publicidad

Coágulos en la menstruación, ¿qué significan y cuándo preocuparse?
De Mujeres

Coágulos en la menstruación, ¿qué significan y cuándo preocuparse?

Los coágulos menstruales podrían indicar problemas. Foto: Pexels

Dependiendo de la cantidad y la frecuencia, los coágulos en la menstruación pueden considerarse normales o un indicio de problemas de salud

  • SUSANA CARRASCO
  • 03/08/2020
  • 15:00 hrs.

Notar coágulos en la menstruación es algo que puede causar mucha preocupación entre las mujeres, ya que pocas conocen lo que realmente significa. Por ello, aquí te explicamos todo lo que debes saber al respecto y cómo reconocer cuando indican que algo anda mal con la salud femenina.

Observar una porción grande y gruesa de sangre menstrual, conocida comúnmente como coágulo, puede ser muy sorprendente y hacernos pensar que es algo malo, pero en realidad son completamente normales.

Sin embargo, hay casos en los que sí podrían indicar complicaciones como la presencia de pólipos o hasta endometriosis o un aborto espontáneo, por ello es muy importante que estés al pendiente de la forma en que se presentan.

Coágulos en la menstruación

Generalmente, tener coágulos en la menstruación no es algo grave, pues son parte natural del mecanismo de defensa del cuerpo femenino. Los coágulos tienen una textura espesa, similar a la gelatina y ayudan a prevenir la pérdida de cantidades muy grandes de sangre durante la regla. Esta función coagulante ocurre en cualquier parte del cuerpo cuando ocurre una lesión como un corte o una laceración en los tejidos.

TAMBIÉN LEE: ¿Poca sensibilidad sexual? Podría ser síndrome de relajación vaginal

Los coágulos en la menstruación son más comunes en aquellas mujeres que tienen un periodo abundante, normalmente en los primeros dos días de regla. De acuerdo con Medical News Today, el color de los coágulos puede ser brillante o de un rojo más denso u oscuro, en algunos casos llegan a parecer negros debido a que la sangre menstrual se oscurece hacia el final del ciclo porque la sangre es más vieja y sale del cuerpo con menor rapidez.

¿Por qué se forman coágulos menstruales? Aparecen cuando el revestimiento del útero expulsa cantidades abundantes de sangre, se acumula, empieza a coagularse y finalmente sale una porción gruesa y grande del flujo menstrual. La consistencia de la sangre menstrual puede variar de un ciclo a otro, por ejemplo, un mes pueden presentarse coágulos y al otro, un flujo ligero, pero es normal y depende en gran manera de factores como la alimentación y el estilo de vida.

¿Cuándo hay que preocuparse?

Mayo Clinic señala que los coágulos de sangre en la menstruación pueden ser normales, aunque la cantidad, duración y frecuencia de estos pueden alertan cuando algo anda mal. Si se desprenden coágulos muy grandes y durante varios días, empapando las toallas o tampones rápidamente, con un dolor intenso en el vientre, es pertinente consultar al médico ya que podría indicar complicaciones como:

1. Pólipos o fibromas uterinos

Son crecimientos de tejido endometrial o muscular que crece en la pared del útero que, si bien no son cancerosos, pueden hacer que se obstruya la salida de la sangre, se acumule y se formen coágulos muy grandes y abundantes. Si no se trata puede causar dolor al tener relaciones sexuales, sensación de hinchazón, dolor lumbar persistente y problemas de fertilidad.

2. Endometriosis

La endometriosis provoca que los tejidos del revestimiento uterino crezcan fuera del útero, lo que facilita la formación de coágulos en la menstruación. Otros síntomas que pueden alertar esta complicación son los dolores en la pelvis y la zona lumbar, los ciclos menstruales abundantes y con mucho dolor, así como molestias en la intimidad y complicaciones para concebir.

3. Adenomiosis

Las mujeres con este problema lo desarrollan porque el tejido que recubre el útero se desarrolla en la pared muscular, causando que la pared uterina se haga más gruesa, ocasionando un flujo más abundante durante la regla y con coágulos.

4. Aborto espontáneo

Los coágulos en la menstruación también podrían indican un aborto espontáneo, el cual muchas veces ocurre antes de que la mujer sepa que estaba esperando un bebé. Los coágulos grandes podrían indican un aborto temprano y se confunde con el ciclo menstrual abundante.

5. Útero agrandado

Después de tener un bebé, el útero puede quedar un poco más grande de lo normal, aunque esto también puede ocurrir como parte de problemas estructurales, por ejemplo, los fibromas. Este espacio adicional favorece que se acumule la sangre, produciendo más coágulos y un periodo abundante.

Los coágulos en la menstruación que son muy abundantes también podrían indicar desequilibrios hormonales o trastornos hemorrágicos, así que lo ideal es que te asegures de que se trata de algo normal mediante un chequeo médico, especialmente si hay otras molestias como dolor o problemas para concebir. No lo dejes pasar y acude con el especialista.

SIGUE LEYENDO: ¿Sabías que tu postura al dormir afecta la firmeza de tus senos? 


publicidad

publicidad

publicidad