publicidad

5 cosas que jamás deberías ocultarle a tu ginecólogo
De Mujeres

5 cosas que jamás deberías ocultarle a tu ginecólogo

Hay información que, por salud, nunca deberías ocultarle al ginecólogo. Foto: FLICKR

Ocultarle información al ginecólogo es uno de los peores errores que puedes cometer, pues atrasas la detección de problemas sexuales importantes

  • SUSANA CARRASCO
  • 19/10/2020
  • 13:35 hrs.

Aunque acudir a un chequeo ginecológico es fundamental desde antes de la primera relación sexual, aunque pocas mujeres lo hacen, generalmente por vergüenza, miedo o desconocimiento. Pero eso no es todo, algunas acuden pero no son completamente honestas y ocultan información importante para diagnosticar problemas. Estas son las 5 cosas que jamás deberías ocultarle a tu ginecólogo.

(Foto: tomada de la web)

Mentirle al ginecólogo no es necesario, pues el experto no está interesado en aspectos íntimos ni en cómo vives tu vida sexual, solo en tu salud.

Por ello, es importante que seas completamente honesta cuando te haga algunas preguntas, pues de eso dependerá el tipo de exploración que crea necesario hacer para detectar cualquier anomalía y darle tratamiento cuanto antes.

Cosas que no debes ocultarle al ginecólogo

La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) aconseja realizar la primera visita al ginecólogo en la adolescencia, preferentemente antes de la primera relación sexual, aunque esto pocas veces se cumple debido al estigma que existe alrededor de esta revisión médica.

(Foto: tomada de la web)

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo quitarse la copa menstrual sin manchar ni sufrir dolor? 

Acudir cada año no es suficiente para prevenir complicaciones, también es fundamental hablar con la verdad acerca de la vida sexual y las prácticas que se suelen realizar, solo así se garantiza un adecuado diagnóstico. Por ello, jamás deberías ocultarle a tu ginecólogo lo siguiente:

1. Número de parejas sexuales y prácticas

Al médico no le interesan de manera personal, pero le ayudan a decidir qué exploraciones y técnicas son las más adecuadas, especialmente cuando se trata de detectar algunas infecciones que pueden llegar a ser silenciosas, como el Virus del Papiloma Humano (VPH) y un puñado más de enfermedades sexuales que se desarrollan por prácticas sexuales con distintas personas y sin protección o condón.

(Foto: Freepik) 

Un estudio publicado en el Journal of Medical Virology y retomado por El País, señala que hasta 28% de mujeres de entre 18 y 25 años está infectada con VPH y no saberlo, lo que las pone en grave peligro de desarrollar distintos tipos de cáncer como el cervicouterino. Por ello, es fundamental hablar con honestidad el ginecólogo.

2. Disfunciones sexuales y molestias

Si durante las relaciones sexuales tienes problemas para lubricar, el sexo es doloroso o simplemente sientes menos deseo sexual, no dudes en consultarlo con el especialista, pues podría indicar problemas del suelo pélvico o desequilibrios hormonales que tienen solución, así que no te guardes, recuerda que el experto no va a juzgarte, solo quiere lo mejor para tu salud y bienestar.

(Foto: tomada de la web)

3. Abortos

Un gran número de mujeres, especialmente adolescentes, ocultan que han pasado por un aborto y en muchos casos, acuden a lugares poco recomendables para realizarlo, lo que más tarde genera complicaciones como hemorragias abundantes que ponen en peligro su vida. Así que lo mejor siempre es acudir con un especialista para no sufrir problemas graves y de ser posible, hablarlo desde antes con el ginecólogo para que recomiende las mejores técnicas para interrumpir el embarazo sin poner en riesgo la vida de la mujer.

4. Molestias al orinar

No sientas vergüenza de hablarle al ginecólogo de este tipo de molestias, ya que en mucho casos, son la primer señal de una infección urinaria como la cistitis que si no se atiende oportunamente, podría causar problemas en los riñones.

(Foto: tomada de la web)

En algunos casos y de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., también podría indicar otros problemas como cambios en el tejido vaginal por la menopausia (atrofia vaginal), infección por herpes, irritación del tejido por lociones o jabones fuertes, candidiasis y otras infecciones vaginales.

5. Incontinencia urinaria

Puede ser vergonzoso hablar con otras personas acerca de la incontinencia urinaria o los escapes de orina accidentales, no obstante, es fundamental que el ginecólogo lo sepa, pues es un problema bastante común en mujeres de edad madura (de entre 65 y 74 años). 

(Foto: tomada de la web)

Según Montserrat Espuña-Pons, jefe de la Unidad de Suelo Pélvico del Hospital Clínico de Barcelona, señala que muchas mujeres no le dan importancia porque es un tema tabú, pero el especialista debe conocer que se presenta este problema, pues se suele controlar bien cuando se atiende en etapas tempranas, con recomendaciones básicas como la ingesta de líquidos y los ejercicios del suelo pélvico.

Si el problema avanza, la única solución es la cirugía u otro tipo de tratamientos más complejos, por lo que nunca se debe ocultar al ginecólogo que se padece.

(Foto: tomada de la web)

Ahora que ya conoces lo que nunca deberías ocultarle a tu ginecólogo, acude al menos una vez al año, aunque no tengas molestias, pues es la única forma de prevenir complicaciones graves en la salud sexual.

TAMBIÉN LEE: ¿Qué efectos tiene en la salud íntima usar pantiprotectores diarios? 

(Con información de El País, Medline Plus y Glamour) 


publicidad

publicidad

publicidad