publicidad

5 cosas que nunca debes meterte a la vagina
De Mujeres

5 cosas que nunca debes meterte a la vagina

Meterse cosas en la vagina que no están destinadas para eso, aunque sean naturales, puede causar una emergencia médica

  • SUSANA CARRASCO
  • 06/01/2020
  • 19:03 hrs.

Meterte cosas en la vagina que no están destinadas para eso es una pésima idea, pues esta parte de tu cuerpo es sumamente sensible y podrías lastimarla fácilmente. Algunas tendencias como la de meterse un ajo en la vagina nos han hecho creer que no pasa nada, sin embargo, los expertos en salud opinan lo contrario.

A veces nos ponemos cosas “naturales” en la zona íntima pensando que nos ayudarán a mantener la zona más limpia y sana pero en realidad, estamos creando un problema serio. Checa cuáles son las cosas que nunca deberías meterte en la vagina.

Cosas que no debes meterte en la vagina

Lo primero que hay que aclarar es que la lo que muchos pensamos que es la vagina, en realidad es la vulva. La vulva es la parte externa y visible de los genitales, que incluye los labios, el clítoris, el orificio vaginal y el orificio uretral, mientras que la vagina es la parte interna, un tubo flexible que conecta la vulva con el cérvix y el útero.

Algunas mujeres pueden obsesionarse con la limpieza tanto de la vulva como de la vagina, a tal grado que optan por meterse cosas y productos por el orificio vaginal y sus alrededores, causando un severo daño.

Por ello, a continuación te decimos las 5 cosas que nunca deberías meterte en la vagina y la vulva:

1. Aceites

Seguro que te preocupa tu olor vaginal, pero en realidad no es necesario aplicarle algo especial para mejorar su aroma. Hay quienes recomiendan colocar un tampón con aceite de oliva para limpiar la zona y eliminar los olores, pero en realidad, los aceites dañan la delicada flora vaginal que te protege de infecciones.

La vagina siempre tiene un olor característico y es completamente normal, pues aunque no lo parezca, la vagina tiene la maravillosa cualidad de limpiarse sola. Solo si notas un mal olor intenso, debes acudir al ginecólogo.

2. Desodorantes

Algunas marcas ofrecen desodorantes en spray para la vagina y la vulva, prometiendo que la harán oler como una vela aromático, pero esos productos hacen más daño que bien.

Las fragancias y aromas que contienen son demasiado fuertes para tu zona íntima y están asociados con irritación, infecciones e incomodidad en la vagina y vulva.

TAMBIÉN LEE: Lo que debes saber antes de tu primer Papanicolau 

3. Jabones

Lavar la zona íntima no requiere de jabones con aromas, basta con un poco de agua tibia y jabón neutro, aunque lo ideal es que uses productos específicos para la zona vaginal, pues no contienen jabones.

Nunca intentes lavar la vagina con jabones ni con agua muy caliente, pues dañas gravemente la flora vaginal y te expones a más infecciones.

4. Duchas vaginales

Seguro que has leído que las duchas vaginales con vinagre o bicarbonato son efectivas para eliminar infecciones y mantener la zona limpia, pero es una total mentira.

La ginecóloga Sandra Ortega Wilkes, del Hospital Vithas Rey Don Jaime (Castellón), usar duchas vaginales solo elimina la flora vaginal natural que es el conjunto de bacterias “buenas” que viven en nuestro cuerpo y ayudan a mantener el pH balanceado de la vagina, protegiendo de infecciones y sus consecuencias.

“Al contrario de lo que piensan las mujeres que utilizan a diario duchas vaginales con intensión de limpiar la vagina para eliminar el riesgo de infecciones, su uso aumenta el riesgo de padecerlas”, advierte la experta.

5. Comida

Esto incluye los ajos en la vagina, así como los pepinos y los plátanos para la masturbación. Aunque parece algo inofensivo y hasta divertido, solo te expones a un problema grave, porque estos alimentos pueden tener bacterias y hongos peligrosos que infesten tu zona íntima y te causen infecciones, además de que podrían quedarse atrapados ahí.

La realidad es que no hace falta limpiar la vagina con ningún producto o remedio natural, según Planned Parenthood, la mejor forma de mantener la zona íntima limpia es lavar solo las partes exteriores con agua y jabón neutro, pero nunca debes introducir en la vagina jabones ni otros limpiadores.

No necesitas lavar el interior de la vagina, ¡se limpia sola!

De acuerdo a Mayo Clinic, las señales de un problema en tu zona íntima son: cambios como un color, olor o cantidad diferente de flujo vaginal, enrojecimiento, picazón, sangrados entre periodos, dolor durante las relaciones sexuales o un bulto en la entrada de la vagina.

Si los notas, acude al ginecólogo lo más pronto posible, ya que solo un especialista puede hacerte la mejor recomendación.

SIGUE LEYENDO: Síndrome de la vagina muerta, ¿qué lo causa? 

(Con información de Eme de mujer) 


publicidad

publicidad

publicidad