publicidad

Cambios en la saliva que podrían indicar problemas de salud
De Mujeres

Cambios en la saliva que podrían indicar problemas de salud

Foto: tomada de la web

Pocos saben que los cambios en la saliva suelen ser el primer síntoma de enfermedades como diabetes y acidez estomacal

  • SUSANA CARRASCO
  • 13/04/2020
  • 14:49 hrs.

La saliva es un fluido corporal que todos tenemos y que tiene funciones mucho más importantes de las que creemos, pues además de lubricar la cavidad bucal, también nos protege de algunas bacterias y ayuda a una correcta digestión, por lo que expertos advierten que hay cambios en la saliva a los que debemos prestar atención, ya que podrían indicar problemas de salud.

Mantente atento a las señales que indican que tu saliva no es normal debido a una enfermedad que no sabes que padeces.

Cambios en la saliva 

De acuerdo a Rosa Marco Millán, presidenta de la Sociedad Española de Odontología y Estomatología, la saliva tiene un papel fundamental en la buena salud del cuerpo, pues contribuye a la buena digestión, la correcta masticación, la cicatrización de los tejidos orales, la protección contra bacterias y hongos y la detección de enfermedades en etapa temprana, pues muchas veces, los cambios en la saliva son señal de que algo no anda bien.

La saliva se trata de un fluido corporal que todos tenemos, que no tiene color y que fundamentalmente lubrica la cavidad bucal.

¿Cómo saber que nuestra saliva es normal o no? Según la odontóloga Manuela Escorial, existen varias señales que nos advierten problemas:

1. Poca cantidad

Uno de los problemas más comunes relacionados con la saliva es la xerostomía o síndrome de boca seca, que se caracteriza por la sensación subjetiva de sequedad en la boca provocada principalmente por un mal funcionamiento de las glándulas salivales, daños en los nervios, VIH/SIDA y diabetes. 

Esta afectación también es muy común en embarazadas, de hecho, se estima que una de cada 10 gestantes lo padece debido a que las causas más comunes son los cambios hormonales, como un aumento en los estrógenos que hacen que la mucosa de las vías respiratorias superiores se inflame, dificultando la respiración nasal y aumentando la bucal, lo que produce la sensación de sequedad.

TAMBIÉN LEE: El increíble efecto de los besos de lengua en el cerebro

Algunas molestias que indican que tienes poca cantidad de saliva son:

Saliva de textura viscosa y con espuma

Alteración del sabor de alimentos

Problemas para masticar o tragar

Sensación de ardor y dolor en la lengua

Sed excesiva

Fisuras en la comisura de los labios

Mal aliento

En algunos casos, la poca cantidad de saliva en el embarazo también podría ser una señal temprana de diabetes gestacional.

2. Exceso

Cuando una persona produce un exceso de saliva se trata de un trastorno que se conoce como sialorrea y generalmente es causado por el consumo de algunos medicamentos o por problemas de salud que impidan tragar correctamente, como el parkinson o la parálisis cerebral.

Según Mayo Clinic, hay ciertas afecciones que también pueden causar salivación excesiva, como faringitis estreptocócica, los abscesos alrededor de las amígdalas y la amigdalitis. Otras causas también pueden ser el reflujo ácido, la obstrucción de conductos nasales y en algunos casos, un engrandecimiento de la lengua.

El uso de prótesis dentales también puede contribuir al exceso de saliva.

3. Saliva blanca y espesa

Este es uno de los cambios en la saliva que podría significar que tienes una infección oral por hongos. Las personas con diabetes son especialmente susceptibles a este problema, por lo que es importante consultar al médico en cuanto lo detectes.

4. Mayor acidez

La saliva ácida podría indicar que tienes reflujo, pues cuando el ácido del estómago sube por tu garganta, se produce un sabor amargo o ácido en la saliva. Otras señales comunes de este problema son las nauseas y el mal aliento.

Presta atención a todos los cambios en la saliva, pues muchas veces, este fluido corporal puede decir mucho más de tu salud de lo que piensas.

SIGUE LEYENDO: Los 5 peores errores al usar un cubrebocas


publicidad

publicidad

publicidad