publicidad

7 errores comunes al tratar un fuego labial
Vida Sana

7 errores comunes al tratar un fuego labial

Los remedios caseros para tratar el fuego labial pueden empeorar el problema. Foto: PIXABAY

Quitar un fuego labial no es sencillo porque es causado por un virus que no tiene cura, sin embargo, es posible controlar las molestias

Las bajas temperaturas pueden favorecer la aparición del herpes labial, mejor conocido como fuego labial o “fogazo”. Se trata de una lesión que afecta los labios y que causa molestias como irritación, comezón y dolor. Pero ¿sabías que hay al menos 7 errores comunes al tratarlo? A continuación, te decimos de qué se trata.

El estrés y la baja de defensas son recurrentes durante la temporada de frío, lo que aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar un fuego en la boca.

(Foto: Consumer) 

De acuerdo con expertos de Mayo Clinic, el herpes labial, también llamado “herpes febril”, es una infección viral que causa pequeñas ampollas llenas de líquido sobre los labios o alrededor de ellos. Estas ampollas suelen agruparse formando manchas y una vez que se rompen, dejan una costra que dura varios días, al menos dos semanas. 

Errores al tratar un fuego labial

No hay cura para el herpes labial, pero el tratamiento puede ayudar a controlar los brotes, que las llagas sanen más rápido o que se reduzca la frecuencia, duración y gravedad de los futuros fogazos.

Sin embargo, en la desesperación por intentar aliviar más rápido el fuego labial, algunas personas optan por algunos remedios caseros y cometen varios errores que, en lugar de ayudar, empeoran el problema, tales como:

1. Remedios caseros

Existen cientos de supuestos remedios para aliviar el fuego labial, como el jugo de limón, la pasta de dientes o el ajo, sin embargo, no en todos los casos funcionan y no hay evidencia científica de que sean efectivos. En la mayoría de los casos generan otras complicaciones, como aumento en la irritación de la piel o hasta reacciones alérgicas que inflaman la zona.

También pueden favorecer la proliferación de hongos y bacterias que retrasen la sanación de los labios.

2. Reventar las ampollas

Cuando notamos que se están formando las llagas o ampollas en los labios, lo primero que pensamos es que reventarlas ayudará a facilitar la curación, pero la realidad es que es un error muy grave hacerlo.

Reventar las ampollas o arrancar las costras del fuego labial solo provoca que el virus se disemine por otras partes del rostro y que las cicatrices sean más grandes.

TAMBIÉN LEE: 3 trucos para lograr una desintoxicación digital 

3. Comer alimentos con arginina

Pocos lo saben, pero ciertos alimentos como el chocolate, los frutos secos, cacahuates y almendras pueden repercutir negativamente en el proceso de curación de un fuego labial debido a que contienen arginina, un aminoácido que favorece el desarrollo del virus.

4. Abusar del tratamiento

Entre los mejores tratamientos para aliviar las molestias por un fuego en la boca y acelerar la curación destaca el Aciclovir en crema, que incluso si se aplica ante los primeros síntomas, puede evitar la aparición de la lesión.

(Foto: BBC) 

Sin embargo, aplicar una cantidad enorme de este tratamiento no es efectivo, pues se genera una resistencia al medicamento que conlleva a complicaciones en cuanto el herpes labial aparezca de nuevo.

Lo mejor es aplicar la crema cinco veces al día en cantidades suficientes para garantizar que se absorba, lavando la lesión antes de cada aplicación del medicamento.

5. Aplicar labial o bálsamos

Recurrir a labiales o bálsamos para cubrir el fuego labial es otro de los peores errores que podemos cometer, pues estos productos están desarrollados con químicos que no ayudan a curar la zona.

Recuerda que el herpes labial debe estar perfectamente ventilado, así que si tienes que usar cubrebocas, intenta quitarlo siempre que sea posible para evitar que se acumule la humedad y se retrase la curación.

Si no quieres prescindir del labial, puedes usar parches transparentes que protegen el herpes y permiten usar el maquillaje encima, pero por ningún motivo debes poner el cosmético directamente sobre las llagas.

6. Descuidar la higiene

Es fundamental mantener una buena higiene en la zona, para ello, debemos evitar tocar el fuego labial con las manos sucias y claro, evitar besar, compartir vasos, cubiertos y otros artículos personales como toallas o maquillaje, pues se trata de un virus altamente contagioso.

Procura lavar la zona solo con agua y un jabón neutro todos los días y evita arrancarte los pellejitos o costras, pues solo causas más daño y retrasas la curación.

7. No prevenir

El origen del virus suele ocurrir en la infancia y a partir de ahí, una bajada de defensas, el estrés, los resfriados y la gripe pueden reactivar el virus. También la exposición prolongada al sol y al frío sin utilizar protección labial.

Por ello, es importante prevenir el fuego labial al usar siempre bálsamos labiales hidratantes para proteger los labios tanto de los rayos solares como del frío. Se debe procurar dormir bien y alimentarse de forma balanceada para mantener las defensas altas.

(Foto: Freepik) 

No vuelvas a cometer errores al tratar un fuego labial, recuerda que se trata de lesiones causadas por un virus muy contagioso, por lo que requiere de cuidados especiales.

SIGUE LEYENDO: 7 errores comunes al usar desodorante 

(Con información de Revista Selecciones, Mayo Clinic, Europa Press y El Mundo)


publicidad

publicidad

publicidad