7 casos en los que podría ser peligroso tomar pastillas anticonceptivas
De Mujeres

7 casos en los que podría ser peligroso tomar pastillas anticonceptivas

No todas las mujeres pueden tomar pastillas anticonceptivas, en algunos casos, ponen en grave riesgo la salud

  • SUSANA CARRASCO
  • 22/01/2020
  • 18:53 hrs.

Las pastillas anticonceptivas son un tipo de medicamento con hormonas que previene el embarazo y puede corregir algunos desajustes hormonales pero, ¿todas las mujeres pueden tomarlo?  En realidad no y hay 7 casos en que podría ser peligroso tomarlas.

En general este es un método muy seguro para prevenir embarazos de forma temporal, pero las pequeñas cantidades de hormonas femeninas que contienen tienen algunos efectos negativos en ciertos casos.

¿Podría ser peligroso tomar pastillas anticonceptivas?

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explica que las pastillas anticonceptivas impiden la ovulación y hacen que el moco del cuello uterino se vuelva espeso, impidiendo el paso de los espermatozoides.

Tienen alrededor de un 98% de efectividad si se toman de forma adecuada, es decir, todos los días a la misma hora.

Sin embargo, en algunos casos, podrían ser peligrosas para la mujer, por lo que el médico deberá vigilar muy de cerca su consumo o recomendar otro anticonceptivo.

Estos son los casos en los que es mejor evitar las pastillas anticonceptivas:

1. Presión arterial alta o hipertensión

Como es un medicamento con hormonas, las pastillas anticonceptivas pueden estrechar los vasos sanguíneos más pequeños y aumentar la presión arterial, lo que definitivamente podría ser una emergencia en casos en los que ya hay un problema con los niveles de presión.

2. Antecedentes de trombosis venosa y problemas de circulación

El estrógeno y el progestágeno de algunas pastillas anticonceptivas pueden causar un efecto secundario en los vasos sanguíneos, estrechándolos y aumentando el riesgo de trombos o coágulos.

Si ya tienes antecedentes de estos problemas, lo mejor será evitar las píldoras.

TAMBIÉN LEE: Síndrome de la vagina muerta, ¿qué lo causa? 

3. Diabetes

En el caso de las mujeres con diabetes, se debe consultar al médico antes de tomar cualquier pastilla anticonceptiva, pues las hormonas que contienen pueden aumentar drásticamente el riesgo de trombosis en estos casos.

4. Ser fumadora

De acuerdo a la Fundación Española del Corazón (FEC), las fumadoras que toman anticonceptivos hormonales multiplican su riesgo de trombosis e infarto.

Estudios demostraron que el riesgo de estas complicaciones es 8 veces más con el uso de parches transdérmicos, 6,5 veces más con anillos vaginales y hasta 3 veces más con las píldoras.

Las hormonas de estos métodos forman coágulos que se desplazan hasta el corazón por medio del torrente sanguíneo, provocando infarto agudo al miocardio.

5. Tomar medicamentos anticonvulsivos

Si padeces epilepsia u otra enfermedad en la que necesites tomar medicamentos anticonvulsivos, debes consultar al médico para pedirle un método anticonceptivo seguro, pues en estos casos, los componentes de los anticonvulsivos pueden reducir la eficacia de las hormonas en la píldora.

6. Lactancia

Lo mejor es que durante los primeros 3 meses después del parto no te cuides con anticonceptivos hormonales de ningún tipo, incluyendo las pastillas anticonceptivas, tal como lo recomiendan expertos de Planned Parenthood.

Después de ese periodo, puede comenzar con cualquiera de esos métodos.

7. Antecedentes cardiovasculares

De acuerdo a Mayo Clinic, aquellas mujeres con antecedentes de problemas cardiovasculares o enfermedades del corazón, no deben tomar pastillas anticonceptivas.

Estas complicaciones de salud son consideradas como uno de los posibles efectos de los anticonceptivos hormonales, por lo que el riesgo es potencialmente mayor si ya hay historial.

Recuerda que solo el médico puede recomendarte el mejor método anticonceptivo, que debe adaptarse a tu estado de salud, tus actividades y tus planes personales.

SIGUE LEYENDO: 5 cosas que nunca debes meterte a la vagina


publicidad

publicidad

publicidad