publicidad

Vida Sana

Cáncer de hígado

  • 30/06/2016
  • 17:27 hrs.

Definición

El hígado es el órgano más grande dentro del cuerpo. Filtra las sustancias dañinas de la sangre, digiere las grasas de los alimentos y almacena el azúcar que el cuerpo necesita para obtener energía. El cáncer hepático primario comienza en el hígado. El cáncer de hígado metastático comienza en otro lugar y se disemina al hígado.


Los factores de riesgo para el desarrollo de un cáncer de hígado primario incluyen:



  • Hepatitis

  • Cirrosis, o cicatrización hepática

  • Ser del sexo masculino

  • Bajo peso al nacer


Los síntomas pueden incluir una masa o dolor en el lado derecho del abdomen y coloración amarillenta de la piel. Sin embargo, usted puede no tener síntomas y el cáncer puede encontrarse cuando ya esté en un estadio avanzado.


Eso dificulta el tratamiento. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, radiación, quimioterapia o trasplante de hígado.

La mayoría de los países desarrollados tienen reglamentos para proteger a los consumidores y los trabajadores de los químicos que causan cáncer. Estos reglamentos han descartado ciertos químicos como causa de cáncer del hígado. Ciertas enfermedades hereditarias pueden causar cirrosis del hígado y aumentar el riesgo de cáncer del hígado.


El detectar y tratar estas enfermedades a tiempo en la vida puede reducir este riesgo. Por ejemplo, a todos los niños en familias donde hay hemocromatosis se les debe hacer las pruebas para detectar la enfermedad y tratarla si la tienen.


Ilustración del hígado


 


El tratamiento consiste en disminuir el consumo de hierro y extraer pequeñas cantidades de sangre para utilizar el exceso de suministro de hierro en el cuerpo.


Para más información y ayuda puede acudir a:



  • Asociación Mexicana de Hepatología

  • Instiuto Nacional de Cancerología

  • Instituto Nacional de Nutrición

  • Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer

Muchos tipos de cáncer del hígado se pueden prevenir con medidas de salud pública que reduzcan la exposición a los factores de riesgo conocidos de esta enfermedad.


Vacuna para ayudar a prevenir la infección con Hepatitis B. Todos los niños, así como los adultos, en alto riesgo (profesionales de la salud, personas cuyo comportamiento pueden ponerlos en riesgo, etc.), deben recibir esta vacuna para reducir el riesgo de hepatitis y cáncer del hígado. No existe vacuna alguna contra la hepatitis C.


El prevenir la infección con HCV y HBV en las personas que no están inmunizadas se basa en comprender cómo estas infecciones ocurren. Estos virus se propagan por compartir agujas contaminadas (entre usuarios de drogas), sexo sin protección, o a través del nacimiento. En el pasado, las transfusiones de sangre también eran una fuente principal de infección, pero esto ocurre en muy raras ocasiones.


La prevención de los tipos de cáncer del hígado asociados con el abuso del alcohol sigue siendo un desafío. Dejar de fumar también puede reducir ligeramente el riesgo de cáncer del hígado, así como reducir el riesgo de muchas otras enfermedades que pueden amenazar la vida.


 


Actualizado el 22 de junio de 2010


Fuente: Instituto Nacional de Cancerología y http://www.nlm.nih.gov

publicidad

publicidad

publicidad