publicidad

Aromatizantes, un cóctel químico peligroso para la salud
Vida Sana

Aromatizantes, un cóctel químico peligroso para la salud

Estudios demuestran los peligros de los aromatizantes para la salud, especialmente cuando se usan en ambientes cerrados

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 05/09/2019
  • 15:28 hrs.

Los aromatizantes ambientales se usan para mejorar el aroma de la casa o el trabajo y aunque parecen inofensivos, en realidad no lo son. Estudios han demostrado que en ambientes cerrados, son un cóctel químico peligroso para la salud y hasta cancerígeno.

Los aromatizantes en spray y las velas aromáticas contienen químicos que al combinarse con el aire, podrían tener efectos negativos. ¡Conócelos!

Peligros de los aromatizantes  

Los aromatizantes en espacios cerrados pueden hacer que un lugar huela mejor, pero tal vez debemos moderar su uso debido a que son un cóctel químico potencialmente peligroso, ya que al estar en contacto con el aire, generan reacciones químicas nocivas.

¿Te has preguntado qué pasa cuando respiras todos esos productos perfumados? Estudios lo revelan.

Alastair Lewis, profesor del Centro Nacional de Ciencia Atmosférica en la Universidad de York, Inglaterra, midió la calidad del aire de varios hogares, para conocer el impacto en la salud de los aromatizantes.

Primero, el profesor midió durante cinco días los niveles de varios químicos volátiles orgánicos en seis casas modernas y similares de York.

El componente químico que más encontró en el ambiente de las casas fue el limoneno, un químico utilizado para generar un olor cítrico.

En las tres casas donde se usaron más productos de limpieza, se encontró que los niveles de limoneno fueron tan altos que el profesor Lewis tuvo que ajustar la sensibilidad de los monitores.

Cabe destacar que estas casas fueron las que usaron más aromatizantes, productos de limpieza para la casa así como velas aromáticas.

¿Pero qué es el limoneno? No es un producto químico peligroso en sí, de hecho, también se usa para darle sabor a ciertos productos. La alerta comienza cuando se rocía en el ambiente de las casas, porque no se queda en forma de limoneno mucho tiempo.

El profesor Lewis descubrió en pruebas de laboratorio que al exponerse el limoneno al ozono presente en el aire que nos rodea, cada dos moléculas de este producto podrían producir una molécula de otro compuesto químico llamado formaldehido.

Respirar grandes cantidades de formaldehído en el aire de la casa o el trabajo es nocivo para la salud.

Desde los años 80, se encontró un vínculo entre el formaldehído y el cáncer y desde 2011, está clasificado como un cancerígeno para los humanos.

Este químico está presente también en muebles de nuestras casas y también se crea al quemar cigarros o por las estufas de gas. Sin embargo, los altos niveles de limoneno proveniente de los aromatizantes hacen que aumenten sus niveles peligrosamente.

Las conclusiones de los estudios señalan que al mismo tiempo que disfrutamos del aroma de las velas perfumadas, los ambientadores o aromatizantes y los productos de limpieza, también estamos aumentando nuestra exposición a un compuesto seriamente malo.

Por su parte, Anne Steinemann, experta mundial en el estudio de contaminantes y profesora de la Universidad de Melbourne en Australia, publicó un estudio en Building and Environment, donde señala que los desodorantes ambientales o aromatizantes, incluso los ecológicos y orgánicos, pueden emitir químicos potencialmente peligrosos.

Son fuentes de contaminación primaria o secundaria y se han asociado con problemas de salud como:

Migrañas

Ataques de asma

Dificultad para respirar

Dermatitis

Diarrea

Dolor de oído

Algunas sustancias emitidas por estos productos, como el acetaldehído, se han asociado con efectos neurológicos, cardiovasculares, respiratorios, reproductivos, inmunes y endocrinos.

¿Tiene solución?

La solución más obvia ante estos efectos peligrosos es abrir más las puertas y ventanas, sin embargo, en algunos momentos como el invierno esta solución no es la más viable.

En ese sentido, algunas investigaciones realizadas sobre los compuestos químicos en el aire señalan que las plantas domésticas pueden ser absorbentes de la contaminación y los químicos peligrosos.

En pruebas de laboratorio, las plantas han demostrado ser efectivas para absorber compuestos químicos peligrosos, como el formaldehído.

Pero solo cuatro plantas fueron probadas en los ambientes de las casas durante seis semanas, al mismo tiempo que se registraron los niveles de limoneno y formaldehído.

Se encontró que en casas poco ventiladas, el nivel de limoneno aumenta demasiado. Las plantas no tenían ningún efecto en este químico, pero sí en los niveles de formaldehído, un químico cancerígeno.

Las plantas ayudaron a absorber considerablemente el formaldehído tóxico y las plantas más efectivas para lograrlo fueron los geranios, la lavanda y los helechos.

La próxima vez que quieras que tu casa o trabajo huelan bien, mejor opta por usar un aroma a lavanda natural en lugar de rociar aromatizantes todo el tiempo.

(Con información de BBC)

publicidad

publicidad

publicidad