5 señales de un duelo no resuelto o complicado

Un duelo no resuelto o complicado puede causar sentimientos de ira, frustración y profunda tristeza, lo que impide disfrutar del presente

Perder a un ser querido es una de las experiencias que causan más angustia y, de hecho, puede desatar un periodo de dolor, aturdimiento, culpa e ira. Gradualmente esos sentimientos se alivian, pero hay casos en que duran demasiado y afectan la calidad de vida. Estas son las señales de un duelo no resuelto.

5 señales de un duelo no resuelto o complicado

De acuerdo con Mayo Clinic, cuando los sentimientos de pérdida son debilitantes y no mejoran con el paso del tiempo, se conoce como duelo complicado o trastorno por duelo complejo persistente.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

En estos casos, las emociones dolorosas duran tanto y son tan intensas que resulta difícil recuperarse de la pérdida y continuar con la propia vida.

Señales de un duelo emocional no resuelto

Todas las personas tienen su propia forma de afrontar la experiencia del duelo, además de que el orden y la duración de estas etapas pueden variar en cada caso. Generalmente, después de una pérdida, se puede experimentar lo siguiente:

-Permitirse sentir dolor por la pérdida

-Aceptar la realidad de la pérdida

-Adaptarse a una nueva realidad en la cual la persona fallecida ya no está

-Tener otras relaciones

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

No obstante, cuando no se superan estas etapas después de un año de la muerte de un ser querido, se puede atravesar por un duelo no resuelto o complicado. Estas son las señales que advierten que se padece:

1. Negación

Esto ocurre cuando no se acepta ni se comprende la pérdida. Hay una negativa a asumir lo sucedido, lo que provoca una especie de anestesia emocional en la que no se pueden expresar ni desahogar las emociones.

Cuesta trabajo llorar y abrirse emocionalmente con los seres queridos, pues resulta imposible hablar de la persona fallecida.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

TAMBIÉN LEE: Señales para saber que una persona sufre en silencio 

2. Hipersensibilidad

Cualquier imprevisto, cualquier pequeño problema se vive de manera exagerada, todo parece una gran montaña imposible de superar debido a que se acumulan tantos sentimientos no aceptados que no se pueden tomar decisiones ni reflexionar.

3. Molestias físicas

Un duelo no resuelto también puede manifestarse con síntomas físicos, como dolor muscular, cansancio, alteraciones digestivas, insomnio y cefaleas.

Es común acudir constantemente al médico por las molestias, pero sin permitirse aceptar que el origen está en el dolor emocional no resuelto.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

4. Falta de ilusión

Cuando se tiene una pérdida y no se afrontan las emociones, el futuro puede parecer poco esperanzador. Hay una falta de perspectivas y es común solo dejarse llevar, viviendo la cotidianidad sin sentido.

5. Desarrollo de trastornos

Con un duelo no resuelto se pueden desarrollar con facilidad trastornos como la depresión o incluso, la adicción al alcohol o a otras sustancias. También puede presentarse un trastorno de alimentación, pues hay una elevada vulnerabilidad psicológica.

Hay problemas para tener una buena relación con el entorno debido a que persiste la rabia, la falta de paciencia y las motivaciones debido a la pérdida. No se disfruta a la pareja, a las amistades ni a los hijos.

imagen-cuerpo

(Foto: Pixabay) 

Al detectar las señales de un duelo no resuelto es fundamental consultar con un médico o un profesional de la salud mental, especialmente si los sentimientos negativos duran al menos un año después de la pérdida y causan problemas para llevar una vida normal.

Recuerda que el duelo no resuelto puede derivar en complicaciones como la depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, alteraciones del sueño y mayor riesgo de contraer enfermedades cardiacas, cáncer o presión arterial alta.

SIGUE LEYENDO: 5 señales de estrés postraumático por una infidelidad o traición 

(Con información de La mente es maravillosa y Mayo Clinic)