Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 hábitos que dañan tus pulmones y quizá pasas por alto

¿Sabías que no limpiar bien tu casa puede dañar tus pulmones? Estas son 5 actividades que perjudican la salud y que mucha gente hace cotidianamente.

ADRIÁN AGUIRREJul 10, 2021 
Tiempo de lectura: 7 mins.
foto en portada: pixabay

Lo + leído

¿Qué tan bien cuidas tu salud pulmonar? No es ningún secreto que respirar es lo que nos mantiene vivos y podría sonar incluso obvio, pero existen ciertas actividades que dañan los pulmones y mucha gente hace por no saber o porque simplemente les da igual su salud.

Un estilo de vida saludable puede prevenir muchas enfermedades y por ello es importante que conozcas los hábitos que perjudican tu salud y que muchas veces se pasan por alto.

5 hábitos que dañan la salud pulmonar

De acuerdo con la American Lung Association, un adulto promedio respira de 15 a 20 veces por minuto, lo que equivale a más de 20 mil respiraciones cada 24 horas. De acuerdo con esta asociación, los pulmones son diferentes al resto de los órganos en nuestro cuerpo, ya que están conectados de manera directa al ambiente de fuera.

Ahí radica la importancia de la salud pulmonar, pues cualquier cosa que respiremos puede repercutir en nuestros pulmones.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos explica que cuando respiramos, nuestros pulmones toman el oxigeno del aire y lo dirigen al torrente sanguíneo. Agrega que nuestras células necesitan oxígeno para crecer y funcionar.

¿Qué pasaría por tu cabeza si un día te despiertas y te cuesta trabajo respirar? Seguramente te espantarías y preocuparías, por lo que es muy importante cuidar la salud pulmonar.

Estas son 5 actividades que dañan la salud pulmonar y quizá pasas por alto:

1: No tomar suficiente agua:

El Rush University Medical Center apunta que tomar agua es tan beneficioso para la  salud pulmonar como para el resto del cuerpo.

La especialista certificada en fisioterapia cardiovascular y pulmonar, Jennifer Ryan, menciona para este centro que tomar mucha agua durante el día ayuda a que las mucosas pulmonares se mantengan delgadas.

"El que este revestimiento sea más delgado ayuda a que los pulmones funcionen de mejor manera", indica Ryan

Si no tomas agua y te decantas por los refrescos, puedes engordar y la obesidad puede hacer que te cueste trabajo respirar. Recuerda que lo más recomendado es tomar agua simple.

2: No hacer suficiente ejercicio:

Este punto va relacionado con lo que te comentábamos arriba: si tomas refrescos, comes de más y no quemas las calorías ingeridas, puedes desarrollar obesidad y presentar complicaciones en tu salud pulmonar.

Bajo este contexto, el journal BMC indica que la obesidad interfiere de manera importante con la función respiratoria al reducir el volumen pulmonar, particularmente el volumen de reserva respiratoria y la capacidad residual funcional.

“Todos estos factores conducen a una sobrecarga inspiratoria, que incrementa el esfuerzo respiratorio, el gasto de energía respiratoria y el consumo de oxígeno”, se puede leer en este journal

Hacer ejercicio te mantiene en un peso adecuado y permite que respires de mejor manera. ¿Qué esperas para moverte?

3: No limpiar tu casa:

El Canadian Centre for Occupational Health and Safety detalla que al igual que en todo, el exceso de polvo es malo y si bien tu cuerpo te puede proteger, algunas partículas se le pueden escapar y cuando esto sucede, hay problemas…

“Las partículas de polvo y los macrófagos que contienen polvo se “juntan” en los tejidos pulmonares y provocan lesiones en los pulmones”, dice este centro

La British Society for Immunology define los macrófagos como células especializadas en la detección y destrucción de bacterias y organismos perjudiciales para nuestra salud.

Una limpiadita regular a tu casa no está de más y puede ayudarte a cuidar tu salud pulmonar.

4: Fumar:

Quizá una de las cosas más obvias, pero que la gente sigue haciendo a pesar de las advertencias por su incapacidad de abandonar el vicio.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que llevarte un cigarro prendido a la boca e inhalar el humo puede ocasionar enfermedades en los pulmones, pues dañan las vías respiratorias y los pequeños sacos de aire que están en los pulmones (los alvéolos).

“Las personas que fuman tienen de 12 a 13 veces más posibilidades de perder la vida por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que los que no fuman”, advierten los CDC

Si fumas y quieres abandonar la adicción, acércate con tu médico de confianza y coméntale la situación. Si no fumas, no empieces y aléjate de los que fuman, pues el humo que ellos expulsan también te puede hacer daño si lo inhalas.

5: Comer alimentos altos en grasa:

Seguramente te habrás dado cuenta de que una persona delgada que hace ejercicio respira con mayor facilidad que una persona con obesidad o sobrepeso.

Todo influye y la comida también. La American Lung Association señala que muchas personas se sorprenden al saber que lo que comen está relacionado con su salud pulmonar, pero que la alimentación también juega un papel importante en la facilidad para inhalar y exhalar.

“La combinación correcta de nutrientes en la dieta de las personas puede ayudarlas a respirar de mejor manera”, advierte esta asociación

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda