publicidad

Automasajes sencillos que disminuyen la tensión y el dolor muscular
Vida Sana

Automasajes sencillos que disminuyen la tensión y el dolor muscular

Foto: Flickr

Date un tiempo para consentirte con estos automasajes que no solo liberan tensión y dolor, también mejoran la circulación

  • SUSANA CARRASCO
  • 23/04/2020
  • 15:19 hrs.

Desde que comenzó la cuarentena hemos pasado muchas horas sentados en sillas poco cómodas o en sillones que no están diseñados para mantener una buena postura corporal, que sumado al estrés de no salir, seguro que ya ha empezado a tener efectos como dolor en el cuello, espalda y piernas. Si es tu caso, a continuación, te decimos cómo hacer automasajes que disminuyen la tensión y el dolor muscular.

Lo mejor de estos masajes corporales es que puedes hacerlos tú mismo, así que solo necesitas de tus manos para sentirte más relajado.

Automasajes que disminuyen la tensión

Sin duda, los masajes disminuyen la tensión y los dolores musculares, pero ¿qué hacer cuando no tenemos a alguien que nos ayude a hacerlo? Sencillo, puedes optar por automasajes en zonas clave de tu cuerpo. Toma nota:

1.  Masaje de hombros

Cuando pensamos en hacer home office inmediatamente se nos viene a la mente lo maravilloso que será librarnos del tráfico, pero nunca pensamos en que terminaremos trabajando en el comedor con una silla poco cómoda y que con el paso de los días, nos causará un fuerte dolor de espalda.

Esto ocurre porque las sillas en casa no están diseñadas para pasar tantas horas en la misma posición y la altura de la mesa tampoco es la adecuada para escribir, lo que genera mucha tensión en la espalda y las lumbares, según Carmen Sanz Bando, fisioterapeuta.

TAMBIÉN LEE: 5 molestias físicas comunes en la cuarentena y cómo aliviarlas

¿Cómo solucionarlo? La experta señala que si sentimos dolor en la zona de los hombros, solo tenemos que cruzar un brazo por el pecho hasta tocar los omoplatos. Luego debemos dar pequeños pellizcos en la zona y hasta los hombros, como si amasaramos la piel. Si notas pequeñas bolitas o nudos, pon más énfasis en esa parte. Cambia de brazo y repite en el otro lado.

Puedes subir hasta el cuello si lo deseas pero debes masajear con más cuidado porque hay vasos y muchas terminaciones nerviosas que pueden causar un calambre si los presionas demasiado.

2. Masaje de espalda baja

El método de este automasaje es similar al de los hombros. Con ambas manos debemos hacer movimientos de abajo hacia arriba, mientras presionamos con las yemas de los dedos en la zona de la espalda baja. Si solo nos duele un lado, debemos echar el torso hacia el contrario para dejar al descubierto la zona que nos molesta y poder masajearla.

Se recomienda usar aceites para que podamos hacer los movimientos con mayor facilidad.

3. Masaje para dolor de cabeza

Se hace en tres fases, primero debes apoyar los dedos de la mano en la parte superior del cráneo, justo a la altura de donde nace el cabello. Imagina que tu mano es un pulpo y haz presión moderada con las yemas de los dedos, haciendo pequeñas oscilaciones. Cambia la mano y muévete a la zona de la coronilla y repite los movimientos.

La segunda fase consiste en poner las manos sobre las sienes, a la altura de las orejas y con los dedos separados. Debes presionar sobre el cuero cabelludo y hacer movimientos en círculos durante algunos segundos.

Finalmente, usa las palmas de tus manos para masajear toda la cabeza, tienes que meter los dedos entre el pelo hasta que las palmas de las manos toquen el cuero cabelludo, haz un poco de presión y pequeños movimientos circulares.

4. Masaje de piernas

Estar mucho tiempo sentado daña la circulación de las piernas y te hace más propenso a retener líquidos, pero con un masaje puedes activar la buena circulación.

Primero aplica un poco de crema humectante en tus piernas o aceite, luego pon ambas manos alrededor de un tobillo y con movimientos suaves, ve subiendo las manos hasta las rodillas, no debes hacer presión, solo debes trazar movimientos como de olas con los dedos mientras vas subiendo.

Pasa hasta el muslo con los mismos movimientos, sin olvidar la parte posterior y los laterales. Es importante que el masaje sea de abajo hacia arriba, de esa manera ayudamos a desplazar el líquido hacia los ganglios linfáticos de la ingle.

No te preocupes por hacer perfecto estos automasajes que disminuyen la tensión, el simple hecho de frotar genera un calor que favorece la vasodilatación, lo que ayuda a eliminar productos de desecho musculares y a aumentar la oxigenación de las fibras musculares.

Solo dedícate un tiempo a consentirte y a deshacer los nudos en los músculos.

SIGUE LEYENDO: 5 beneficios de no usar brasier por varios días

(Con información de Buenavida)


publicidad

publicidad

publicidad