publicidad

5 cuidados básicos después de un legrado en la mujer
De Mujeres

5 cuidados básicos después de un legrado en la mujer

El legrado es un procedimiento sencillo, pero requiere de cinco cuidados básicos. Foto: Pixabay

Si te hicieron un legrado recientemente, es necesario que tengas algunos cuidados para una correcta recuperación sin complicaciones

  • SUSANA CARRASCO
  • 20/08/2020
  • 14:41 hrs.

Las mujeres en edad reproductiva pueden necesitar en algún momento un legrado, que consiste en la extracción de la capa que recubre el interior del útero o matriz, llamado endometrio. Existen muchas razones por las que se realiza este procedimiento y aunque es algo sencillo, es fundamental seguir los 5 cuidados básicos después de un legrado en la mujer para evitar complicaciones.

El legrado es una práctica empleada por los ginecólogos muy común y debido a que se hace un raspado en las paredes interiores del útero, se deben tomar algunas precauciones posteriores a la intervención.

(Foto: Freepik)

Toma nota y conoce exactamente en qué consiste este procedimiento, cómo se hace y para qué, pero especialmente, los cuidados que debes seguir después de que te la realizan.

Cuidados después de un legrado

Realizar un legrado en la mujer suele ser necesario cuando se sufre un aborto espontaneo o inducido, cuando hay sagrado vaginal abundante o cuando se requieren hacer pruebas del tejido endometrial debido a la sospecha de enfermedades ginecológicas como el cáncer uterino o los miomas.

TAMBIÉN LEE: 5 diferencias entre brasier y bralette que toma mujer debe conocer

El portal Redacción Médica indica que es algo sencillo, consiste en el raspado y desprendimiento del endometrio con ayuda de una pequeña cuchilla y luego, un aspirador que succiona el tejido que se desprendió. Puede hacerse con anestesia local o general y aunque en la mayoría de los casos no se presentan complicaciones, es importante seguir algunos cuidados para prevenir efectos tales como las infecciones.

Es normal que durante las 24 horas posteriores al legrado haya un poco de cólicos o dolor en la espalda, pero se puede aliviar con analgésicos de venta libre. También podría presentarse un ligero sangrado vaginal al menos durante dos semanas y no debe causar mucha preocupación. Sin embargo, los expertos recomiendan tener los siguientes cuidados después de un legrado, de acuerdo con Webconsultas:

1. No tener relaciones sexuales con penetración durante 10-14 días y usar anticonceptivos los siguientes dos meses.

2. Evitar los tampones durante la regla.

3. No hacer duchas vaginales ni usar productos agresivos en la zona íntima, como geles, jabones fuertes o perfumes.

4. Evitar el ejercicio físico intenso. Se debe guardar reposo al menos 24 horas después. 

5. Acudir al médico de inmediato ante la presencia de síntomas como fiebre, cólicos intensos, flujo vaginal con mal olor, sangrado abundante con coágulos o hemorragia y mareos.

Recuperación de un legrado

Si sigues todos los cuidados y guardas el reposo necesario, es posible que en pocos días ya te sientas perfectamente bien para retomar tus actividades de manera normal. Es probable que notes que tu siguiente menstruación tras el legrado sea algo más dolorosa y un poco más abundante de lo normal, con pequeños coágulos. No te asustes, es normal siempre y cuando no sea algo intenso como lo que mencionamos anteriormente. También podría retrasarse unos cuantos días tu regla.

Para casos simples, el legrado no debería tardar más de un día en mostrar recuperación, siempre y cuando se guarde reposo las 24 horas posteriores, se cuiden las medidas de higiene y se tenga una correcta hidratación.

Recuerda que la recuperación dependerá del tipo de legrado que te hayan realizado y las circunstancias de tu cuerpo, así que ante cualquier duda acude con tu ginecólogo. Si quieres tener un embarazo, recuerda que debes seguir todos los cuidados después del legrado y esperar al menos dos meses para intentarlo, excepto si se presentan complicaciones como hemorragias, fiebre o cólicos intensos.

SIGUE LEYENDO: Papilomatosis, infección vaginal que se confunde con verrugas


publicidad

publicidad

publicidad