publicidad

Brebaje medieval podría servir como antibiótico
Vida Sana

"Brebaje" medieval podría servir como antibiótico

Foto en portada: pikist

Fue identificado por primera vez como de posible ayuda en la batalla contra las superbacterias en 2015

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 29/07/2020
  • 19:41 hrs.

Dicen que lo que se hizo en el pasado puede funcionar en el futuro y un "brebaje" de hace más de mil años es el claro ejemplo, ya que podría funcionar como antibiótico para las bacterias resistentes a estos medicamentos.

Un estudio publicado en el journal Scientific Reports descubrió que este líquido, conocido también como "colirio de Bald", tiene una actividad antibacteriana prometedora.

Puedes leer: covid-19: pandemia podría poner en jaque avances contra hepatitis B

Colirio de Bald: ¿El antibiótico del futuro para bacterias resistentes?

De acuerdo con la Universidad Nottingham, en 2015 se descubrió este remedio anglo-sajón en el libro Leechbook de Bald, un volumen encuadernado en inglés antiguo en la Biblioteca Británica.

"El Leechbook es ampliamente considerado como uno de los primeros libros de texto médicos conocidos y contiene consejos y recetas médicas anglosajonas para medicamentos, ungüentos y tratamientos", menciona dicha institución educativa.

Los autores de la investigación publicada en Scientific Reports explican que, más allá del covid-19, se necesitan con urgencia nuevos antimicrobianos que combatan las bacterias resistentes a las medicinas, pues muchas de estos microorganismos se han adaptado para resistir los antibióticos y son mucho más difíciles de tratar que las bacterias "normales".

"Esta resistencia a los antimicrobianos provoca infecciones problemáticas, amenaza el éxito de la cirugía de rutina y los tratamientos contra el cáncer, y se estima que matará a 10 millones de personas por año para 2050", explican los especialistas sobre las bacterias resistentes a los antibióticos.

Durante sus experimentos para encontrar una solución al problema antes mencionado, los investigadores reconstruyeron un remedio de hace mil años llamado "colirio de Bald", que contiene ajo, cebolla, vino y sales biliares y descubrieron que tiene una actividad antibacteriana que promete mucho.

"Confirmamos el colirio de Bald como un ejemplo de un "antiguo biótico" que requiere la combinación de todos los ingredientes para una actividad potente contra un panel de cepas bacterianas que son clínicamente importantes", mencionaron los autores.

También te puede interesar: Veneno de animales podría ayudar a reducir el dolor

Y es que la manera de hacer las cosas tiene mucho que ver. En el pasado, como no se tenía la tecnología que se tiene hoy, todo era a mano y esto también sería un factor importante para que el colirio de Bald funcione como debe.

"El paso en este remedio medieval que especifica que la cebolla y el ajo se muelen juntos se habría realizado manualmente, muy probablemente con una mano de mortero. Descubrimos que dicho proceso genera concentraciones subbactericidas de alicina, que se complementan o sinergizan con la presencia de otros ingredientes para formar una preparación que destruye las biopelículas", explican los investigadores.

Las biopelículas son comunidades de bacterias que resisten los antibióticos y que la Alicina tiene actividad bactericida.

"Reducir la cantidad de alicina presente pero mantener la actividad completa contra las biopelículas bacterianas puede ser clave para producir un tratamiento tópico seguro. Se necesita más investigación al respecto", concluyen los autores sobre este antibiótico.


publicidad

publicidad

publicidad