publicidad

Vida Sana

Agua natural, mejor fuente de hidratación: expertos

Expertos declararon que la mejor manera de prevenir la deshidratación, es beber agua natural, la cual es ideal para todas las edades.

  • 11/11/2015
  • 09:16 hrs.

Durante el XVII Congreso de la Sociedad Latinoamericana de Nutrición (SLAN) que se realiza en Punta Cana, República Dominicana, expertos aseguraron que para prevenir la deshidratación, la cual provoca agotamiento físico y mental, dolor de cabeza, mareos, mal humor, falta de concentración e incluso la muerte, el mejor método es tomar agua natural, además de que es ideal para todas las personas desde bebés hasta adultos mayores. 

Expusieron que existe evidencia del impacto de la deshidratación, ya que incluso un estudio realizado en Europa demostró que esta condición aumenta el riesgo de accidentes vehiculares.
 
El director del Instituto Universitario de Investigaciones Biomédicas y Sanitarias de la Universidad de Las Palmas en España, Lluis Serra, al participar en la ponencia "Nutrición para el Desarrollo Sostenible", explicó que una deshidratación entre uno y dos por ciento del peso corporal, afecta la concentración y la habilidad de respuesta.
 
Mientras que una mayor a dos por ciento del cuerpo corporal acentúa estos síntomas, altera la memoria reciente y produce dolor de cabeza intenso.
 
Refirió que un estudio publicado en una revista especializada de Europa realizado en dos grupos de personas que utilizaron simuladores de manejo de vehículos, el que estaba bien hidratado presentó mayor capacidad de respuesta ante las diferentes circunstancias que se presentan al conducir.
 
En ese grupo se reportaron 47 accidentes vehiculares; mientras que el que tenía deshidratación se presentaron 101 accidentes.
 
De la población adulta más de la mitad sufre dolores de cabeza, y una parte de ellos tiene su origen en una deficiente ingesta de líquidos, aseguró.
 
Carmen Pérez Rodrigo, de la Fundación para la Investigación Nutricional y Docencia de las enfermedades Cardiovasculares de España, recomendó que a partir de los seis meses de edad los seres humanos deben empezar a tomar agua.
 
Siempre se debe estar pendiente del tipo de hidratación que se va a elegir por el alto contenido calórico que pueden tener los jugos y las bebidas gaseosas.
 
Aunque las bebidas endulzadas con sustitutos de azúcar sean permitidas en un segundo grupo de fuente de hidratación, al igual que el café y las bebidas calientes.
 
Aún cuando hay diferencias entre las recomendaciones de las sociedades de hidratación europea y la americana en cuanto al consumo diario de líquidos, en promedio es de dos a dos y medio litros, equivalentes a ocho vasos en adultos.
 
Los expertos mencionaron que la hidratación debe ser personalizada dependiendo de las actividades diarias, la edad, el sexo y las condiciones de salud, por ejemplo, una embarazada requiere de más líquidos en comparación con otra que no tiene esa condición.
 
El ambiente en que se vive también debe tomarse en cuenta, pues en lugares húmedos y cálidos se requiere de una mayor cantidad de agua, incluso con cierta cantidad de minerales para reponer los electrolitos perdidos.
 
El agua tiene una función de solvente, lubricante y transportación en el organismo humano que se requieren para el aprovechamiento de nutrientes y la eliminación de toxinas.
 
La forma más sencilla de saber si una persona está bien hidratada o no, es observando el color de la orina. Si es obscura se requiere de más líquidos y si es clara, indica que se está consumiendo una adecuada cantidad de agua.
 

publicidad

publicidad

publicidad