publicidad

7 cosas que nunca deberías guardar en el baño para evitar enfermedades
Vida Sana

7 cosas que nunca deberías guardar en el baño para evitar enfermedades

Foto: tomada de la web

Aunque parezca más cómodo dejarlos ahí, hay cosas que nunca deberías guardar en el baño porque podrían causarte infecciones y otros problemas de salud

  • SUSANA CARRASCO
  • 04/05/2020
  • 16:45 hrs.

El baño puede ser un lugar para relajarnos con una ducha tibia sin que nadie nos moleste, pero también, es uno de los principales focos de infección, ya que como es un espacio en el que constantemente hay humedad, los microbios y bacterias proliferan con facilidad. Por ello, es importante que tomes nota de las cosas que nunca deberías guardar en el baño

Aunque es muy cómodo tener cosas de higiene personal en el baño como los rastrillos o el cepillo de dientes, lo ideal es no guardarlos ahí, porque con el tiempo pueden favorecer el desarrollo de infecciones y otras enfermedades. 

Cosas que nunca deberías guardar en el baño 

La mayoría de las personas suele utilizar los muebles del baño para guardar objetos de higiene y cuidado personal, porque así los tenemos a la mano después de bañarnos o en el momento del aseo corporal, pero pocos toman en cuenta que el baño es el lugar donde se concentra más humedad en el hogar, lo que lo hace un foco de infecciones por mucho que cuidemos la limpieza

Hay ciertas cosas que nunca deberías guardar en el baño, pues de lo contrario, te pones en riesgo de enfermedades por la acumulación de bacterias y hongos dañinos que facilita la humedad y los cambios de temperatura del lugar. 

1. Cuchillas de metal para afeitarse o rastrillos 

Seguro que el momento de la ducha es el ideal para rasurarse o eliminar el exceso de vello corporal pero eso no significa que debemos dejar ahí las cuchillas de metal para afeitarse o los rastrillos, pues el vapor que se acumula y la humedad pueden hacer que se oxiden con facilidad o que se acumulen bacterias peligrosas que pongan en riesgo nuestra salud.

Lo mejor es que las guardes en otro lugar de casa donde no haya humedad.

2. Medicamentos 

Una de las principales indicaciones que podemos leer en los envases de medicamentos dice "manténgase en un lugar fresco y seco", así que definitivamente el baño no es uno de esos lugares. 

Recuerda que la humedad puede arruinar la efectividad de los medicamentos, por lo que es importante que saques el botiquín del baño y lo guardes en un lugar completamente seco y fresco. 

3. Anillos, collares y aretes 

Cuando nos lavamos las manos y la cara en la noche o tomamos un baño antes de dormir, es posible que debamos quitarnos los anillos, aretes y hasta collares que usamos y para muchas mujeres es muy fácil dejarlos en el baño para localizarlos rápidamente al día siguiente. Error. 

Al igual que con las cuchillas de metal para afeitarse, la humedad y los cambios de temperatura puede favorecer que tus joyas y bisutería se oxiden, se deterioren y terminen arruinándose. 

TAMBIÉN LEE: Consecuencias de usar la misma ropa interior por varios días

4. Brochas y esponjas para maquillar 

Si te maquillas en el baño tal vez te parezca ideal dejar ahí tus brochas y esponjas para maquillarte, pero lo cierto es que de nuevo la humedad puede ser contraproducente y hacer que se acumulen bacterias y microbios que más tarde, terminarás poniendo en tu rostro junto con el maquillaje, lo que te pone en riesgo de infecciones en la piel. 

Aprovecha este pretexto y acondiciona un pequeño espacio en casa para que sea tu tocador, puedes poner un espejo con un marco muy lindo y hasta algunas luces. 

5. Cepillo de dientes 

Lo usamos todos los días para mantener nuestros dientes limpios pero si lo dejas en el baño sin asegurarte de que esté completamente seco, será un foco de infección para tu boca, ya que empezará a acumularse la humedad, las bacterias y hasta moho

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que la exposición al moho puede causar congestión nasal, tos, irritación de garganta, ojos y piel.  

Para evitarlo, puedes dejar tu cepillo de dientes en el baño siempre y cuando lo seques perfectamente bien después de usarlo o lo guardes en un estuche especial. 

6. Perfumes 

Con la humedad en el baño y los cambios de temperatura que pueden surgir al bañarnos, los perfumes pueden acelerar su proceso de oxidación, lo que sin darte cuenta, arruina su aroma. Si no puedes guardarlos en otro lado, asegúrate de que al menos estén bien tapados para disminuir los efectos. 

7. Toallas 

Obviamente necesitamos llevar nuestra toalla para secarnos después de bañarnos pero es un error dejarla ahí siempre, especialmente si la dejamos húmeda para que se seque ahí. Rápidamente los hongos y bacterias empezarán a proliferar y te pondrás en riesgo de una infección en la piel, los ojos o hasta los genitales. 

Siempre saca tu toalla del baño y deja que se seque al aire libre, también lávala con frecuencia aunque no se vea sucia. 

Aprovecha tu tiempo libre para reorganizar tu hogar y buscar un nuevo espacio para las cosas que nunca deberías guardar en el baño, así no solo se verá más organizada esta habitación, también estarás cuidando tu salud y bienestar. 

SIGUE LEYENDO: ¿Cada cuánto tiempo se deberían lavar la toallas?

(Con información de Mejor con Salud)



publicidad

publicidad

publicidad