publicidad

¿Cómo lavar correctamente el área genital masculina?
De hombres

¿Cómo lavar correctamente el área genital masculina?

Si no estás circuncidado, debes tener más cuidado y poner más atención

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 29/11/2019
  • 12:37 hrs.

Muchas veces llegamos a casa después de trabajar y no nos bañamos hasta el día siguiente. Nos dormimos, descansamos y 24 horas después nos metemos a la regadera sin darnos cuenta de que durante esas siete u ocho horas ya acumulamos sudor en el área del pene. Lavarnos no es el problema, pero... ¿Te aseas la zona genital cada que te duchas? Deberías hacerlo.

¿Por qué lo decimos? porque esta área emite olores y de no ser cuidada de la manera correcta, incluso puede llegar a causarte irritaciones y un hedor en tus genitales.

Admitámoslo... no vas a estar rascándote en ESA junta de trabajo o mientras estás con tu familia en la cena de navidad (que por cierto ya casi es). Por ello, aquí te dejamos la manera correcta de lavarte para evitar momentos incómodos y mantener una buena salud "allá abajo".


 

Puedes leer: ¿Cada cuánto debo lavarme mi barba?

1) Usa agua tibiaSe trata de una parte muy sensible, por lo que si le ponemos agua caliente nos vamos a quemar y nuestro grito va a espantar a los vecinos (¡Yaahhhhhhhhhhhhhhhhh!). No, no es gracioso. Procura usar jabón y agua tibia. Hazlo todos los días.

2) Diferentes maneras: Si estás circuncidado no te lo puedes lavar de la misma manera que los que no lo están. Los que no tuvieron esta operación, "Acostúmbrese a tirar de él hacia atrás, lávese suavemente con agua tibia y jabón, enjuague bien y jale el prepucio hacia adelante nuevamente cuando termine.

Si no te lavas regularmente, se acumula un esmegma, una sustancia que se acumula debajo del prepucio si no te lavas regularmente. Esto puede causar irritación, enrojecimiento y dolor", menciona la Doctora Sarah Jarvis.

El esmegma es una sustancia compuesta de aceite y células muertas de la piel. Se puede acumular debajo del prepucio en los hombres no circuncidados o alrededor de los pliegues de los labios en las mujeres.

¿Notas algo raro? Es hora de comenzar a lavarse.

3) ¿Ya te dio esmegma?: Suele pasar que se nos van las cabras. Si ya tienes esmegma, lo mejor que puedes hacer es cambiar tus hábitos de limpieza, o sea, limpiar bien tus genitales, incluso alrededor y debajo del prepucio.

El esmegma le da menos a los que están circuncidados porque nuestro cuerpo produce un lubricante para ayudar a retraer el prepucio y ellos no lo tienen.

Ahora bien, para limpiarte (en serio, hazlo) puedes seguir los siguientes pasos:

1) Suavemente tira tu prepucio hacia atrás. Si notas que el esmegma ya se endureció, es posible que no lo puedas quitar por completo. Al igual que las relaciones amorosas, no lo fuerces. Si lo haces, puedes causarte dolor y rasgar tu piel (Auch) y esto podría derivar en una infección.


 

También te puede interesar: Incontinencia y otras enfermedades urológicas en hombres

2) Usa un jabón suave (no te vas a lavar con el que usas para limpiar tu ropa) y, de nuevo, utiliza agua calientita para limpiar el área que generalmente cubre el prepucio. No uses fuerza, ya que si tienes piel sensible, te vas a llegar a irritar.

En este caso, frota con aceite el área antes de limpiarla. Eso puede hacer que la acumulación de esmegma se afloje.

3) Enjuaga: Si te dejas el jabón, te va a dar comezón. Retíralo todo y seca suavemente el área.

4) Tira del prepucio hacia atrás sobre la punta de tu pene.

5) Hazlo todos los días hasta que se te quite el esmegma.

¿Cómo saber cuando ya tienes mucho esmegma? "Notarás que tu pene comenzará a oler, tu prepucio no se mueve tan fácilmente y puede haber algo de inflamación o balanitis", explica la Doctora Jarvis.

OJO: no uses cosas afiladas para quitarte el esmegma porque puede resultar peor.

4) En serio, límpiate:

"Es realmente sorprendente la cantidad de hombres que no limpian debajo del prepucio. No solo desarrollan complicaciones regularmente debido a la falta de higiene, sino que también es muy desagradable para una pareja sexual", precisa el médico consultor en salud sexual, Patrick French.

Ya los pasos los tienes arriba.

5) Evita el talco: ¿En serio quieres que huela a bebé? No, no es cierto. French dice que es mejor dejar a un lado el polvo blanco, ya que "se colocará debajo del prepucio, donde puede causar irritación".


Con información de Healthline, NHS, The Sun


publicidad

publicidad

publicidad