publicidad

Aumento del impuesto a tabaco fortalecería a sector salud en pandemia
Vida Sana

Aumento del impuesto a tabaco fortalecería a sector salud en pandemia

Fotografía: Eroski Consumer

Incrementar la cuota específica de 1.49 pesos por cigarro podría destinar los recursos al INSABI 24%.

Conforme información de la herramienta pública de simulación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), si se pasa de $0.49 pesos, que se gravan actualmente por cigarro, a través del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) al tabaco, a $1.49 pesos, el precio final de los cigarros aumentaría 43%.

Lo anterior representaría para los hogares con menores ingresos ganancias de ingresos 3.2 veces mayores, respecto a los hogares de mayor ingreso.

Te sugerimos: Los tres tipos de covid más graves según científicos

Aumento del impuesto a tabaco fortalecería a sector salud en pandemia

Al respecto, en conferencia de prensa virtual, la directora de investigación del CIEP, Alejandra Macías, explicó que es necesario etiquetar los recursos obtenidos por el gobierno mediante el cobro del IEPS a cigarros para que su destino sea el sector salud para con ello enfrentar los costos de las enfermedades y problemas de salud derivados de su consumo:

“Lo ideal sería que tuviera un destino específico para poder contribuir en la reducción de la brecha de presupuesto que tenemos en salud y que ha sido mucho más evidente este año con la crisis de la pandemia”.

 

En ese sentido, el 30% de la recaudación obtenida mediante el pago de este impuesto es destinada a las entidades federativas por medio de aportaciones y participaciones:

“Para este año, de acuerdo con la Ley de Ingresos de la Federación (LIF), se espera una recaudación de 43,679 millones de pesos, de los cuales alrededor de 13,103 millones se destinarían a las entidades federativas”.

Impuestos más altos, ¿igual a beneficios?

Implementar impuestos más altos al tabaco tendría un efecto progresivo sobre la distribución del ingreso.

Por otro lado, la política permitiría a la población incrementar sus ingresos, al reducir el gasto en atención médica derivado de enfermedades relacionadas al consumo de tabaco y aumentar la cantidad de días productivos.

Además de lo anterior, se ha advertido que, aunque dos terceras partes de la población sufrirían incrementos en los gastos destinados al tabaco, los beneficios en términos de reducciones en gastos de salud y años de vida productivos perdidos, compensarían los efectos negativos de un incremento en el precio del tabaco para todos los grupos de ingresos.

Otro aspecto que se vería favorecido es el presupuesto en los gobiernos locales.

Mientras que, aproximadamente 30% de la recaudación por IEPS al tabaco se destina a entidades federativas a través de aportaciones y participaciones:

“El aumento del IEPS propuesto significaría que 17 mil millones de pesos se entregarían a los estados, esto es 36% más que lo recibido actualmente por los estados. Con base en la Ley de Coordinación Fiscal, las entidades que recibirían mayores recursos por concepto de impuestos al tabaco por persona son Nuevo León, Ciudad de México y Colima”.

Las coincidencias en torno a la pandemia...

Fue el día 20 de octubre de 2020 que se realizó el foro virtual Impuestos saludables para mitigar la mortalidad por covid-19 convocado por la Cámara de Diputados y Salud JustaMx, en el marco de la votación de la miscelánea fiscal donde se expuso la necesidad de implementar impuestos saludables al tabaco y a las bebidas azucaradas con el objetivo de reducir la mortalidad por covid-19, ya que estos productos generan varios de los principales factores de riesgo que agravan la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, por ello se propuso incrementar la cuota específica de 1.49 pesos por cigarro podría destinar los recursos al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) en 24%.


publicidad

publicidad

publicidad