publicidad

Asocian implantes de senos con un raro tipo de cáncer
De Mujeres

Asocian implantes de senos con un raro tipo de cáncer

Algunos tipos de implantes pueden aumentar el riesgo de la enfermedad

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 24/07/2019
  • 13:42 hrs.

Aumentar el tamaño de los pechos con implantes de senos es una forma de mejorar la imagen y autoestima, sin embargo, la Food and Drug Administration (FDA) advierte que colocarlos aumenta el riesgo de un raro tipo de cáncer: linfoma anaplástico de células grandes.

En caso de que estés considerando una cirugía de aumento de senos, te recomendamos leer la siguiente información y consultar cualquier duda con tu cirujano plástico.

Implantes de senos

De acuerdo a Mayo Clinic, los implantes de senos se usan en las cirugías de aumento de senos, también conocida como mamoplastía. Es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se incrementa el tamaño de los pechos.


Durante la cirugía se colocan implantes debajo del tejido de las mamas o de los músculos del tórax.

Los motivos por los que una mujer realiza un aumento de senos son muy personales, pero podemos mencionar algunos como:

-Mejorar el aspecto de los senos en caso de que sean muy pequeños o de diferentes tamaños entre sí.

-Adaptar los senos debido a una reducción de tamaño tras el embarazo.

-Reconstruir un seno después de una cirugía mamaria por cáncer de mama.

-Mejorar la confianza y la autoestima

TAMBIÉN LEE: ¿Sabías que existen 7 tipos de pezones? 

Riesgos del aumento de senos

Como toda cirugía, el aumento de senos puede tener algunas complicaciones como una distorsión de la forma del implante mamario debido al tejido cicatrical, dolor en las mamas, infección, cambios en la sensibilidad de los pezones y fuga o rotura del implante.

Sin embargo, uno de los riesgos más peligrosos es el linfoma anaplástico de células grandes, un cáncer poco frecuente pero altamente asociado a los implantes mamarios.


En 2011, la FDA emitió un primer informe sobre este tipo de tumor pero recientemente reveló un nuevo informe en donde advierte sobre un aumento de linfoma en el último año, pasando de 414 casos a 573.

Se han producido 33 muertes y de éstas, se ha confirmado que al menos 13 fueron causados por un tipo de implantes de senos: los texturizados de la marca Allergan

El tipo de cáncer con el que se relacionan, se trata de un trastorno linfoproliferativo, es decir, una proliferación anormal de las células del sistema inmunitario denominadas linfocitos T, que se desarrolla alrededor de un implante mamario.

Esta enfermedad no es cáncer de mama, pero es una variante benigna del linfoma que, de acuerdo al cirujano Antonio Díaz, miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), se cura habitualmente quitando el implante afectado.

No es necesario recibir un tratamiento oncológico, pero el experto advierte que algunas mujeres sí necesitan quimioterapia y radiación.

El principal síntoma que delata que estamos desarrollando este problema es el aumento de volumen repentino en un seno tiempo después de haber colocado los implantes.

Este incremento de tamaño se produce por una acumulación de líquido que debe atenderse de inmediato.

Causas del linfoma

El cirujano Díaz indica que se desconocen las causas específicas del linfoma por implantes de senos, pero indica que podrían haber tres factores de riesgo importantes:

1. Predisposición genética

2. Contaminación del implante durante la manipulación

3. El efecto que tiene la textura del implante sobre las células linfoides

En este sentido, el experto indica que los implantes macrotexturizados tienen superficies ásperas que pueden actuar como un irritante en algunas mujeres, provocando inflamación que puede causar linfoma.

Por lo tanto, es más probable que el linfoma ocurra en mujeres con implantes más rugosos a diferencia de aquellos con una cubierta lisa.



En cuanto a si es mejor un implante de agua salada o de silicona, el cirujano indica que no se ha encontrado ninguna conexión entre la enfermedad y el contenido de los implantes.

Tampoco hay diferencias entre las que reciben un implante por razones estéticas y entre aquellas que lo recibieron para reconstruir una mama después del cáncer.

Allergan, la compañía fabricante de bótox anunció que retirará de manera voluntaria y a nivel mundial sus implantes mamarios texturizados "biocell" y de los expansores de tejido.

En cualquier caso, la SECPRE anima a cualquier mujer portadora de implantes de senos a consultar con un cirujano plástico titulado sus dudas sobre el linfoma y la aparición de cambios raros en sus mamas.

TAMBIÉN LEE: Causas de los granitos en el pezón y cómo prevenirlos 

(Con información de ABC y The New York Times)


publicidad

publicidad

publicidad