publicidad

Emociones

Cocaína provoca emociones negativas

Dicha droga afecta áreas cerebrales que tienen que ver con el control de las emociones y la adicción a las sustancias, señala estudio.

  • 23/01/2013
  • 14:39 hrs.

Los consumidores de cocaína son más sensibles ante las emociones negativas y tiene menor capacidad para controlar estos estados emocionales, señala un estudio realizado por investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera, con sede en Valencia y Granada, en España.

Según el estudio, la tendencia hacia las emociones negativas es una consecuencia del uso de la cocaína, y no desaparece inclusive después de dejar de utilizarla.

Para llevar a cabo su estudio, los científicos identificaron cuáles son las zonas cerebrales que más se ven afectadas por esta situación por medio de resonancia magnética funcional (fMRI) , así como analizando el patrón de conectividad entre distintas regiones.

Lo que mostraron los estudios es que no hubo diferencia en los resultados de consumidores de cocaína y un grupo de control de personas que habían superado los 15 días sin consumirla.

Los científicos advirtieron alteraciones en la actividad del córtex prefrontal dorsolateral y del giro frontal inferior, regiones que pertenecen a la corteza prefrontal y se relacionan con el control de la conducta.

Estas regiones también están relacionadas con otras estructuras del sistema límbico, como la amígdala o el tálamo anterior, las cuales se encargan del procesamiento de las emociones, que también afectan la conducta con influencia en el procesamiento de la corteza prefrontal.

Respecto al córtex prefrontal, los científicos revelaron que éste está relacionado con el deseo de consumir drogas, de ahí que la evaluación entre quienes consumen cocaína y los que la dejaron tras 15 días haya sido similar.

“Todo este significativo deterioro de los sistemas que regulan las emociones contribuye a explicar fenómenos clínicos detectados entre consumidores de cocaína, como la persistencia de los afectos negativos, el mal manejo del enfado o su elevada intolerancia ante la frustración”, explicaron los investigadores por medio de un comunicado. (Con información de El Mundo)

publicidad

publicidad

publicidad