publicidad

3 tipos de soledad que existen y cómo combatirlos
Emociones

3 tipos de soledad que existen y cómo combatirlos

Los psicólogos señalan que existen varios tipos de soledad. Foto: Pxfuel

Todos nos hemos sentido solos alguna vez y los expertos indican que es posible experimentar al menos tres tipos de soledad en la vida

  • SUSANA CARRASCO
  • 06/07/2020
  • 12:36 hrs.

Sentir soledad es uno de los sentimientos más devastadores que existen, pues surge cuando tenemos necesidad de afecto o compañía, así como de sentir que pertenecemos a algo. Pero expertos en psicología señalan que existen al menos 3 tipos de soledad y cada uno se debe combatir de forma distinta.

Con el tiempo, la soledad puede generar una falta de autoestima o inseguridad, que nos lleva a pensar que nadie nos comprende y que no tenemos a alguien con quien hablar o compartir algo importante.

Las nuevas tecnologías lejos de ayudar a paliar los sentimientos de soledad los empeoran, pues diversas encuestas y estudios señalan que las personas que hacen más uso de las redes sociales son también quienes sufren de una profunda sensación de aislamiento social o soledad. Esto confirma que solo el contacto físico nos ayuda a estar bien y que nunca podrá sustituirse por una pantalla.

Tipos de soledad

La soledad no significa necesariamente estar solos, pues en algunas ocasiones podemos estar rodeados de gente y aún así sentir que nadie nos comprende, mientras que también es posible no tener compañía, pero sentir placer por estar un momento con nosotros mismos. Por ello, es fundamental comprender que hay varios tipos de soledad, de acuerdo a un artículo de la psicóloga Suzanne Degges-White, publicado en Psychology Today y retomado por El Confidencial:

1. Soledad existencial 

Este tipo de soledad alude a la experiencia íntima e individual de cada persona y, de hecho, podríamos decir que sentirla puede ser bueno para el alma. Según la experta, no produce sentimientos negativos, porque se basa en la idea de que, así como llegamos solos al mundo, solos nos iremos de él.

Podemos sacar provecho al sentirlo y reconocerlo, pues nos ayuda a vivir el momento, a sumergirnos en el presente, lo que sin duda favorece que cada uno reconozca que al final, estamos en un mar de personas que luchan contra las mismas preocupaciones que nosotros y que generalmente, salen adelante.

TAMBIÉN LEE: Razones por las que armar un rompecabezas es muy positivo

2. Soledad emocional

Este tipo de soledad puede ser la más común, pues aparece cuando hay una falta de redes sociales o apego con otras personas. Suele experimentarse cuando hay una necesidad de que alguien nos brinde apoyo y nos escuche, pero al buscar, no hay nadie. También puede manifestarse intensamente cuando se sufre una perdida o un duelo con una persona que era importante, como una ruptura amorosa o la muerte de un ser querido.

¿Cómo combatirlo? No se soluciona de la noche a la mañana pero es posible incrementar la posibilidades si existe la disposición de abrirse a los demás y fortalecer los lazos con alguien, así que no esperes a que la otra persona de el primer paso, haz un esfuerzo por llegar a las personas y mostrar un espíritu de cercanía. Aunque es importante que tampoco caigas en el otro extremo y te vuelvas insoportable para los demás, no sobrecargues a otros de lo que sientes o piensas.

3. Soledad social 

La soledad social surge cuando nos sentimos excluidos de un grupo social más grande, por ejemplo, cuando un grupo de amigos se divide porque tienen intereses distintos y acaban distanciándose. Puede ser muy dolorosa y la mejor forma de combatirla es reiniciando relaciones con otros, en otros ambientes o con otros círculos de personas.

Para los humanos, la necesidad de integrarnos en un grupo es muy importante, por lo que se deben hacer esfuerzos por socializar con varias personas.

Consecuencias de la soledad en la salud 

Expertos advierten que la soledad no solo nos afecta emocionalmente, también físicamente y un artículo publicado en la BBC, indica que sentirse solo de manera frecuente está asociado a un aumento de casi un tercio en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, como problemas del corazón y derrames cerebrales.

Otro estudio de la Universidad de Chicago concluyó que la gente que sufre de soledad tiene más probabilidades de tener una presión sanguínea más alta en el futuro y ello está directamente asociado a un mayor riesgo de derrame, ataque al corazón, problemas de riñón y demencia. Por su parte, otro estudio publicado enAssociation for Psychological Science demostró que el aislamiento social y la soledad aumentan hasta en un 30% el riesgo de muerte prematura.

Nadie está salvo de la soledad, todos la hemos sentido alguna vez, ya sea de manera transitoria o de forma persistente que se niega a desaparecer y aunque a nadie le gusta estar solo mucho tiempo, lo cierto es que no debes huir de este sentimiento, porque al final, eres la única persona con la que vas a pasar el resto de tu vida, así que es necesario desarrollar cierta capacidad para estar solo y sentirte bien de vez en cuando estando contigo mismo.

SIGUE LEYENDO: Los empleos donde hay mayor riesgo de desarrollar depresión


publicidad

publicidad

publicidad