que te la pasaste con él o ella. Mejor responde que no funcionó y que no estaba destinado a ser.

Este tipo de respuestas le dejan saber a los demás presentes de manera sutil que ya no deben preguntar sobre el tema y evitará que te sigan molestando con el tema en cuestión.

6) La pregunta: "¿Qué opinas del suéter que te regaló tu abuelita"?

La respuesta: Por favor, no le digas que está horrible o que con ese enorme reno, conejito o perrito vas a ser la burla del instituto. 

Si te lo obsequió días antes, úsalo en ese día frente a tus familiares. Nadie más te va a ver mas que puras personas que llevan tu sangre y, de paso, si tu tata está ahí, se alegrará de que toman en cuenta sus detalles y se sentirá valorada y querida.

Punto extra si lo usas en las festividades del año siguiente. No lo tienes que usar diario, si no quieres, pero el momento valdrá la pena. Ellos lo hacen con cariño, no para molestarte.


publicidad

publicidad

publicidad